My Bloody Valentine – Loveless

lunes 30 enero 2017

My Bloody Valentine
Loveless
WEA 1991

Recuerdo la primera vez que escuché este disco, alguien hace muchos años me lo grabó en una cassete y me lo puse en mi walkman, cuando empezó a sonar “Only Shallow” pensé que, o bien me había quedado sin pilas o bien se había comido la cinta el walkman, solo mas tarde comprendí que no había ningún error ni fallo mecánico, Loveless sonaba así, por increible que pudiese parecer.
“Isn’t Anything”, el primer disco de My Bloody Valentine sirvió por si solo para instaurar todo un nuevo movimiento en la escena musical británica de finales de los 80, un movimiento que la prensa inglesa bautizó como “Shoegazing”, caracterizado por melodías etéreas, músicas delicadas y voluptuosas y una actitud distante y fría por parte de los músicos, que en las actuaciones aparecían quietos y silenciosos, como mirándose los zapatos, de ahí su nombre, Lush, Cocteau Twins, o Slowdive fueron algunos de estos grupos, casi todos grabando bajo el manto de 4AD.
Kevin Shields, no obstante, quiso llegar mas allá y se encerró en el estudio para gestar lo que vendría a ser la obra maestra del grupo de Londres, cuentan las crónicas que aquellas sesiones fueron un auténtico infierno, con un Shields enloquecido, al borde del colapso regrabando y superponiendo pistas una y otra vez y añadiendo cada vez mas y mas efectos, sonidos, samples y loops de todo tipo; Creation, la compañía que financió el proyecto entró en bancarrota poco despues de la publicación de un disco que desbordó todas las previsiones posibles durante su grabación.
“Loveless” se situó inmediatamente como referente básico del pop de fin de siglo, ejerciendo de contrapunto a la revolución noise que empezaba a venir de los EE.UU con grupos como Sonic Youth o Dinosaur Jr., estableciendo una nueva definición, una nueva perspectiva del uso del ruido y la distorsión en la cancion pop, buscando la belleza en el caos, buscando la perfección en la locura.
El esqueleto de Loveless lo componen melodías ya esbozadas en “Isn’t Anything”, melodías cristalinas y accesibles, cubiertas por capas y capas de ruido, hasta el punto de desfigurar completamente las canciones transformándolas en estampas alucinadas de deseo y locura, alcanzando un climax lisérgico de una belleza insana, terrible.
Influidos por el “White-Noise” de The Jesus & Mary Chain y por la oscuridad abisal de Joy Division, My Bloody Valentine asestaron con Loveless un golpe definitivo al inmovilismo británico , anclado aún en las glorias y los recuerdos del pasado.
En Loveless hay un lado decididamente pop, luminoso, con canciones como “To Here Knows When” o “When you Sleep” con la voz de Bilinda Butcher a la deriva entre torrentes de distorsión salvaje, y tambien hay un lado mucho mas oscuro, donde Kevin Shields da salida a todos sus fantasmas, canciones como “Only Shallow”, “Come in Alone” o “Sometimes” (el tema elegido por Sofia Coppola para ilustrar el caos de Tokio en “Lost In Translation”) atrapan e hipnotizan de una forma brutal, dibujando paisajes extraños, densos, con muros construidos con mil guitarras superpuestas.
Loveless no tuvo continuación y el grupo entró en punto muerto, desde 1992 se ha venido especulando periodicamente sobre una supuesta reunificación de My Bloody Valentine, aunque los rumores siempre han acabado en nada, de todas formas es impensable que Kevin Shields fuese capaz de elaborar otro disco como este, nadie estaría tan loco como para pasar otra vez por aquel infierno.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Discos

Comentarios

  1. Publicado por MILAN @ 06 Ene 2006 20:25  

    Escuche hace muy poco “Loveless” y comparto exactamente la misma sensación que vos con respecto a “only shadow” me parecia como que habian prendido el amplificador, habian sostenido la nota y se habian ido a tomar un cerveza. pero despues de que lo escuchas varias veces este disco tiene una belleza deslumbrante y que no tiene una explicación. “Lovelees” es ruido. El ruido en la musica es malo. en “Loveless” es poesia

  2. Publicado por Luis @ 06 Ene 2006 23:35  

    Bueno, no puedo estar de acuerdo en esa apreciación tuya de que el ruido es malo, el ruido ha alimentado a la bestia del rock casi desde sus inicios.. me viene a la memoria la anécdota del “You Really Got Me” de los Kinks con ese riff tan célebre y característico, cuando se lanzó esa canción muchos tacharon a Dave Davies de excéntrico, años mas tarde esa forma de distorionar la guitarra se ha copiado hasta la saciedad por miles de grupos, no todo el ruido es rock, pero el rock es siempre ruido.

    Un saludo.


Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress