Mark Lanegan, Madrid (6/12/2003)

Martes 16 diciembre 2003

Mark Lanegan
Sabado 6 de Diciembre 2003
Sala Caracol

Mark Lanegan vino a España presentando las canciones de su ultimo EP “Here comes that weird child”, adelanto de su próximo disco que se publicara en breve, la sala Caracol colgó el cartel de no hay billetes, entre la nutrida audiencia se podían encontrar muchos fans de QOTSA, muchos indies y muchos nostálgicos de la era grunge.
Abrieron Enemy, con un ruidoso y enérgico set de Stoner-rock, quizás demasiado violento para la ocasión pero no exento de buenos momentos, la actuación de esta banda nos dio ocasión de comprobar la buena sonoridad de la sala, un perfecto escenario para conciertos de rock en una ciudad como Madrid que no anda precisamente sobrada de locales.
Mark Lanegan es un músico muy prolífico e inquieto, al frente de los Screaming Trees puso un punto y aparte respecto a sus compañeros de generación, lanzados a explotar hasta el final el estallido de Seattle y de la generación X, Screaming Tress permanecieron en un segundo plano entregando vibrantes discos como “Sweet oblivion” o “Dust”, repletos de magistrales canciones donde la voz de Lanegan ya iba marcando distancias, y es que, mas allá de su talento como compositor es en su voz donde reside la irresistible belleza de unas canciones que Lanegan empieza a publicar en solitario en 1990, tras la disolución de los Trees en 1996 esa carrera en solitario pasa a ser su principal proyecto.
Las canciones de Mark Lanegan están dotadas de un magnetismo especial, de una calidez sobrecogedora, a medio camino siempre entre el Van Morrison mas Folk y el Tom Waits mas abiertamente rockero, con una música que coge muchos elementos del Blues, del Jazz y del Hard-rock.
Aunque el grueso del concierto lo conformaron las (esplendidas) canciones de su inminente nuevo álbum, hubo bastantes momentos dedicados a repasar temas de sus primeros discos, así sonaron por ejemplo “Borracho” o “Pendulum” de aquel magnifico “Whiskey for the holy ghost” (1994) o “No easy action” y “Don´t forget me” del mas reciente “Field songs” (2001), temas que tuvieron una entusiasta acogida entre el publico cada vez mas consciente de estar ante una velada mágica. Una banda compacta, sólida y contundente arropaba la voz de Lanegan, de negro, agarrado continuamente al micrófono y sin parar de fumar, desgranando una tras otra sus historias de pecado y milagros, de encuentros y despedidas, de noches en blanco frente a la botella de Bourbon.
En el bis, el broche de oro para cerrar una noche que no se olvida, una impresionante versión del “Cinamon Girl” de Neil Young que terminó por plantar una enorme sonrisa hasta en el último de los allí presentes.
Un músico en estado de gracia, una banda compenetrada y un repertorio impecable, en un escenario ideal para un concierto de rock y en una noche propicia para las historias de alcohol y desamor. No se ven muchos conciertos así.

Facebook Twitter

Etiquetas: , ,


Publicado por Luis / Archivado en:Conciertos

Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress