Junior Wells – Hoodoo Man Blues

Viernes 21 octubre 2016

Junior Wells
Hoodoo man blues
Delmark 1965

Junior Wells nació cerca de Memphis en 1934 y murió en 1998. Sale en Blues Brothers 2000. Junto con Little Walter, Junior Parker y otros, es uno de los maestros de la moderna armónica de blues y una de las mejores voces del blues grabado, con un estilo fuerte y único. Seco, viril, grave, amplio y profundo. Representa el blues moderno de Chicago a la perfección: Hoodoo man blues es el abc del estilo para todo el que quiera saber de qué iba el tema. Su primer largo como solista. Aprendió de Junior Parker y comenzó en serio con los hermanos Myers en los míticos Aces, cuando el combo fue completado con Fred Below, batería de jazz reconvertido al blues, maestro de los tambores presente en cientos de grabaciones. Entró en la banda de Muddy Waters cuando Little Walter, a raíz de su primer éxito, Juke, dejó la formación en 1952, para dirigir a los Aces, cuarteto con dos guitarristas, sin bajo. Waters poseía la que es considerada banda paradigmática del blues de Chicago, escuela de futuras figuras, similar a las formaciones de Miles Davis. En ella se forjó Wells hasta llegar a publicar su música. Previamente a este disco, grabó, entre otros, con el primo de John Lee Hooker, Earl Hooker, pionero del wah wah y de la experimentación guitarrística. Con él registró uno de sus temas más populares, Messin´ with the kid. Hoodoo man blues está considerado como uno de los mejores discos de blues de todos los tiempos. Además de tirar por tierra numerosos tópicos y no abrumar en momento alguno con virguerías, de las que eran muy capaces, ofrecen un conjunto de canciones en las que destaca el sonido, excelente y fiel al directo. Presenta la actitud del estilo en su justo punto, ni más ni menos. Lo más característico es lo comedido de la interpretación: nunca llega a explotar del todo, sino que hay un control total y genuino sobre el flujo sonoro. Cada elemento suena en su momento y no se prolonga más allá. Alcanza la cresta y vuelve al caudal, multiplicando su fuerza y poder expresivo. 100% actitud. Abre el vinilo Snatch it back and hold it y no deja lugar a dudas, con continuos cortes vocales y de armónica apoyando el ritmo, llevando al conjunto. Wells pertenece a otra generación diferente a la de Waters o Walter, el rhythm´n´blues y el funk primigenio ya estaban ahí, por lo que en el disco la variedad de palos es amplia, pero en un primitivo y conciso formato, sin florituras ni sobrearreglos. El cuarteto, completado por Buddy Guy, Jack Myers y Billy Warren toca exactamente lo justo en torno siempre a la voz. Los temas son, además de Wells y Guy, de Leiber&Stoller (impresionante Hound Dog acelerado, en modo menor), Sonny Boy II ( posiblemente el Good morning school más hot grabado) y otros como Kenny Burrell (Chitlins con carne, instrumental de rhythm´n´blues latino que junto a We´re ready demuestran la versatilidad y empaste de la banda). El disco se completa con algún blues lento en menor compensando la furia del resto. In the wee smalls hours of the morning es un semiinstrumental donde la melancolía amplía el campo emocional de la obra. You don´t love me baby tiene en este disco una de sus mejores versiones también, así como Hey lawdy mama, donde la guitarra y la armónica se complementan a la perfección, con frases percusivas de respuesta de Guy sobre el bajo de Myers, que en casi todo el disco toca más notas de las habituales en el estilo, sin cansar, un poco por herencia de los Aces: se sale del canon para redefinirlo como pocas veces ocurre. Exquisito el trabajo de Guy a la guitarra, tocando prácticamente ritmo puro, de acuerdo con la tónica del disco, en la que no sobresale ninguno de los cuatro sobre el resto, trabajando las frases cortas, la repetición de motivos simples, los riffs y el ataque del conjunto sobre las partes fuertes. Los acentos rítmicos determinan el carácter de los temas. La armónica de Wells es oro puro, dominando los graves y las frases contenidas, cortantes, con un flujo sonoro casi tangible. Blues puro y duro.

Facebook Twitter




Publicado por teresa / Archivado en:Discos

Comentarios

  1. Publicado por antonio @ 09 Sep 2006 21:10  

    magnífico, es el disco que me inicio en el blues para siempre y al que recurro constantemente. Junior Wells se merece uno de los puestos de honor en el mundo del blues, su discografía, difícil de conseguir, como todo lo bueno en blues, es digna de adornar cualquier discoteca de blues, soul o jazz que se precie.

  2. Publicado por Hombrelobo @ 01 Nov 2006 10:36  

    ciertamente escalofriante. Gracias al supermercado cultural que existe en internet he tenido acceso a este disco y creo que ya no puedo separarme de el. Simplemente grande!

  3. Publicado por lolo @ 15 Feb 2008 23:58  

    Sencilllamente es el mejor disco que se ha grabado nunca (no sólo en el blues): Descubres algo nuevo en cada escucha,la armónica amplificada presenta una variedad de registros sorprendente, la guitarra de Buddy Guy (más propia del jazz que del blues)aporta continuos matices casi sin hacer ni un solo, y la sección rítmica es de una precisión pasmosa. Y todo ello sobre la base del mejor blues eléctrico de Chicago, aderezado con ritmo funk.¿Qué más se puede pedir?.


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress