Simon Bonney – Forever

martes 23 febrero 2016

Simon Bonney
Forever
Mute Records 1992

Simon Bonney - ForeverCantante australiano, este es el primer disco de los dos que ha grabado en solitario, después de disolverse la banda con la que obtuvo mayor repercusión internacional, Crime & The City Solution (banda por la que pasaron componentes de los Birthday Party, Bad Seeds, Swell Maps y Einsturzende Neubauten). En sus orígenes en Sidney y en Melbourne (allá por 1977-78) estaba muy influenciado por la música punk y por el Nick Cave de los Birthay Party (aunque hay quien dice que era Nick Cave el influenciado por Simon Bonney. Lo más probable es que coincidiendo en época, en lugar y en pleno desarrollo musical ambos bebieran de fuentes similares, adoptando logicamente unas actitudes con múltiples similitudes). Luego se mudaría a Londres y Berlin pasando el grupo por diferentes etapas hasta que se deshace en 1990. En 1991 se traslada, junto con su pareja Bronwyn Adams, a Estados Unidos, donde se siente fuertemente atraído por la música americana de raíces, influencia que marca claramente este trabajo, con un sonido destacadamente acústico, acompañamiento de guitarras y mandolina (J.D.Foster -Green On Red-), lap steel, bottle-neck guitar y dobro (Jon-Dee Graham), violín (Bronwyn Adams), envueltos en atmósferas mágicas creadas por cautivadores coros femeninos, el piano, órgano (Reinhold Heil) y unos bajos y percusiones profundos que penetran hasta los sentimientos más recónditos.
Nueve canciones compuestas por Simon Bonney, contando con la colaboración de J.D.Foster para la música de ‘Like Caesar Needs A Brutus’, la canción más eléctrica del disco. Se trata de un álbum que fascina y seduce de principio a fin, con las dosis exactas entre épica, folk-rock y country, intimidad, orgullo y desgarro mesurado, pareciendo gravitar en un plano superior a los sonidos, llegando a grados de sensaciones místicas. La voz abaritonada y profundamente sincera de Simon Bonney abre el disco con ‘Ravenswood’, en la que pide que la lluvia caiga sobre él mientras los instrumentos crean el ambiente de tormenta y las percusiones parecen truenos lejanos. Este mismo tema en versión instrumental se encarga de cerrar el álbum. En medio, baladas que van creciendo en intensidad como ‘Forever’ o ‘A Part Of You’, temas netamente country como ‘Someone Loves You ‘ o ‘The Sun Don’t Shine’, estribillos contagiosos como en ‘There Can Only Be One’, una inquietante ‘Now That She’s Gone’ y una intimista ‘Saw You Falling’.
Gira de presentación por diferentes estados de América, Simon y Bronwyn tienen dos hijos, graban un nuevo disco “Everyman” en Nashville en 1996, basado en sus experiencias por EU, en el 2000 se habla de la publicación de un tercer trabajo “Eyes of Blue” que no llegaría a editarse, y en 2002 decide volver, acompañado de mujer e hijos, a Australia, donde parece ser que Simon se plantea el dedicarse a la composición de bandas sonoras, tema que siempre le ha atraido e influido (es de destacar en este sentido el afán que Wim Wenders siempre ha tenido por incluir canciones de Simon Bonney, tanto en grupo como en solitario en diferentes películas suyas).
Desde entonces le he perdido la pista a este músico. Si alguien conoce detalles de sus trabajos o proyectos actuales se agradece la información.

Facebook Twitter




Publicado por jose / Archivado en:Discos

Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress