The Magic Numbers

martes 4 octubre 2016

The Magic Numbers
The Magic Numbers
Heavenly 2005

La actitud de los grupos británicos termina cansando a cualquiera, grupos que se creen los nuevos Beatles, los nuevos Kinks cuando apenas tienen un par de canciones potables. Grupos encumbrados hasta el absurdo por una prensa (la británica) muy acostumbrada desde siempre a exagerar hasta el ridículo la calidad de unos grupos que raramente llegan al segundo disco.
Por todo esto es de agradecer, ya de entrada, la actitud cercana y humilde de The Magic Numbers, un grupo que aunque también ha sido encumbrado por la prensa mantiene una actitud prudente, honesta y hasta simpática.
La propuesta de The magic Numbers no resulta demasiado original, y es que encontrar originalidad en los tiempos que corren es mas que complicado, no obstante, con unas limitadas pero certeras referencias (Kinks, Jam, Beatles, ya saben, lo de siempre) han sido capaces de entregar un primer álbum mas que correcto con momentos realmente brillantes.
Este primer disco ha sido grabado en los míticos Konk studios, el hogar de los Kinks, un emplazamiento cargado de magia que sin duda no ha sido elegido al azar. Efectivamente, los temas de este álbum de debut respiran y a su modo homenajean aquellas míticas sesiones de los hermanos Davies.
Tras todo lo dicho, no resulta muy difícil imaginar lo que se oculta tras los cortes de este álbum de debut, Pop muy a la inglesa basado en la eterna y aun útil combinación de guitarra, bajo y batería, con guitarras que suenan duras allí donde tienen que hacerlo (tremendo el final de “The Mule”) y dulces en la mayoría de los casos, sirviendo de apoyo a unas letras sencillas pero inteligentes.
Como siempre en estos casos, lo que convierte un disco en algo mas que un simple divertimento pasajero son las canciones, si las hay buenas, el disco se recordará, así de simple, y aquí hay varias para recordar, empezando por la ya mencionada “The Mule”, un tema redondo con muchos cambios de ritmo y un final redondo. También brillan a gran altura temas como “Forever Lost”, sin duda el tema mas pegadizo y comercial y canciones como “Love Me Like You” o “I See You, You See Me” que piden sonar una y otra vez y que se adhieren con gusto a la memoria. El pero son algunos temas lentos hacia el final del disco que resultan correctos sin mas e incluso aburridos.
Los textos muestran ciertas dosis de ironía que, a parte de los Kinks recuerdan a los buenos tiempos de un grupo añorado como fue Hefner aunque las letras de The Magic Numbers no tienen la incisiva malicia que mostraba Darren Hayman en sus canciones.
Queda claro que la historia no va a cambiar tras escuchar este disco, es un disco disfrutable al que se termina cogiendo cariño, suficientes argumentos para destacar en una escena británica con superpoblación de modernillos y medianías.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Discos

Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress