Great Lake Swimmers – Bodies and Minds

Lunes 22 junio 2015

Great Lake Swimmers
Bodies and Minds
Misra 2005

Ahora que empezamos a sentir los primeros días de la Primavera es cuando nos damos cuenta de que hemos pasado un duro, frio y largo invierno, largas noches en las que mirar por la ventana ha sido nuestra actividad favorita, preferiblemente con un cigarro en la mano, la cabeza llena de sueños imposibles y una bella canción de fondo. Este “Bodies and Minds” esta lleno de ese tipo de canciones, canciones que se convierten en inseparables compañeras de viaje.
Tras el nombre de Great Lake Swimmers se esconde Tony Dekker, compositor afincado en Toronto del que apenas se conocen unos cuantos datos inconexos que no sirven para explicar las excelencias de este “Bodies And Minds”, su segundo disco, publicado como el anterior en el minúsculo sello Misra.
Muy influido por el ambiente rural donde creció (El sur de Ontario, Canada) Tony Dekker grabó este disco en una pequeña iglesia a la orilla de un lago, buscando una atmósfera especial en la que pudiesen fluir naturalmente sus canciones, algo similar ya pasó con el anterior (y tambien espléndido) álbum de debut, grabado en un granero abandonado tan solo cinco meses antes.
Quien esté acostumbrado a transitar por los desolados parajes dibujados por alquimistas de la desgracia como American Music Club o Red House Painters encontrará en estas austeras canciones espejos en los que reconocerse, prácicamente todo el conjunto se compone de medios tiempos repletos de guitarras a media luz y difusas notas de piano, con la vista siempre puesta en el Harvest de Neil Young (“Let’s Trade Skins”, “Various Stages”), pero sin resistirse a descubrir otros terrenos que se muestran al oyente tras sucesivas escuchas, de tal forma sorprende el vitalista tono pop de “Bodies and Minds”, los coros casi gospel de “Falling Into The Sky” o los ecos griegos de “I Could Be Nothing”.
En sus textos Dekker crea preciosas y desoladas estampas donde sitúa sus mas personales reflexiones, recuerdos de soledades y desgracias, si, pero tambien de esperanzas e ilusiones en unas letras evocadoras, sencillas y sinceras.
Mas allá de las siempre odiosas comparaciones, de verdad merece la pena dejarse embriagar por canciones como “When It Flows” o la inicial “Song For The Angels”, temas realmente majestuosos y hermosos que dificilmente te dejarán indiferente.
Sin duda Great Lake Swimmers será un grupo a tener muy en cuenta de aquí en adelante, no es facil dar con músicos capaces de plasmar sus emociones en un puñado de canciones con tanta sensibilidad y naturalidad.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Discos

Comentario

  1. Publicado por jose @ 08 Abr 2006 2:07  

    gracias a tu recomendación he escuchado este disco y desde el primer momento que la mágica voz de tonny dekker y la música que tan perfectamente le acompaña entraron por mis oídos noté que se esparcía suavemente por el interior de mi cuerpo y salía con delicadeza por los poros de mi piel arrastrando y mostrándome todos los sentimientos y emociones que había encontrado a su paso rodeándome fisicamente de un halo de sensaciones desnudas e inequivocamente personales animándome a buscar la soledad como el medio más seguro para ser feliz unos instantes.

    PD.Quizás parezca un poco tonto lo escrito, sobre todo ahora que lo leo sin oir la música, pero mientras lo escribia escuchando el disco era lo que me inspiraba.


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress