Nick Cave – Abbatoir Blues / The Lyre Of Orpheus

Viernes 22 abril 2016

Nick Cave & The Bad Seeds
Abbatoir Blues / The Lyre Of Orpheus
Mute 2005

No resulta fácil aproximarse a una figura como la de Nick Cave, su sombra siempre ha estado rondándome desde que compré hace años aquel “Your Funeral My Trial” que sin saber exactamente por qué arrinconé en un cajón sin apenas escuchar. Es difícil catalogar la obra y la trayectoria de uno de los tipos mas extraños y ariscos que ha dado la música rock moderna, un músico que lleva mas de veinte años ofreciendo obras extrañas y herméticas, su mezcla de géneros, de atmósferas y de registros siempre me ha infundido bastante respeto y me ha tenido un tanto alejado de sus canciones.
Hará como dos, quizás tres meses compré este último disco doble atraído por su estupenda presentación y por las efusivas recomendaciones que recibí de algunos de mis amigos, pero no ha sido hasta ahora cuando de verdad me he decidido a escucharlo.
El hilo por el cual empecé a entrar en “Abbatoir Blues” fue sin duda “Cannibals Hymmn”, un tema rocoso, aspero y vibrante que progresa con una singular crudeza y que resulta ciertamente incontestable, de hay llegué a “Hiding All Away” y quedé deslumbrado ante esos obsesivos y escalofriantes coros Gospel que acompañan la sangrante voz de Cave, es un disco difícil y extraño, que hay que escuchar desde las entrañas para empezar a disfrutar de verdad. Temas como “Nature Boy” o “Let The Ring Bells” comparten esa singular rugosidad que sirve para entender la enorme influencia que ha tenido la obra Nick Cave entre aquellos que buscan la belleza en el desierto, en la noche y en el alcohol.
Una vez pasado el mal trago, entrar en “The Lyre Of Orpheus” fue mucho mas sencillo, este segundo disco es bastante mas accesible y luminoso (en los términos de Nick Cave, por supuesto) y aquí encontramos el contrapunto acústico y romántico a la tormenta eléctrica de “Abbatoir Blues”, con temas delicados y sugerentes que siguen la tendencia iniciada en “Nocturama” aunque sin caer en esa cierta apatía que en cierta medida arruinó ese disco, temas como “Breathless”, “Easy Money”, “Spell” o “Carry Me” suenan rotundos y comprometidos con el particular universo de Nick Cave, y su retorcida y alegórica poesía que se apoya en sus obsesiones de siempre, la religión, la muerte, y de la que trasciende un cierto optimismo basado en sus mas íntimas e irrevocables creencias: el amor, la tierra, las raices…
Este majestuoso doble disco es sin duda uno de los mejores de la carrera de Cave, un disco rotundo e incontestable que sigue sin poner las cosas faciles a nadie y que se mantiene a años luz de cualquier tendencia medianamente comercial, un disco que queda ahí para quien se atreva a escucharlo.

Facebook Twitter

Etiquetas: ,


Publicado por Luis / Archivado en:Discos

Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress