Rick Wright, “La Gran Actuación En El Cielo”

miércoles 13 abril 2016

Richard William Wright, más conocido como Rick Wright, teclista y cantante del grupo Pink Floyd, falleció anteayer, 15 de septiembre de 2008, “después de una corta lucha contra el cancer”, según una breve nota de su portavoz para informar a los medios. Aunque siempre estuvo en un segundo plano fue miembro fundamental del grupo Pink Floyd desde sus orígenes. Junto a Roger Waters y Nick Mason, a los que conoció en la Universidad como estudiantes de arquitectura, fueron los tres integrantes que se mantuvieron unidos tras las diferentes transformaciones, desde la primera banda que formaron en 1964 de rythm and blues llamada Sigma 6 y sus diversos cambios de nombre, miembros e instrumentos, hasta la incorporación en 1965 de Syd Barret y Bob Klose en el nuevo proyecto Tea Set, nombre que cambiaron al coincidir en un concierto con otra banda llamada igual, sugiriendo Barret el de The Pink Floyd Sound, más tarde The Pink Floyd y finalmente Pink Floyd.
Entre las aportaciones más importantes de Wright están las atmósferas y sonidos de órgano Hammond y sintetizadores tan característicos del grupo, además de la participación en la voz y en la composición de las canciones en todos los discos fundamentales, canciones firmadas bien en colaboración, bien en solitario (las más recordadas suelen ser las del álbum “Dark Side Of The Moon” por su trascencencia, “The Great Gig in the Sky” -Wright-, “Us and Them” -Waters/Wright- y “Breathe” -Gilmour/Waters/Wright-, así como el “Shine On You Crazy Diamond” -Gilmour/Waters/Wright- del disco “Wish You Were Here”), hasta la edición del disco “Animals” en 1977 donde el protagonismo de Roger Waters y en menor medida David Gilmour acapararon todas las composiciones. Problemas irreconciliables con Roger Waters acabaron con la salida de Rick Wright de la banda (aunque siguió como músico de sesión), hasta que marchó Waters y volvió a integrarse paulatinamente con los demás miembros. Si bien en los últimos años, tras coincidir con Waters en el concierto “Live 8” en 2005, volvieron a reconciliarse.
En solitario grabó tres discos, el primero cuando todavía estaba con el grupo (los problemas ya bullían en el ambiente), en 1978, el titulado “Wet Dream”, del que nunca se sintió orgulloso por considerarlo amateur y con una producción pobre, aunque al final le cogería cariño (personalmente me parece un buen disco, pop-sinfónico con acercamientos ocasionales al jazz, sencillo e íntimo y con melodías muy agradables). En 1984 editó un trabajo electrónico alejado de todo lo anterior, “Identity”, junto con Dave Harris con quien formó el grupo para la ocasión bajo el nombre de Zee (en palabras de Wright: “un error experimental”). Y en 1996 el considerado por sus fans como el álbum más logrado de los componentes de Pink Floyd en solitario, “Broken China”, recuperando el modo de disco conceptual, en esta ocasión tomando como temática la depresión y la lucha por superarla, dedicado a la que poco después sería su tercera mujer, Millie (contó con la colaboración de Sinead O’Connor en dos canciones destacadas, “Reaching for the Rail” y “Breakthrough”).
Sirva este breve recuerdo como homenaje a un artista que aunque le toco vivir el éxito más entre sombras fue uno de los pilares fundamentales sobre los que el sonido de Pink Floyd se erigió.

Facebook Twitter

Etiquetas: , , , ,


Publicado por jose / Archivado en:Revisiones

Comentarios

  1. Publicado por Ezequiel @ 17 Sep 2008 1:15  

    Vamos Pink Floyd…Richard Wright y sid barret viven por siempre.

  2. Publicado por Luis @ 17 Sep 2008 11:04  

    Una autentica lastima, con este fallecimiento se cierran definitivamente las puertas a una reunión de la formación “clasica” de los Floyd. Una noticia muy triste.

  3. Publicado por jose @ 17 Sep 2008 12:01  

    Acabo de leer en “efe eme” el interesante comentario con el que David Gilmour en su página recuerda a su compañero:
    “Era discreto, modesto y reservado pero su voz llena de sentimiento y su manera de tocar fueron vitales y mágicos, elementos de nuestro más reconocido sonido Pink Floyd. Nunca he tocado con nadie como él. La mezcla de su voz y la mía y nuestra telepatía musical alcanzaron su primer mayor logro en 1971 en ‘Echoes’. En mi opinión todos los grandes momentos de Pink Floyd son en los que él fluye completamente. Después de todo, sin ‘Us and them’ y ‘The great gig in the sky’, ambas escritas por él, ¿qué hubiera sido The dark side of the Moon? Sin su toque suave el álbum Wish you were here no hubiera funcionado…”

  4. Publicado por Eclipse @ 17 Sep 2008 16:08  

    Rick Wright siempre tendrá su sitio dentro de la historia del rock. Si os digo la verdad… aún me cuesta creer que esté muerto… precisamente porque su música sigue viva y me acompañará el resto de mis días. Como dice Luis, es una noticia muy triste, y para animarme recuerdo la foto del Live 8, de los cuatro Floyds juntos (con Syd Barrett en la sombra). Sin duda un momento memorable y que, ahora sí puede decirse, puso fin a la trayectoria de Pink Floyd como banda en los escenarios.

    Un saludo a todos.


Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress