Teenage Fanclub – Man Made

martes 3 enero 2017

Teenage Fanclub
Man Made
Merge 2005

Se equivocaban quienes daban por muertos a Teenage Fanclub, quienes pensaron que el discreto “Howdy” (2000) era el punto de no retorno para la banda. Este nuevo “ManMade” vuelve a poner las cosas en su sitio, y es que Teenage Fanclub son sin duda la gran banda pop de nuestro tiempo, una banda que crea melodías infalibles con una facilidad realmente pasmosa y que tiene ya una trayectoria mas que indiscutible.
Como parece que está de moda menospreciar a nuestros queridos “Fannies” este último disco ha sido recibido bastante tibiamente en bastantes publicaciones, me pregunto cuantos de estos críticos se han tomado la molestia de escuchar “Man Made” a fondo, algo por otra parte bastante recomendable.
“It´s All In My Mind”, el tema que abre el disco, es uno de esos inconfundibles temas que se adhieren inmediatamente a la memoria, uno de esos temas que solo ellos saben crear, y es que aparte de su inagotable talento para crear melodías, Teenage Fanclub manejan ya un estilo único que no necesita mirarse en ningún espejo, nadie como ellos en nuestra época maneja los resortes del pop de esa forma con la única intención de crear canciones amables, potentes, optimistas y redondas.
“Man Made” recupera el sonido directo de “Grand Prix”, quedando un poco por detras en pretensiones a su gran “Songs From Northern Britain”, Teenage Fanclub ya no tienen nada que demostrar a nadie, y hay que reconocer que quizás ya no estén en su mejor momento, lo que no impide que cada nuevo disco de la banda contenga una buena cantidad de buenas canciones. El mas en forma parece ser Gerard Love, que firma grandes canciones como “Time Stops” o la preciosa “Save”, aunque mi favorito sigue siendo el gran Norman Blake y sus enérgicos temas de corte inconfundible, suyas son la citada “It´s All In My Mind”, “Flowing”, “Slow Fade” y la deliciosa “Cells”.
De acuerdo, no soy objetivo con ellos, no puedo serlo, Teenage Fanclub son para mi una banda sencillamente infalible, aunque objetivamente creo que este disco se sitúa por algunos cortes al lado de sus mejores creaciones, es un placer escuchar toda esa paleta de sonidos que va de la sutileza de los Byrds, al sentido melódico de Badfinger, sin perder nunca su propio e inimitable estilo.
Poco mas queda que decir, no pretendo convencer a nadie de las excelencias de la música de Teenage Fanclub y de este disco en particular, si no te gustan ya, este disco seguramente no te hará cambiar de opinión.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Discos

Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress