Kings Of Leon – Youth and Young Manhood

lunes 27 julio 2015

Kings of Leon
Youth and Young Manhood
RCA (2003)

Vivimos unos años confusos, inciertos, quizá es por eso que surgen grupos de Rock and Roll hasta debajo de las piedras, el rock vive y se nutre de la incertidumbre, de la duda, del peligro; no obstante, tan confusos son estos tiempos que incluso lo que parece rock es a veces simple música de spot para dar dinero a la MTV.
Kings of Leon son tres hermanos de Nashville, hijos de un predicador evangelista, que además son el último artefacto ensalzado por la prensa británica, tan habituados ellos a exagerar cualquier tema. Reconozco que abordé la escucha de este disco con un indisimulado escepticismo, presto a toparme con el enésimo refrito de los Stooges, tremendo error el mío al condenar un disco sin haberlo siquiera escuchado….
Y es que a veces los clichés, cuando se utilizan bien, pueden servir para construir un buen puñado de canciones emocionantes, poderosas y brillantes, Kings of leon tienen un marcado acento Stoniano, en las guitarras, en los ritmos y en las voces, pero esto no es impedimento para que el grupo desarrolle una particular manera de entender sus canciones, una marcada personalidad generada sin duda por la manera de ser de estos personajes, auténticos freaks, que hacen rock porque no les queda hacer otra cosa. Y es que los hermanos Followill, secundados por Mathew Followill a las guitarras (es su primo) tienen aspecto de creerse todo lo que cantan, canciones sobre noches bañadas de alcohol, tabaco y sexo, cuchillos, pistolas y asesinatos de madrugada.
Su sonido se mantiene siempre en las coordenadas del rock de los 60 y 70, de los Rolling Stones a Led Zeppelin, pasando por bandas de rock sureño tipo Allman Brothers y algún toque Punk que queda diluido ante la claridad de las guitarras y el sonido a Válvulas de los amplificadores, con estos ingredientes tan básicos son capaces de construir un conjunto convincente basado en canciones directas y con gancho, Caleb Followill canta con convicción, con una áspera y reseca voz muy convincente y el resto de la familia brilla al iluminar esos turbios ambientes de burdel y antro de carretera.
Destacan dos temas por derecho propio, “tranny” con una deliciosa marea de guitarras a lo Rolling Stones meciendo la voz alcoholizada, con un desarrollo impecable, sonando lenta y peligrosa al tiempo, y “Molly´s Chambers” con un desarrollo mucho mas dinámico y un estribillo demoledor.
“Youth and Young Manhood” es un mas que interesante debut para una banda, que si sabe seguir su camino, pronto se desmarcara de cualquier etiqueta.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Discos

Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress