Flying Color – Flying Color

Viernes 2 enero 2015

Flying Color
Flying Color
Frontier/Grifter Records (1987) – Munster Records (1996)

Flying ColorDe vez en cuando me entretengo desempolvando y releyendo alguna revista musical de los años en que “la Web” estaba por descubrir, rememorando los buenos momentos que con ellas he pasado. Es curioso comprobar como formaciones que en su día eran interesantísimas han quedado en el más completo olvido, o bien otras que no acababan de dar el salto a las masas se han convertido en auténticos referentes históricos.
Fue precisamente una de esas relecturas, más concretamente un número de “La Herencia de los Munster”, la que me trajo a la memoria este disco de Flying Color, que en un artículo del fanzine llegaron a mencionar como el mejor LP de los ´80 en el apartado de Pop-melódico. Estas cosas recuerdo que las leía en su momento y me quedaba con las ganas de escuchar el disco, pero la mayoría de las veces era imposible conseguirlo, bien por no encontrarlo en las tiendas o bien por falta de presupuesto. Hoy en día, gracias a las mayores posibilidades que tenemos de poder escucharlos, intento ir rescatando esas joyas (muchas veces todavía escondidas) e ir disminuyendo así mi gran lista de discos pendientes de escuchar (muchas veces imperdonables).
Puedo aseguraros que discos como este no se encuentran todos los días. Si os gusta el “power-pop” tipo Teenage Fanclub, Big Star o Badfinger, no perdáis más el tiempo en leer esto y corred a conseguir esta piedra filosofal que convertirá vuestra existencia en puro placer de 24 k.
El grupo se formó en octubre de 1984 en San Francisco cuando decidieron juntarse Hector Peñalosa al bajo y voces (componente de los pioneros del punk-rock The Zeros hasta 1980 en que se disolvieron), John Stuart a la batería (previamente en The Blitz Brothers, tocó también con Chuck Prophet -Green On Red-), Dale Duncan a la guitarra rítmica y voces (antes en la banda underground Love Circus) y Richard Chase como guitarra solista y voces. El primer éxito lo obtuvieron en 1985 con la publicación del single “Dear Friend”, canción con la que Dale Duncan se estrenaba como compositor. Reciben buenas ofertas para grabar un LP, eligen al productor Tom Mallon (músico y productor de American Music Club o Chris Isaak) y en 1987 el sello Frontier Records, en asociación con Grifter Records, les edita su primer y hasta ahora único disco con el nombre del grupo, “Flying Color”. Diez composiciones con raíces en el mejor pop-rock de los ’60 y ’70, enriqueciendo el pop de guitarras de los ’80 y de cualquier época con brillantes armonías vocales, cuya autoría e interpretación se reparten entre Duncan, Chase y Peñalosa. Diez obras maestras sobre sentimientos, recuerdos, amistades y pensamientos cotidianos, elevados a la categoría de especiales por su acertada puesta en escena. Si tuviese que elegir mis favoritas me quedaría con la nueva producción del “Dear Friend”, “One Saturday”, “Through Different Eyes” y “Bring Back The Rain”, aunque hay ocasiones que prefiero “It Doesn’t Matter”, “Tumble”, “Believe, Believe” y “Farewell Song”, no olvidando que las más especiales pueden ser “I’m Your Shadow” y “Wise To Her Ways”. Vamos, que cuando todo es maravilloso… sólo depende del día que uno tenga…
El disco tuvo en su día una importante repercusión, éxito de crítica y de ventas, llegando a realizar el grupo tres giras por USA, hasta que por problemas internos abandonaron Hector Peñalosa y Richard Chase. Siguieron funcionando con la incorporación de Chris Von Sneidern que en aquellos momentos venía de los Sneetches. Se hicieron muchos comentarios sobre la publicación de un segundo trabajo con la nueva formación, pero esta se disolvería sin publicar nada más.
En 1996 Munster Records editaría por primera vez el disco en CD con portada diferente (sacando una edición limitada y numerada de 500 copias con portada doble en vinilo de color, haciendo honor al gran amor que en Munster siempre han profesado al vinilo), una cuidada edición que contiene 3 temas extras seleccionados por Hector Peñalosa, masterizado por el productor original Tom Mallon y acopañado de un libreto con fotos e interesante documentación de los miembros del grupo. De los tres temas nuevos el que mejor encaja con el resto del disco es “By The Fire”, siendo “The Road We’re On” (único tema no firmado por ellos), un energizante rock&roll clásico al estilo Chuck Berry con maravillosas voces, y “Love Is On Its Way” un country rock, de nuevo con cuidadas voces marca de la casa.
Aunque sus componentes emprenderían diferentes proyectos en el futuro, esta obra quedará para la historia como uno de sus mayores logros.

Escucha: It Doesn´t Matter

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Facebook Twitter




Publicado por jose / Archivado en:Discos

Comentarios

  1. Publicado por Luis @ 11 Feb 2008 22:27  

    Hola Jose:

    Desde que escribiste este articulo me quedé con ganas de escuchar este disco y por fin he podido hacerlo con calma. Coincido totalmente con lo que dices, pop-rock del bueno en la mejor tradición de Big Star y Rapsberries. Seguramente no hayan inventado nada, pero es un disco de esos que siempre apetece escuchar.
    Me he tomado la libertad de editar tu articulo para añadir el mp3 de “It Doesn’t Matter”, un temazo que está entre mis favoritos.

    Un saludo

  2. Publicado por Anónimo @ 29 Nov 2008 12:42  

    los acordes de peñalosa siempre elegantes

  3. Publicado por Anónimo @ 29 Nov 2008 12:44  

    el disco Hector,flyng color,music for cats…..todo vale la pena

  4. Publicado por coyote @ 29 Nov 2008 12:52  

    dirty realism una gran canción

  5. Publicado por Olímpico @ 14 Mar 2009 15:08  

    Hola! Acabo de descubrir a Flying Color bajandome su disco desde un blog, y buscando informacion sobre ellos he encontrado este articulo, aunque ha pasado más de un año desde que lo escribiste…

    La verdad que Flying Color ha sido un grato descubrimiento. El disco es redondo. Y me encanta que sean americanos, porque por aquella epoca y sobretodo posteriormente este estilo de música fue sobretodo facturado por grupos británicos. Como molaría tener ese vinilo del que hablas con los temas extras y las fotos y comentarios de la banda!

    Saludos!


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress