FIB 2004

Viernes 13 agosto 2004

Al Festival Internacional de Benicassim acuden siempre dos tipos de personas, los que van a ver conciertos y los que van a desfasar, por mi parte, dependiendo del cartel de las sucesivas ediciones a las que he acudido, siempre me he situado en uno u otro extremo seguro de que hacer ambas cosas era inviable, pero como ha quedado demostrado este año nada es imposible si se hacen buenos planes y los planes salen bien.
Con mi gorro de Cowboy como símbolo palpable del frontal rechazo hacia el brit-pop y el tecno, y como encendida reivindicación del Rock auténtico de raíces norteamericano, nos plantamos en un plisplas el jueves en Benicassim una vez salvado el primer obstáculo del abusivo precio del abono gracias a una oportuna acreditación periodística concedida.
El clima ha sido mas soportable que en otras ocasiones y el ambiente mas despejado y relajado, el cartel del 2004, el del décimo aniversario del festival, estaba notablemente descompensado y mostraba demasiados agujeros, lo que ha desanimado a mas de uno, teniendo también en cuenta el precio de las entradas y las diferentes alternativas de festivales veraniegos que van año tras año ganando peso.
El jueves era la fiesta de presentación, el Fibstart que tradicionalmente se hace en el velódromo de Benicassim y que en esta ocasión se trasladó al recinto de conciertos, en el escenario principal.

Nuestra llegada al recinto coincidió con la actuación de The Sunday Drivers, que presentando su último y reciente disco “Little Hearts Attacks” concretaron una actuación mas que correcta, el grupo cuenta con buenas melodías e incluso algún single notable como “On My Mind” que les pueden abrir muchas puertas, toman buena nota de los clásicos (Beatles, Kinks, Byrds) en sus composiciones y en directo entretienen, fueron los primeros beneficiados del sonido del festival que seria magnífico durante todos los conciertos (tanto en el Verde como en las carpas).

Tras el buen sabor de boca de Sunday Drivers nos tocó darnos de bruces de nuevo con la triste realidad del indie-rock patrio que sigue mostrando unos males que ya parecen endémicos, y es que lo de Maga fue cuando menos aburrido, aunque no quiero ensañarme demasiado con ellos.

En el concierto de Ash estaba sentado lejos en el cesped con una cerveza y el gorro de cowboy bien puesto, no fuese que alguien pudiese pensar que estaba interesado en verles, ¿cuando se darán cuenta en el Fib que el brit-pop nació ya muerto y que el cadáver a estas alturas apesta?

Nos acercamos de nuevo al escenario para ver a Fangoria por curiosidad mas que otra cosa, y la verdad es que hay que reconocer que Alaska se lo monta bien sobre un escenario, a estas alturas tiene un buen puñado de temas pegadizos que sabe vender muy bien como pop electrónico de vanguardia, aunque no lo sea. Divertido a ratos.

Y eso fue todo el jueves, una fiesta de presentación que se quedo coja tras la cancelación de Paul Weller y que no sirvió mas que para constatar la mejorada sonoridad del escenario principal.

Viernes 6

El primer dia del festival se presentaba a priori como el mas flojo, aún así hubo actuaciones interesantes.

Snow Patrol
se presentaron en la carpa Fiberfib.com aun con un intenso calor que no impidió que se llenase el recinto, el último disco de la banda, “Final Straw” es un formidable ejercicio de indie-rock en la órbita de The Folk Implosion o de The Delgados por aquello de su procedencia escocesa, en directo la banda aumenta el voltaje de sus interpretaciones y se muestra entregada y competente, aunque hay temas que flojean bastante, de todas formas, canciones como “How to be Dead” o “Chocolate” sonaron francamente bien.

Kings Of Leon, que tocaron después en el mismo escenario se desinflan día a día, las canciones de su debut “Youth & Young Manhood” (ver análisis) pierden mucho en directo, y los nuevos temas suenan infinítamente peor, sus actuaciones son previsibles y planas y la actitud de la familia Followill no se corresponde con lo que se supone debería ser una auténtica banda de Rock and Roll. Parece que desgraciadamente se confirma el hype.

El primer concierto del día para nosotros en el escenario verde fue el de Tindersticks, quizás el grupo ya no emociona en sus grabaciones, pero sus directos aún capturan esa intensidad que desprendían en sus inicios, músicos de talento, con tablas y con la humildad suficiente para completar una actuación sobresaliente sabiendo que ya no es su momento, lo peor es que apenas prestaron atención a sus dos primeros discos.

Einstürzende Neubaten protagonizaron un pequeño incidente en la rueda de prensa (se fueron a la primera pregunta) y luego completaron una de las actuaciones mas caóticas de todo el festival, una extraña y demencial mezcla de electrónica, rock industrial y sonidos insólitos ante la que era imposible permanecer impasible, el grupo berlines es un referente para todo aquel que explora en el caos y su inclusión en el festival fue una decisión interesante, no creo que hubiese por allí muchos fans de Ash.

Otro momento refrescante fue la actuación de Kraftwerk de nuevo en el escenario grande, el grupo alemán puede considerarse el padre del tecno-pop y aún conservan la imaginación y el buen gusto que tanto escasean hoy día dentro de la música electrónica, su clásica puesta en escena y sus no menos clásicos temas ( “The Robots”, “Radioactivity”, “Autobahn”…) resultan infinitamente mas convincentes que la mayoría de propuestas supuestamente mucho mas actuales e “innovadoras” (y no quiero citar nombres de grupos franceses que curiosamente también actuaban en el festival).

Sabado 7

En un festival siempre resulta inevitable que se solapen varias actuaciones aunque la disyuntiva que se nos planteó con Clem Snide y Teenage Fanclub fue bastante dolorosa, aunque de haber actuado Morrisey el dilema hubiese sido aún mayor. Aunque nos decantamos por el talento infalible de Norman Blake y los suyos tuvimos tiempo de ver algunos temas de la actuación de Clem Snide y lo que vimos no nos convenció demasiado, temas oscuros y extraños (y desconocidos) que quedaban muy lejos de su magnífico set en Madrid (ver crónica), además el ambiente era infinítamente mas frío, luego me comentaron que lógicamente hubo algún buen momento pero que el concierto no se recuperó.

Teenage Fanclub sin embargo es una apuesta que nunca falla, en ellos si que se puede confiar, y es que en la ya extensa discografía de la banda es dificil encontrar un tema flojo, además en sus últimos conciertos no escatiman a la hora de despachar clásicos, en Benicassim sonaron temas de todas las épocas como “Everything Flows”, “Sparkys Dream”, “The Concept” o “Start Again” que sonaron realmente bien tras el empacho electrónico del viernes, todos cantan, todos tocan de maravilla y su actitud sobre un escenario es de las mejores que se pueden ver hoy en día, de lo mejor del festival.

Tuvimos tiempo de ver un poco de la actuación de Yann Tiersen y aunque desconozco completamente su música lo que vi me pareció interesante, fusionando chanson con tormenta eléctrica y electrónica, seguramente lo hubiese visto entero si alguien no nos hubiese avisado que en el escenario grande iniciaba su set Lou Reed.

Había bastantes incógnitas sobre la actuación de Lou Reed, sobre su estado de forma, sobre las canciones que interpretaría y sobre su legendario carácter que podía mandarlo todo al infierno, afortunadamente todos los interrogantes se resolvieron en positivo, El mítico miembro de The Velvet Underground ofreció el mejor concierto del festival con un acertadísimo set de grandes clásicos que incluyó varios temas de “Transformer” (ver critica) como “Perfect Day”, “Satellite of Love” o “Walk on the wild side”, de The Velvet Underground como “Venus in Furs” o “Jesus” y grandes temas de su dilatada carrera en solitario como “Sweet Jane”, “Romeo had Juliette” o “The Blue Mask”.
La banda que acompañaba al músico era realmente competente y todos los temas sonaron potentes, demoledores, reinterpretados en ocasiones y añadiendo interesantisimos matices de directo que evitaron la sensación de estar ante un grandes exitos, Lou Reed se mostró alegre, comunicativo, centrado y rejuvenecido, llevando en todo momento las riendas de la actuación, demostrando porque es uno de los grandes, con mayúsculas.

Tras Lou Reed les llegó el turno a Belle and Sebastian, una banda que tras su desastrosa actuación en el Primavera Sound 2003 ha perdido para mi casi toda su credibilidad, en Benicassim mejoraron un tanto el tono, sonando inspirados al abordar su temas antiguos en especial los del celebrado “If You’re Feeling Sinister” pero flojeando hasta el esperpento en sus nuevas composiciones, de tono festivo y tontorron, muy alejadas de esas bellas canciones nostálgicas que tanto nos gustaron.
El mejor momento fue cuando el grupo interpretó “The Boy With The Thorn in His Side” de los Smiths, compensando en parte la sonada espantada de Morrisey.

Primal Scream es un grupo que nunca me ha atraído en exceso, sus discos me parecen artificiales y exagerados, aunque siempre me ha llamado la atención el prestigio de sus actuaciones en directo, así que tras perdérmelos en el PS04 ahora era el momento de comprobar hasta donde llegaban sus directos, además, la presencia de Kevin Shields era un aliciente mas, y lo cierto es que no me decepcionaron, Bobby Gillespie es un espectáculo sobre el escenario y el sonido de la banda es demoledor, rock and roll filtrado a través de rotundas bases electrónicas con un resultado final ciertamente brillante, se respiró esa actitud violenta y desafiante que tanto escasea en el rock actual y que debería ser la principal prioridad de todo aquel que se sube a un escenario. Esto si es evolucionar y crecer, y no lo de Ash.

Domingo 8

El Domingo tocaba estar pronto en el escenario para ver la actuación de Grupo Salvaje, tras presenciar algunos directos irregulares (ver cronica PS04) parece que por fin el grupo en el que pude haber tocado ofreció el directo que todos esperábamos, lastrados aún por esos parones que parecen ya crónicos y por una cierta laxitud en algunos temas, se acercaron no obstante a esa desértica y oscura atmósfera de Western que dicen querer transmitir, entre Giant Sand y Lambchop, revisando los grandes iconos malditos del rock norteamericano, “Elvis Love Us” y “Sorrynonews” brillantes, la version de Townes Van Zandt (Waitin’ around to die) acertadisima, y “The Survivor” sencillamente demoledora. Me fío de mi gorro de cowboy y él me dijo que estuvieron bien.

El concierto de Arthur Lee & Love resultaba a priori uno de los mas esperados e interesantes de todo el festival, la tercera punta del tridente de genios de esta edición (Reed-Wilson-Lee), pero terminó siendo la experiencia mas triste y patética que he podido contemplar en mis 32 años de existencia.
Sin entrar a valorar los posibles motivos (se enteró de la muerte de un amigo) de la inconmensurable borrachera (o pedo químico, me da igual) del amigo Lee, lo cierto es que no hay derecho a escuchar los clásicos de “Forever Changes” convertidos en una patética tomadura de pelo, el público en un principio aturdido por lo que estaba contemplando reaccionó con un sonadísimo abucheo y gradualmente fue abandonando el recinto, yo aguanté solo cuatro intentos de cancion porque francamente me estaban entrando ganas de llorar.
Si se te muere un ser querido tienes dos opciones validas, o te quedas en casa a llorar, o le homenajeas con el concierto de tu vida, la música, los fans y él mismo merecen un poco de respeto.

Aún bajo fuerte shock tocaba la segunda punta del tridente anterior, la actuación de Brian Wilson sobre la que planeaban lúgubres augurios, por suerte nada malo paso y el venerable abuelete en que se ha convertido el hombre que quiso superar el Sgt Pepper nos ofreció el concierto mas memorable y mágico de todo el festival, acompañado por una banda que casi era una filarmónica y con unos coros simplemente increíbles Brian Wilson fue desgranando clásicos gradualmente, empezando con un corte de “Pet Sounds” (ver critica), “Sloop John B” e intercalando temazos del calibre de “Heroes and Villians” o “Surfer Girl” entre temas mas modernos, hasta que con “God Only Knows”, para muchos la canción mas bella compuesta jamas, aquello dejó de ser de este planeta, despues, “Wouldn’t It Be Nice”, “Good Vibrations” y una revisión de los viejos temas surf de los Beach Boys con la que completaron una actuación que pasará a la historia, esperemos que estos baños de multitudes den ánimos al viejo Brian Wilson (se le ve bastante delicado) para completar ese Smile que cierre definitivamente el circulo de su genialidad. Impresionante.

Aún había mas, es lo bueno de Benicássim, siempre hay mas, así que nuestro siguiente movimiento nos situó en el escenario donde Lambchop iniciaban su set, el colectivo de Kurt Wagner está sin duda en su mejor momento, sus nuevos dos discos (si, dos discos publicados a la vez) “Aw C’mon” y “No, You C’mon” añaden cientos de matices a una obra ya sobresaliente y en directo la banda suena con una precisión, una elegancia y una profesionalidad realmente notoria, sonaron bastantes temas de discos anteriores buscando conformar una actuación cargada de electricidad e intensidad, quizás para cerrar la boca a quienes les tachan de aburridos y lineales, mezclando Folk, Rock, Country, Soul y cien estilos mas en un concierto verdaderamente magistral.

El concierto de Lambchop se solapó con el de Frank Ferdinand así que no pude ir a verlos, pero por lo que vi por las pantallas del recinto y por lo que luego me contaron parece confirmarse que por fin los británicos han encontrado su gran banda, ciertamente como pude comprobar en el PS04 (ver cronica), los de Glasgow tienen muy buen directo.

La actuación de Spiritualized fue una ligera decepción, afectados por un sonido un tanto deficiente el grupo de Jason Pierce sonó acomodado y un tanto complaciente, perdiendo parte del efecto incendiario de sus composiciones, hubo buenos momentos como en la enorme “Come Together” pero en lineas generales el concierto fue flojo, aunque nada indica que el talento de Pierce de sintomas de agotamiento.

¿Que se lleva el rock de guitarras? pues un poco por aquí, ¿Que ahora mola la psicodelia? un poco por allá, ¿Que vende mucho la electrónica? pues metemos unos tecladitos, eso parecen pensar The Dandy Warhols al facturar una música tan manida, tan anodina, tan vacía y tan falta de personalidad como la que facturan, claramente obsesionados por el sindrome de grupo de anuncio famoso, intentan una escapada hacia delante que les conduce sin remisión a los abismos de la mediocridad, aun así, mejores que Ash :).

Y eso fue todo lo que nos dio tiempo a ver, un festival muy especial que ha tenido momentos memorables, grandes decepciones y un resultado global mejor de lo esperado, un festival que en lo personal ha sido realmente divertido y que me ha dado ánimos para seguir escuchando con pasión la música que amo, para seguir con esta página y para volver a agarrar esa guitarra que descansa desde hace mucho tiempo en un rincón de mi habitación.
Por último quiero agradecer a Fernando, Jose Luis, Mapi, Laura, Oscar, Pepe, Ernesto, Carlos, Javi, Valle-Inclan y su colega, Rodrigo, la gente del Hotel Playa de Oropesa y a Einstürzende Neubaten los buenos momentos pasados. Ah bueno, y tambien a Ash :))).

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Conciertos

Comentarios

  1. Publicado por L.Luis @ 13 Ago 2004 4:25  

    Ya me parece estúpido decir que se odia a una etiqueta que abarca estilos tan diversos como el brit pop. Pero decir que no te gustan Ash cuando lo único que tiene en común con esos grupos es la fecha de formación me parece casi gilipollesco.

  2. Publicado por Luis @ 13 Ago 2004 4:28  

    El Brit-pop fue un muy rentable invento de la prensa britanica que por lo visto cuajo muy bien en nuestro pais, prueba de ello el fib, que año que año insisten con formaciones que nunca aportaron nada.

    ¿Que queda hoy del britpop? ¿cuantos discos de aquellos años se pueden escuchar hoy en dia?.. se pueden contar con los dedos de una mano.

  3. Publicado por miguelink @ 16 Ago 2004 4:26  

    Bueno, solo dos apuntes, el primero es que este es ya el segundo años en que el fibstart se realiza en el recinto de conciertos, sólo que a diferencia del año pasado este año se ha realizado en el escenario verde. Y para finalizar, mi último apunte es que kevin shields no actuó en el concierto del fib, lo ha hecho últimamente, pero no en el fib. Y nada más, que felicidades por tu página y esperando que sigas mucho tiempo con ella.

  4. Publicado por Luis @ 17 Ago 2004 4:26  

    Hola miguelink, lo de Kevin Shields surgio pq lei por ahi que alguien le habia visto y le habia saludado en el backstage, y como toco con ellos en el PS04 pues….

  5. Publicado por Benicassim 2008 - Computer Age @ 01 Feb 2008 22:34  

    […] nuestros archivos me encuentro efectivamente con la revision que hizimos de la edicion del 2004, y desde entonces no me he vuelto a interesar en exceso por el […]


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress