Entrevista Bandini

Lunes 9 julio 2007

Bandini por fin tienen su esperadisimo primer album en la calle, un álbum llamado “The Sunny Album” que sintetiza a la perfección lo que Bandini llevan años demostrando encima de los escenarios, que son una de las mejores bandas de rock del panorama nacional. Ante tan importante momento no podíamos dejar pasar la oportunidad de hablar con Richard Ruiz y Jose Guinea, únicos miembros originales de la banda que amablemente accedieron a responder a nuestras preguntas. Este es el resultado.

Richard Ruiz-Ricardo Ruiz, haciendo un poco de historia, como valoras hoy tu paso por Dirty Pond y Kaplan, o más recientemente por Orlando?

Por un lado, te refieres a las dos primeras bandas de las que formé parte, junto a mis hermanos, hace ya tiempo. Imagínate lo que me aportó estar con estas personas haciendo lo que más me gusta, aprendiendo, tocando buenas canciones, pisando unos estudios musicales por vez primera (los de Carlos Torero para el disco de Kaplan, por cierto), así como diferentes escenarios dentro y fuera de Madrid. Todo ello tuvo un gran valor para todos los que participamos, siendo una experiencia irrepetible.

Por otro, la experiencia con Orlando me llevó a aprender de músicos veteranos y de amplio vagaje, familiarizarme con el excelente equipo con el que tocan, viajar a sitios de España donde nunca había estado antes y en definitiva a participar de su visión y experiencia musicales. En la música todo es aprender, como te digo. De hecho Jaime y yo tocamos con Inhabitants, que tienen una perspectiva musical afín a Bandini pero a la vez muy diferente en cuanto a discurso.

-Según información colgada en internet, formas Bandini junto con el batería José Guinea (los dos únicos miembros invariables) en 2003, tras una estancia de 4 meses en Noruega (donde actúas en solitario primero y luego formas la banda Rubbermen Band). ¿Qué importancia le concedes a ese viaje?

Seguramente más de la que debería concederle, me pilló en una época en la que sólo quería irme lo más lejos posible, y acabé en un pueblo en el círculo polar, muchas experiencias en muy poco tiempo. Cuando regresé a España no tenía ninguna motivación, en esta época escribí canciones como depression o su contrapunto missing que han acabado formando parte del disco.

-El nombre de la banda deduzco que procede de vuestra afinidad por el guionista y escritor John Fante ¿Lo pusisteis pensando en el padre, Svevo Bandini, o en su hijo Arturo Bandini? ¿En que medida os identificáis con él/ellos o con la narrativa de John Fante o Charles Bukowski?

Normalmente suele ser un verdadero quebradero de cabeza para cualquier grupo dar con un nombre adecuado. Un nombre que suene bien. Que tenga algún significado no es imprescindible si consigues lo primero, en el sentido de que suene acorde con lo que haces musicalmente. Con esto no me refiero a que haya que buscar una conexión lógica entre la forma y el contenido. Las palabras, además de un significado, tienen un sonido. Cuando pusimos sobre la mesa la posibilidad de emplear ese nombre no hubo dudas. Sonaba bien, ya me entiendes. Tampoco existió la necesidad de explicar esto o aquello sobre de dónde procede. Es un nombre agradable, fácil de recordar.

Además de eso, se da la circunstancia de que a más de uno en el grupo nos gusta cómo escribe Fante, lo cual lo torna todo más natural.

-Siguiendo con la información encontrada en internet, llegasteis a ser 5 componentes en 2005, al año siguiente se habían ido Manuel Cabezalí, Charli Bautista (ambos en Habalina Blue actualmente) y Fernando Gutiérrez, quedando la formación compuesta por 4 miembros con la incorporación de Jaime Olmedo (Plan 9) y Carlos Seoane (Inhabitants). En la página actual de My Space sólo estáis 3, desapareciendo Carlos Seoane. ¿Han sido todos estos cambios por problemas de relación, o por circunstancias personales? ¿Creéis que por fin tenéis una banda estable, o no os preocupa este tema?

Cada cosa lleva su tiempo. Actualmente estamos en camino de conseguir una solidez de la que esperamos obtener buenos resultados a medio plazo. Los cimientos ya están puestos y estamos contentos con ello. Lo más normal cuando tocas en grupos es que estos tengan numerosos cambios de formación a lo largo de su existencia, es casi una cuestión biológica. Que se den las circunstancias apropiadas para que cuatro o cinco personas encajen lo más perfectamente posible en un proyecto común no es sencillo, tenemos la suerte de que nuestro grupo lo esté consiguiendo.

Todas las personas que has mencionado aportaron su punto de vista y estilo musical y de ello aprendimos mucho todos. Llega siempre un momento en el que hay que tomar decisiones y encaminar esfuerzos en una u otra dirección y de ahí los cambios de músicos. A ellos les ha ocurrido lo mismo en sus propios proyectos, no resulta fácil.

Además de estos músicos mencionados, me gustaría recordar también a nuestro primer bajista, José Luis Trillo, que nos dio ese primer margen de confianza imprescindible, así como a Mani, sus sutituto, también contrabajista. Los compromisos laborales en el primer caso y las diferencias de estilo en el segundo fueron los motivos de sus respectivas salidas del combo. Por último, mencionar también a Paco Cano, que fue un guitarrista que tocó un tiempo con nosotros, procedente de la misma cantera que Jaime Olmedo (Plan 9) y que actualmente forma parte de Raíces y Puntas.

Jose Guinea-Aunque Ricardo Ruiz es el compositor de la gran mayoría de los temas ¿Cómo suele funcionar el grupo a la hora de montar la composición original, hay alguien que decida claramente el sonido y arreglos de las canciones, o sois más partidarios de que cada uno aporte sus ideas y luego se analicen?

Jose Guinea: Habitualmente Richard lleva al local las canciones prácticamente acabadas y el grupo las arregla. Dependiendo de cuál sea la canción, puede haber una transformación más o menos grande, pero sólo en lo tocante a los arreglos. Ello implica asuntos tales como la velocidad, los matices, las dinámicas, las texturas, etc… El modo en cómo el piano acompaña, dónde introducir un break o no hacerlo, las partes adjudicadas a los solistas y la elección de su carácter, si hay coros y cómo serán, etc… A veces la canción al desnudo ya lo dice todo y el arreglo cae por si sólo como fruta madura. Otras se torna lo más complicado que te puedas imaginar y no siempre damos con la solución, por cierto. Es lo que en definitiva acaba conformando lo que llamamos estilo y que define finalmente a una banda a lo largo del tiempo. Decimos que una banda es buena cuando la consonancia entre quien crea las canciones y los que las desarrollan es óptima. Tocamos juntos porque entendemos la música de una manera afín.

-¿Qué tal la experiencia en el proyecto demo 2006 como semifinalistas y luego como segundos del concurso?

Es el tipo de situación que no permite que la música fluya como le es natural. Los concursos musicales sólo pueden ser vistos de una forma, que es como un medio para que te vea y escuche gente que de otro modo no sabría de tu existencia. Es una cuestión pragmática. Es muy natural sentirse un marciano en una situación así, porque no es agradable competir como músico. De gustarnos ese tipo de sensaciones habríamos elegido otro tipo de actividad en la vida. Pero ahí estuvo. Cumplió su papel y todo lo que nos vino por ese lado fue positivo.

-¿Cuáles han sido los mayores inconvenientes que os habéis encontrado para conseguir grabar el primer disco?

Dos cosas: inexperiencia y bajo presupuesto. Carlos Torero estuvo en el momento y el lugar adecuados.

-¿Habéis quedado contentos a nivel de producción? Personalmente en las primeras escuchas (a medida que repetía las audiciones esa sensación iba disminuyendo) la voz la notaba en ocasiones como si estuviera colocada en un plano diferente al de la música, como ‘exageradamente’ cercana ¿ha sido esto intencionado?. En cambio los sonidos de sintetizador me parecen muy especiales y mágicos ¿Con qué habéis quedado más y menos satisfechos?

Todo lo que escuchas es intencionado. Ello no quiere decir que si nos hubieran dado un mes más de estudio la cosa no hubiese sido diferente. Hemos tratado de sacar lo mejor de lo que había. Me remito a la respuesta anterior. Nos gusta la situación de la voz en el conjunto. No se nos había ocurrido pensar en eso. Es música popular. Todo se construye alrededor de la voz. Es el elemento cuya forma y contenido deben de estar lo más claros posible, aún a costa del resto de sonidos. Hay discos clásicos donde si te fijas no queda muchas veces definido qué es lo que está pasando al fondo, pero la canción te llega con gran fuerza y sentido, porque la voz ha sido registrada de manera que el oyente perciba muy claramente todos los matices vocales, dado que es el elemento musical por excelencia, el que dirige la corriente emocional. Pero ese no es el caso del disco que nos ocupa. Puedes escuchar y seguir muy bien cada una de las líneas instrumentales. Están muy bien mezcladas. Los teclados son muy hermosos, tienes razón. Tanto en el sentido tímbrico como en el tipo de lenguaje musical empleado. Carlos Seoane hizo un trabajo de primera en el disco. Hay desde luego varias cosas que si que cambiaríamos si existiese la posibilidad. Pero no es así. Como te digo, de todo se aprende.

-Un doble álbum como primera grabación oficial no recuerdo que nadie lo haya hecho hasta ahora (aunque no me atrevo a asegurar que sea el primero).
Aparte de lo que pueda representar como insólito, ¿qué motivo os ha llevado a ofrecer tantas canciones? ¿Queréis quizás dejar bien cerrada una etapa y partir de cero para un próximo disco? ¿No os habéis planteado el peligro de que pueda resultar una obra demasiado dispersa?

El motivo de que sea doble no fue otro que el no ser capaces de decidir sobre cuáles deberían estar y cuáles no, unido al hecho de que sería un disco sencillo demasiado largo. Siempre nos gustó el vinilo como formato. No sólo por su estética, sino también por lo acertado de su duración media: 45 minutos. Nuestro disco, de ser simple y contener menos canciones habría sobrepasado seguramente los 60, ya que había mucho material y las canciones clave son extensas pero a la vez necesitaban de las breves para obtener equilibrio. Así que ¿Por qué no publicar dos discos de 35 minutos, dándole al oyente un margen de elección un poco más amplio? No nos parece de todos modos que esto sea lo más importante.

Esperamos que no resulte una obra dispersa. Tampoco tiene una idea conceptual clara, simplemente un par de motivos que le dan conexión, pero que tienen un carácter muy personal. Tenemos ganas de recibir opiniones. Aún no tenemos la nuestra formada. Hace sólo una semana que recibimos el disco publicado. No creemos que hayamos dado en el clavo, pero tampoco lo contrario. Estamos simplemente contentos de haber podido sacar adelante esas canciones y con enormes ganas de volver a grabar cuando llegue el momento.

Creo que el primer debut doble de la historia del pop fue el de The Mothers of Invention hace más de cuarenta años, pero no pondría la mano en el fuego. Qué más da, ¿No?

-Tenéis fama de ser un buen grupo en directo ¿Dónde os sentís más a gusto, en las actuaciones o en el estudio de grabación?

Ambas cosas forman parte de un todo. En el pop todo se gesta en el estudio, pero la música es una experiencia compartida la mayoría de las veces. Crece cuando se realiza en común, cuando la escuchas con tus amigos, cuando la interpretas para otras personas. En cuanto al estudio, nos gustaría tener uno y ensayar en él para poder registrar todo lo que mereciese la pena y trabajar sobre ello una y otra vez, hasta dar con la mejor forma que pueda conseguir cada canción. Es una verdadera suerte para aquellos que disponen de uno. Respecto al directo, disfrutamos muchísimo del escenario entre otras cosas porque creemos firmemente en lo que hacemos y las composiciones nos envuelven emocionalmente de una manera muy intensa cuando las tocamos. La respuesta del público suele ir en esa dirección también, con lo cual es muy gratificante. Por ello es importante mantener cierta regularidad de conciertos.

-¿Qué proyectos tenéis próximamente que os resulten más atractivos?

Comenzar a grabar maquetas de las nuevas canciones. Nos gustaría también tocar en directo presentando el disco fuera de Madrid.

-Entrando en cuestiones más polémicas, ¿qué opináis del hecho de que se pueda escuchar vuestro disco antes de que haya sido lanzado oficialmente?
¿Hacia dónde creéis que se dirigirá en el futuro el mercado musical?

No tenemos ni idea del futuro en general. En cuanto a lo primero, estupendo. Es una verdadera suerte que alguien tenga interés en descargarse nuestra música de Internet. Si además participa de lo que está contenido en ella, el objetivo estará cumplido. Por ahora sólo queremos tener la oportunidad de ser escuchados.

-Y ya para finalizar ¿Algún proyecto que os gustaría llegar a realizar, aunque por el momento os parezca inalcanzable?

Nos gustaría poder viajar tocando esta música para personas que no hemos visto nunca y, como te he comentado antes, disponer de espacio y medios para grabar asiduamente.

Facebook Twitter




Publicado por jose / Archivado en:Entrevistas

Comentarios

  1. Publicado por despachopop @ 11 Oct 2007 14:04  

    En http://www.muzikalia.com podéis encontrar otra entrevista.

  2. Publicado por maeve @ 23 Oct 2007 18:53  

    una maravilla el disco, segun los vas escuchando, descubres sonidos nuevos. una musica que te hace sentir la musica.
    enorabuena a bandini.(Actuó: netemi).


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress