Neil Young sigue soñando con el cromo

lunes 12 noviembre 2007

Aprovechando que hoy es su cumpleaños y que ya hace más de 2 semanas que ha salido el nuevo disco de Neil Young, con el nombre que lleva esta página sería imperdonable no mencionarlo. El título es “Chrome Dreams II”. A la espera de una reseña más completa me animo a comentar pequeños detalles.
En 1976 un disco que iba a ser editado con el título de “Chrome Dreams” no llegaría a hacerlo (parece ser que Carole King después de escuchar las canciones le había comentado que más que un Lp parecía una maqueta, prefiriendo, antes que perfeccionarlas dedicarse al nuevo material que seguía componiendo). Con el paso del tiempo iría convirtiéndose en leyenda, acrecentándose su valor tras la noticia de la desaparición de todo el material en 1978, como consecuencia de un incendio de la casa que Neil Young tenía en Malibú. Si bien las canciones irían apareciendo en discos posteriores, en 1992 saldría como disco pirata en Alemania, asegurando que eran las grabaciones del disco desaparecido. Pues bien, aunque la nueva obra lleva el mismo título, no se trata de nuevas versiones del original, contiene 7 canciones nuevas y 3 ya interpretadas en sus conciertos. El único punto de unión que yo logro encontrar entre los 2 trabajos es el título y el hecho de que de nuevo mezcla, como solía hacerlo en los discos de los ’70, temas acústicos y temas eléctricos, entregándonos un trabajo que podemos colocarlo entre lo mejor de Neil Young, no sólo de su última época, sino de toda su amplia discografía. Reúne en 10 temas un repertorio que gustará a cualquiera que haya disfrutado con sus clásicos. Es como un perfecto compendio de lo mejor que el artista sabe hacer. Aquí encontramos al Neil Young adulto pero incombustible, con más ganas de hacer cosas que nunca; al Neil Young calmado y espiritual junto al reivindicativo e impulsivo, metiendo el ruido y energía necesarios cuando el momento lo necesita; al Neil Young de canciones cortas y sublimes junto al de canciones largas y gloriosas. Después de este disco no quedan dudas de que su nombre no es casual: Young posee el elixir de la eterna juventud.
Como apreciación personal (seguramente equivocada) quizá uno de los motivos del título venga por el hecho de que actualmente está muy involucrado en la lucha contra la contaminación ambiental. Él, que siempre ha estado muy relacionado con los coches, últimamente ha decidido cambiar el motor de un antiguo Lincoln por un motor eléctrico como medida eficaz para esa lucha. “Sueños de cromo” vuelve a tener sentido al ver las fotos del disco y los cuatro vídeos con temas del nuevo trabajo (“Spirit Road”, “Dirty Old Man”, “The Way” y “The Believer”) en su espacio youtube, con imágenes como fondo de las canciones de la colección de sus coches oxidados.
Aquí podeis ver el vídeo de la canción “Ordinary People” interpretada en directo en 1988 y que forma parte fundamental del nuevo disco.
Aquí podeis ver la letra original y traducida de “Ordinary People”

Facebook Twitter




Publicado por jose / Archivado en:Weblog

Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress