Maestro de Marionetas

jueves 23 febrero 2017

Fin del juego apasionado, cayendo a pedazos,
soy tu fuente de auto-destrucción.
Venas que bombean con miedo,
chupando la claridad más oscura,
dirigiendo la construcción de tu muerte.

Saboréame y verás
que necesitas más.
Estás entregado a
cómo te estoy matando.
Ven arrastrándote más rápido,
obedece a tu Maestro
Tu vida arde más rápido,
obedece a tu Maestro, Maestro.

Maestro de las marionetas, estoy tirando de tus cuerdas,
retorciendo tu mente y aplastando tus sueños.
Cegado por mí, no puedes ver una sola cosa.
Solo dí mi nombre, porque te escucharé gritar,
Maestro, Maestro.
Sólo di mi nombre, porque te escucharé gritar,
Maestro, Maestro

Teje el camino,
nunca traiciones la vida de la muerte que clarea.
Monopolio del dolor,
la miseria ritual de relamer tu desayuno sobre un espejo.

Saboréame y verás
que necesitas más.
Estás entregado a
cómo te estoy matando.
Ven arrastrándote más rápido,
obedece a tu Maestro.
Tu vida arde más rápido,
obedece a tu Maestro, Maestro.

Maestro de las marionetas estoy tirando de tus cuerdas,
retorciendo tu mente y aplastando tus sueños.
Cegado por mí, no puedes ver una sola cosa.
Solo dí mi nombre, porque te escucharé gritar,
Maestro, Maestro.
Sólo di mi nombre, porque te escucharé gritar,
Maestro, Maestro

Maestro, Maestro,
¿Dónde están los sueños que he estado persiguiendo?
Maestro, Maestro, solo prometiste mentiras.
Carcajadas, carcajadas,
todo lo que veo y oigo son carcajadas.
Carcajadas, carcajadas,
riéndose de mi llanto.

El infierno vale la pena,
habitat natural, solo un poema sin razón alguna.
Laberinto sin fin,
naufraga en sesión numerada,
ahora tu vida está fuera de temporada.

Saboréame y verás
que necesitas más.
Estás entregado a
cómo te estoy matando.
Ven arrastrandote más rápido,
obedece a tu Maestro.
Tu vida arde más rápido,
obedece a tu Maestro, Maestro.

Maestro de las Marionetas estoy tirando de tus cuerdas,
retorciendo tu mente y aplastando tus sueños,
Cegado por mí, no puedes ver una sola cosa.
Solo di mi nombre, porque te escucharé gritar,
Maestro, Maestro.
Sólo di mi nombre, porque te escucharé gritar,
Maestro, Maestro

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Letras

Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress