Nirvana – Nevermind

Viernes 24 junio 2016

Nirvana
Nevermind
Geffen, 1991
Cada vez que oigo Nevermind no puedo dejar de imaginar que es la bastardización punk del bloc de notas perdido por algun cantoautor desconocido. Quiza Cobain era demasiado cobarde para grabar un album tranquilo (el Unplugged fue una pildora amarga para el grupo), tal vez tenia dentro demasiado odio y rencor guardado. Tampoco puedo dejar de pensar que si Cobain no se hubiese disparado el mismo (¿?) hoy en día tocaría solo, sentado en un taburete y con una guitarra acústica, como Mark Lanegan o Nick Drake, el Unplugged parecia demostrar que era capaz de eso.
Nevermind es el disco que hizo que la confundida generación X terminara por extraviarse del todo. Hay algo en esa mezcla de rock y pop, tocada con fiereza punk, que apela a los más recónditos instintos humanos y hace que uno menee la cabeza al ritmo de las canciones y pierda los papeles.
Nirvana tenía un sonido, ya contaba con él en el crudo Bleach, pero fue con la llegada de Dave Grohl que las canciones compuestas por Cobain comenzaron a brillar de verdad, al impulsar Grohl estas con la fuerza necesaria. En Bleach la batería suena floja, baja y simple, dejando la voz de Cobain desnuda. Antes de Dave, Nirvana ya había tenido cinco baterias sin éxito alguno. Con Grohl Nirvana suena fuerte, alto y simple.
Con el grupo al completo Nirvana se embarca en la grabación de Nevermind a las ordenes de Butch Vig, productor entre otros del Siamese Dream de los Smashing Pumpkins. El resultado estremece. Nevermind terminaría numero uno en las listas de ventas de medio mundo y sellaría el destino de Cobain al convertirle en un icono, algo que de ninguna forma deseaba.
El disco es uno de esos denominados “no-filler”, no hay ninguna canción de relleno o que flojee, algo muy dificil en los segundos albumes. Abre con la omnipresente Smells Like Teen Spirit, el himno de la generación X y sin duda la más famosa de la banda, canción que la banda terminaría odiando tocar en directo.
In Bloom esta marcada por el bajo y los redobles de Grohl. El video de esta canción convertia a Nirvana en una mezcla entre The Beatles y The Thamesmen, la banda precursora de Spinal Tap. Come as You Are suena mejor en el Unplugged, en Nevermind tiene un sentimiento de urgencia frenado por los redobles de Grohl, esta urgencia se convierte en relajación en la grabación acustica de Nueva York. Polly y On a Plain son las canciones tranquilas del album y fueron grabadas por Kurt usando una acústica desafinada y con solo cinco cuerdas. Territorial Pissings es simplemente salvaje. El disco termina con la autobiográfica Something in the Way, que en algunas versiones del disco se extiende hasta convertirse en Endless/Nameless, otra de las explosiones de furia de Nirvana.
Nevermind sobresalio sobre otros discos increibles editados en 1991 como “Ten” de Pearl Jam, “Badmotorfinger” de Soundgarden, Massive Attack sacó “Blue Lines”, R.E.M. “Out of Time”, De La Soul “De La Soul is Dead”, Metallica “Metallica”, A Tribe Called Quest “The Low-End Theory”, My Bloody Valentine “Loveless”, y Matthew Sweet “Girlfriend”.
Despues de Nevermind vendría In Utero, un album mejor, mucho más directo y ya sin las concesiones pop del anterior trabajo, tampoco sus letras serian tan personales. Nirvana intento volver al underground y dejar de ser un grupo de moda, pero no hubo forma. Cobain ya no podría escapar en vida de la maldición del éxito y del peso de ser un modelo a seguir. De su mujer no hablemos.

Facebook Twitter




Publicado por Edu / Archivado en:Discos

Comentarios

  1. Publicado por Miguel @ 03 Dic 2005 4:45  

    Sin duda Nevermind le dio al RockPop un resurgimiento en los 90’s.
    Por cierto que en el album “NEVERMIND” la cancion “On a plain no aperece en version acustica como señala la critica

  2. Publicado por m @ 24 Ene 2007 1:41  

    el mejor disco de nirvana es bleach


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress