The Smashing Pumpkins – Siamese Dream

Lunes 8 agosto 2016

The Smashing Pumpkins
Siamese Dream
Virgin 1993

Los 160 gigas de mi nuevo Ipod dan para mucho, para meter prácticamente toda mi colección de discos recopilada a través de los años, y me estoy dedicando en las ultimas semanas a ripear uno a uno cada CD que hay por cada rincón de mi casa.
En uno de esos rincones, silencioso y cubierto de polvo estaba este “Siamese Dream” de los Smashing Pumpkins, un disco que en su día escuche con un fervor casi religioso y que el tiempo fue arrinconando en mi memoria.
Eran tiempos aquellos (principios de los 90) en los que en la música buscaba la fuerza, la rebeldía, mas que las emociones oscuras y deprimentes que desgraciadamente constituyen hoy en día mi alimento musical.
Recuerdo que lo que mas me impresionó en su día de este disco era precisamente eso, la fuerza de unas guitarras sencillamente demoledoras, terroríficas, adornando una colección de canciones realmente brillantes, y me ha sorprendido encontrar, al volver a escuchar hoy estas viejas canciones, que aquellas sensaciones permanecen intactas.
“Siamese Dream” fue el segundo disco de la banda formada por aquel entonces por Billy Corgan, D’Arcy y James Iha, un salto de calidad radical respecto a su debut, “Gish” (1991), un disco que solo apuntaba algunas maneras y una nada disimulada devoción por el sonido de los Pixies.
“Siamese Dream” fue el disco que definió el sonido de la banda, y el disco que les convirtió definitivamente en una banda para masas, un disco verdaderamente brutal que se abre con tres temas de una ferocidad implacable: “Cherub Rock”, “Quiet” y “Today”, temas pop construidos en torno a deliciosas melodías y vestidos con unas guitarras al limite de la distorsión.
Al escuchar hoy de nuevo estas canciones no se muy bien porque me he acordado de Mogwai, y de esos baños de ruido a los que nos tenían acostumbrados, y es que las guitarras de este disco tienen un sonido bastante cercano.
Ademas de los 3 temas citados, encontramos aquí otros temas igualmente sobresalientes como “Soma”, la preciosa “Disarm” o la enigmática “Mayonaise”.
Tras este disco, los Pumpkins publicaron lo que habría de ser su obra magna, ese desmesurado doble llamado “Mellon Collie and the Infinite Sadness” (1995) que a mi, francamente, me gusto bastante menos que este disco.

Facebook Twitter

Etiquetas: , , , , , , ,


Publicado por Luis / Archivado en:Discos

Comentario

  1. Publicado por josé @ 21 Ago 2008 23:23  

    Fue uno de los pocos discos que compré en su día sin esperar a que estuviera de rebajas. Lo escuché y lo disfruté cantidad de noches. Sigo considerando que fue uno de los grandes discos de los ’90. Después de este trabajo cada uno de los que fueron sacando fueron para mi un motivo para dejar de oirlos… hasta llegar a ignorarlos casi por completo.
    Personalmente creo que es el mejor discos para recordarlos.


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress