The Magnetic Fields – 69 Love Songs

Sábado 23 abril 2016

The Magnetic Fields
69 Love Songs
Merge Records 1999 (Circus-PIAS Spain 2000)

Stephin Merritt ya ha aportado méritos más que suficientes para que se le considere como uno de los grandes compositores en la historia del pop. Vampirizando múltiples estilos y artistas dispares ha logrado conquistar su propio reino en la cima. Se ha especializado en cantar al amor, pero lo hace de modo diferente y novedoso, su música recuerda a melodías ya escuchadas, pero suenan diferentes y novedosas, lo mismo se acerca al techno que al country, al jazz que al pop, al chachachá que a la música china… pero los resultados son diferentes y novedosos. Sus obras aparentan estar formadas por canciones sencillas, que le salen sin esfuerzo mientras pasea o se toma una copa de vino, juega con lo clásico añadiéndo una buena dosis de chulería y gamberrismo sobre todo en las letras, la música aparenta estar tocada escapando de la grandilocuencia (la mayoría de las veces), utilizando ruídos, instrumentos digitales y/o naturales, o sólo voces, pero siempre logrando que suenen perfectamente imperfectos, simulando a un maravilloso malabarista callejero que lanza multitud de pelotas al aire y sorprendentemente no se le cae ninguna, pareciendo que estas vuelvan solas a sus manos. Y esto está claro que sólo puede hacerlo alguien que posee dones especiales y le dedica muchas horas porque es con lo que más disfruta. Inquieto y ansioso por descubrir nuevas rutas y aventuras no duda en embarcarse en diferentes proyectos: Future Bible Heroes, 6th’s, Gothic Archies, The Three Terrors, bandas sonoras…
69 Love songs, editado bajo el proyecto más reconicido, The Magnetic Fields, es su mayor golpe de efecto hasta el momento, y sin duda muy difícil de ser superado, no sólo por su calidad, sino por la proporción de excelentes temas publicados conjuntamente. En principio pensó en montar un gran musical dedicado a las canciones de amor y con cien temas. Considerando exagerado el número por su larga duración decidió reducirlo, encontrando más acertado y relacionado con la obra el capicúa, mágico y sicalíptico 69. A la espera de que alguien se decida a ponerlo en escena sólo nos queda disfrutarlo como triple CD, con 23 canciones cada uno, con una duración por tema que rondan los 2-3 minutos la mayoría. Los estilos que recorre son numerosos, reggae, noise, krautrock, pop, gospel, psicodelia, world music, country, punk, jazz, disco, voces a cappella o hasta música celta o renacentista… sin miedo a épocas ni modas; pero todo ello pasado por el filtro Stephin Merritt que logra dotar a todas las canciones de un único y personal aroma, entre música de cámara y casera, entre música de juguete y de nightclub, recordando lo mismo a Beach Boys que a Jesus & Mary Chain, a Abba que a Lee Hazlewood, a Cure que a Fleetwood Mac, a Ultravox que a Miles Davis, a Michael Nyman que a Leonard Cohen, a New York Dolls que a Doris Day… llegando a hacerte dudar en ocasiones si serán simples referencias o si se acercan peligrosamente a una imitación.
Logicamente es imposible que entre tanta variedad y cantidad de canciones agraden y convenzan todas, pero también es igual de cierto que resulta complicado seleccionar cuatro o cinco como las mejores, pues son muchas más las que se cuelan de modo especial por los sensibles circuitos eléctricos del cerebro, resultando muy difícil nombrar las preferidas sin resultar pesado. No sólo el cambio de estilos hace que la escucha sea más agradable y enriquecedora, también el registro de diferentes voces contribuye a dar color y variedad, contando para este trabajo con las colaboraciónes vocales de Shirley Simms, Lawrence David Beghtol (un tercio del proyecto ‘The Three Terrors’, líder del colectivo de pop orquestal Flare, la mitad del dúo experimental Moth Wranglers, así como un virtuoso del ukelele), Dudley Klute (el otro tercio en ‘The Three Terrors’), y la inseparable amiga, manager, batería y pianista del grupo Claudia Gonson (ex ‘The Zinnias’ y ‘The Honeybunch’), que interpretan más de una veintena de canciones. Contando también en el apartado instrumental con las colaboraciónes del novelista Daniel Handler (acordeón y teclados), su compañero en Future Bible Heroes Chris Ewen (Ex ‘Figures On A Beach’, famoso Dj y teclista, quien aporta fondos instrumentales electrónicos), además de los fijos Sam Davol (cello), y John Woo (banjo, guitarra).
Se trata pues de una obra grandiosa en todos los aspectos, ya que si bien no era la primera vez que se editaba un triple disco, nadie hasta la fecha había editado 69 canciones juntas con la cantidad de aciertos, eclecticismo y calidad que el conjunto contiene (y difícil que alguien vuelva a lograrlo. No me olvido del quíntuple cd que poco después editó Andrés Calamaro con 100 canciones, pero su relevancia, variedad y calidad musical creo que están bastante por debajo de este trabajo). Stephen Merritt ha puesto el listón muy alto y, aunque sus últimos discos siguen siendo de un elevado nivel y parece que nunca dejará de investigar, esta obra sigue siendo referencia de la que dificilmente podrá desligarse (comentaba en este sentido: “digamos que ’69 Love Songs’ me vio explotar en ochenta direcciones diferentes, y que a partir de ahora nada de lo que haga significará un cambio”. Sin embargo, de una mente inquieta como la suya puede esperarse de todo y seguró que intentará superar la hazaña. Por el momento como mínimo sigue sorprendiéndonos).

Facebook Twitter

Etiquetas: ,


Publicado por jose / Archivado en:Discos

Comentario

  1. Publicado por Computer Age » Superchunk – Foolish @ 13 Dic 2015 9:40  

    […] en lo que es hoy: El sello de referencia del underground americano con bandas en su catalogo como The Magnetic Fields, Spoon, M.Ward, The Arcade Fire o American Music Club. “Foolish”, como el […]


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress