Richmond Fontaine – The Fitzgerald

sábado 18 junio 2016

Richmond Fontaine
The Fitzgerald
Union 2005

La de Richmond Fontaine es la típica historia del underground norteamericano, la historia de la banda sin suerte que durante años se recorre todo el país dando conciertos sin encontrar demasiado reconocimiento y que de repente aparece en el punto de mira de la critica y del público. Descubrí a la banda con su anterior trabajo, “Post To Wire”, un disco publicado el pasado 2004 que seguía claramente la estela dejada por Uncle Tupelo en un poderoso conjunto de enérgicas canciones en la órbita de eso que se ha dado en llamar “Alt-Country”, este disco supuso nada menos que el séptimo en su carrera, una carrera que se inicio en 1996 y que sin duda habrá que ir ahora descubriendo con mayor atención.
“The Fitzgerald”, su último disco recién publicado supone una notable sorpresa respecto a lo escuchado en su anterior trabajo, cuenta Willy Vlautin, compositor y lider del grupo, que buena parte de la agobiante atmósfera que desprende este álbum se forjó en un apartado casino de carretera en Reno donde pasó una temporada ordenando sus pensamientos, no debió pasarlo muy bien a juzgar por la oscuridad de todos y cada uno de las temas de este “The Fitzgerald”, un disco denso y lúgubre que se acerca a los territorios delimitados en su día por músicos como Tom Waits, Bob Dylan o Lou Reed. Las canciones de este disco están construidas básicamente en torno a la voz y la guitarra de Vlautin, sin apenas mas acompañamiento, una austeridad que inevitablemente recuerda aquel “Nebraska” de Springsteen con el que el disco comparte bastantes similitudes e intenciones y que contrasta con los profusos arreglos de Pedal Steel que aparecían en sus anteriores trabajos.
“The Fitzgerald” es un disco introspectivo y oscuro, un disco en el que los textos son incluso mas importantes que la música, unos textos tremendamente cercanos y evocadores que hablan de historias dramáticas de gente sencilla, acerca de situaciones cercanas o vividas por el propio Vlauitn, asi, un tema como “The Warehouse Life” relata la caída en los infiernos del juego y la bebida, “Incident At Conklin Creek” cuenta un suceso real en el que se vio envuelto junto a su madre en el desierto de Nevada, y asi sucede con el resto de canciones que componen este álbum, canciones sobrias y oscuras como “Walhorn Yards”, “Dissapeared” o “Laramie, Wyoming” que muestran reflexiones sencillas y sinceras de una gran profundidad y belleza.
Este “The Fitzgerald” es un disco arduo pero estimulante, un disco que amplia los registros de Richmond Fontaine y que muestra el talento compositivo de un Willy Vlautin en un singular estado de gracia.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Discos

Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress