Robyn Hitchcock – Spooked

sábado 7 febrero 2015

Robyn Hitchcock
Spooked
Lilliput Records 2004

El rock actual vive un confuso periodo de indefinición, quizás por eso resulta necesario que periódicamente vuelva algún clásico a recordarnos como se hacen las cosas, Robyn Hitchcock es uno de esos clásicos, junto a los Soft Boys a mediados de los 70 definió una nueva forma de entender la fusión del pop, el folk y la psicodelia que dejaría profunda huella en generaciones posteriores, planteando postulados que influirían definitivamente en bandas clave como R.E.M, Replacements o Dream Syndicate.
Aunque la trayectoria de The Soft Boys fue breve (tan solo un LP de estudio) la de Robyn Hitchcock se ha extendido, primero con The Egyptians y luego en solitario hasta nuestros días, mostrando una de esas personalidades únicas cada vez mas difíciles de ver.
Spooked ha sido saludado por los medios como su mejor disco en años, no les falta razón, y es que Hitchcock ha logrado reunir aquí una colección de canciones realmente sublime. El disco surgió de forma prácticamente casual a raiz de unos contactos esporádicos de Hitchcock con Gilliam Welch y David Rawlings que se plasmó en unas sesiones en Nashville planteadas como una reunión de amigos y que terminó resultando especialmente fértil. El grueso de las composiciones surgieron a partir de sesiones improvisadas basadas en las anotaciones de Hitchcock y el resultado fue ciertamente inmejorable.
“Spooked” es un disco relajado, optimista, de marcado carácter acústico, influido, como no, por la siempre presente figura de Syd Barrett y por el sentido de improvisación de Bob Dylan, un disco brillante con grandes canciones como “If You Know Time”, con esa marea de acústicas vagamente orientales, o como “Everybody Needs Love”, con ese sitar que recuerda al mejor George Harrison de los 70.
La producción del disco, aunque sencilla y austera recoge perfectamente los múltiples y variados matices de las canciones, vestidas con magníficos arreglos de la mano de Welch y Rawlings que añaden sonoridades netamente americanas que contrastan poderosamente con el particular universo onírico y surreal de Hitchcock, “Were gonna Live In The Tress” o “Creeped Out” acaban resultando extraños blues lisérgicos ciertamente originales que enlazan con los mejores momentos de Hitchcock. Encontramos también, como no, esas curiosas marcianadas tan típicas de su obra esta vez traducidas en esa curiosidad llamada “Welcome To Earth”.
La influencia de Dylan en este “Spooked” queda plasmada en la magnífica versión de “Tryin’ To Get To Heaven”, un tema de madurez de Dylan asociado con su triunfal regreso en los 90 que bien podría servir para ilustrar también este sensacional retorno de Robyn Hitchcock.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Discos

Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress