Lou Reed and John Cale – Songs For Drella

Domingo 2 julio 2006

Lou Reed / John Cale
Songs For Drella
Sire-Warner 1990

Songs
Después de veintidos años Lou Reed y John Cale olvidan sus rencillas y vuelven a juntarse para dedicar un sincero homenaje a su amigo, manager y padrino de la ‘Velvet Underground’ Andy Warhol, fallecido en 1987 (también conocido entre ellos como “Drella”, contracción de Dracula y Cinderella).
Se trata de una obra sentida, íntima, solemne, con instantes oscuros y tensos, la visión de unos amigos que recuerdan los buenos y malos momentos al lado de uno de los artistas más influyentes del siglo XX, centrándose principalmente en el lado más humano, sin olvidar la cara expuesta a la galería, mezclando verdad y ficción.
Drella
Sus sueños sus realidades
sus deseos sus fobias
sus virtudes sus debilidades
Hacen un recorrido por su vida, desde que nace en Pittsburgh (‘Smalltown’), su estudio, la ‘Factory’, en Nueva York (‘Open House’), su obsesión por el trabajo (‘Work’), su paso por el cine (‘Starlight’), elucubraciones como qué pasaría si todos tuviesemos el mismo nombre y rostro (‘Faces and names’, maravillosa), la repetición de imágenes tan característica en sus obras (‘Images’), el atentado sufrido en 1968 (‘I believe’), un largo y sentido recitado de John Cale basado en los miedos de Warhol entre tensos efectos sonoros de guitarra y piano (‘A dream’) y una bella despedida (‘Hello it’s me’).
Songs
Voy a aprovechar una entrevista que un gran admirador suyo, el excelente periodista musical Rafa Cervera, consiguió realizar con éxito en 1990, para dejar que sea el mismo Lou Reed quien nos explique el proceso de este álbum:
– “En el funeral de Andy Warhol, un amigo sugirió que John Cale y yo escribieramos algo en su memoria. Después yo compuse una canción sobre Andy, ‘Dime story mistery’, aparecida en “New York”. John y yo habíamos reanudado nuestra amistad; él estaba trabajando en unas músicas instrumentales inspiradas en Andy. Me telefoneó para pedirme mi opinión sobre algo, así que fui al estudio donde estaba grabando. A través de aquel encuentro surgió la idea de olvidar las composiciones de John y escribir una obra sobre Andy Warhol, canciones sobre Andy Warhol.
Supongo que realizar esto fue posible gracias a que ambos habíamos estado tocando anteriormente en un pequeño estudio, sólo para divertirnos. La experiencia había sido muy gratificante… muy divertida. Pensé que las canciones de ‘Drella’ debían aparecer en orden cronológico, como algo más que una colección de temas en torno a Warhol. Se trataba de que la gente pudiese conocer los mismos aspectos de Andy que nosotros habíamos conocido. Queríamos hacer un retrato positivo, desde un punto de vista totalmente opuesto a todos esos libros tan negativos que se han publicado sobre su persona”.
For Drella
Aparte del disco se lanzó también un vídeo con las canciones en el mismo orden, aunque con ligeros cambios en la interpretación e instrumentación, grabado en la Academia de Música de Brooklyn en Diciembre de 1969, totalmente austero, solos en el escenario John Cale y Lou Reed, sus rostros, los instrumentos y micrófonos (J.Cale teclados y piano salvo en dos temas que toca la viola eléctrica y L.Reed a la guitarra eléctrica), sentados, con fondo negro en el que aparecen ocasionalmente proyecciones sobre Andy Warhol y sus obras.
Songs
– “Pensamos que para ‘Songs for Drella’ era importante no contar con otros músicos, que no hubiese mucho… mucho ‘overdubbing’, que no hubiesen demasiados instrumentos. Queríamos un sonido muy enfocado, muy claro, poderoso, que fuese fácil distinguir las diferentes partes. Es muy importante que la gente pueda escucharnos a John y a mi tocando juntos, sólo con los instrumentos imprescindibles”.
El mayor protagonismo en el número de canciones cantadas corresponde a Lou Reed, diez sobre cinco que canta John Cale, siendo las de este en general las más melódicas.
– “Elegimos cantar las canciones con las que nos sentíamos más cómodos. Esencialmente, si a alguno de los dos le apetecía cantar algún tema en especial, lo hacía. En algunos temas ocurre que alguno de los dos está tocando algún instrumento y eso nos delimitaba para cantarla porque era imposible hacer las dos cosas a la par… Me refiero a que, por ejemplo, yo estuve cantando durante mucho tiempo ‘Faces and names’, en las primeras representaciones… entonces tenía unos arreglos diferentes, así que un día, mientras la tocábamos en un ensayo, John decidió que el arreglo no le gustaba y empezamos a hacerla del mismo modo que está en el elepé. Entonces fue cuando John decidió también que quería cantarla”.
For Drella
Este disco forma parte de la considerada excelente trilogía de la madurez de Lou Reed, junto a “New York” (Sire-Warner 1989) y “Magic And Loss” (Sire-Warner 1992).
– “Con New York fue la primera vez que logré controlar la tecnología, la consola del estudio. La producción, el control de la producción. Cuando nació este proyecto sabía de antemano como quería que sonase, que era lo que quería hacer, con quien quería trabajar, el tipo de mesa de controles que íbamos a necesitar. Utilicé mi propio equipo; fue como una extensión de la filosofía, por llamarlo de alguna manera, de producción utilizada en “New York” y aplicada a “Drella”. Había participado en un elepé con ‘Rob Wasserman’, sólo bajo y guitarras, llamado “Duets”. Fue fabuloso; en mi show sólo utilizábamos bajo y guitarras, no había batería; grabamos unas cintas y sonaban fantásticas, así que tenía claro que lo que hiciésemos John y yo no necesitaría de una batería, porque podíamos grabar nuestro disco así y conseguir que sonase ‘terrific'”.
Songs
Salvo cuatro actuaciones, previas y durante la grabación del vídeo, no realizaron ninguna gira con este disco: – “Sería difícil tocarlo siempre con la misma emoción, la obra completa, interpretarla honesta y correctamente, con energía, y eso no se puede hacer cuando estás viajando continuamente. Lo realmente importante para nosotros consistió en poner en escena las canciones cuando estaban frescas, descansar un día, volver a tocarlas para filmar el concierto durante un día y una noche. Después volvimos a tomarnos dos días libres y nos metimos en el estudio para intentar la mejor versión de cara al disco y al CD. Pero no deseaba hacer una gira con ‘Drella’. Como bien podrás imaginar, rapidamente nos hicieron todo tipo de ofertas para tocarla en varios sitios, pero esa no es la razón por la cual decidimos sacar adelante este proyecto, sino mostrar a la gente al Warhol que conocimos, con respeto y admiración. Aunque la gente podrá verlo todo en el vídeo”.
Drella
Personalmente me parece una obra de dos artistas en estado de gracia, John Cale canta mejor que nunca y Lou Reed vive un proceso de desarrollo y sabiduría envidiable.
Andy Warhol no podía tener mejor homenaje musical.
‘Nobody but you’
‘Goodbye Andy’.

Facebook Twitter




Publicado por jose / Archivado en:Discos

Comentarios

  1. Publicado por Leo @ 05 Jul 2006 13:40  

    Curiosísimo disco, que ni que decir tiene que no conocía. El peculiar Andy Warhol se lo merecía, desde luego. Tuvo que ser todo un personaje, y no solo a nivel artístico, aunque la película película sobre los Doors que rodó Oliver Stone no le deja en buen lugar, retratándole, tanto a él como a sus amigos, como una panda de putos snobs y colgados drogadictos.

    Habrá que escucharlo… ;-)

  2. Publicado por jose @ 05 Jul 2006 14:38  

    Si tienes oportunidad te aconsejo que veas el vídeo. Yo lo he visto primero y disfruté mucho más que luego al escuchar el disco. Aunque es muy simple tiene una carga de solemnidad que transmite sensaciones y sentimientos interesantes.


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress