Azure Ray, Madrid (24/01/2004)

Domingo 1 febrero 2004

Azure Ray
Sabado 24 de Enero 2004
Sala El Sol

Azure Ray son un duo de Athens con una dilatada experiencia a pesar de su juventud, Maria Taylor y Orenda Fink, estudiantes de arte de la universidad de Alabama coincidieron en los 90 en bandas como Little Red Rockets y ya como Azure Ray publicaron tres discos antes de fichar por Saddle Creek donde han grabado su último álbum: “Hold On Love”.
La música de Azure Ray recuerda al de bandas pioneras del sello 4AD con chica al frente, pop etereo, frágil y delicado, en la onda de los primeros Lush o This Mortal Coil, canciones acústicas adornadas en disco por multitud de detalles, creando unas brumosas atmósferas donde la tristeza y la melancolía campan a sus anchas.
La sala El Sol estaba semivacia para la actuación del grupo Norteamericano, a la entrada se nos entregó a los asistentes un recopilatorio del sello Saddle Creek, sin duda un buen detalle.
El dúo en el escenario se ve complementado por la contribución de un batería y una teclista, ambos se ocupan puntualmente también del bajo y de la mesa de efectos intentando recrear en lo posible la atmósfera de sus grabaciones, cosa que mucho me temo, no consiguen.
El directo de Azure Ray es completamente plano y sin matices, las canciones se suceden una tras otra sin ninguna sorpresa ni variación, la magia que transmiten algunas canciones de su último disco queda totalmente anulada por la nula convicción que el dúo muestra en la interpretación de los temas, una actitud fría, distante, incluso altiva que apaga de un soplido cualquier atisbo de emoción y que poco a poco va sumiendo al espectador en el mas miserable aburrimiento.
En los momentos en los que la banda funcionaba como una banda clasica (guitarra, bajo y bateria) surgieron destellos que dan lugar a la esperanza, cuando se lo proponen y dejan de lado las poses, Maria y Orenda son capaces de hilvanar algunas melodías con peso y profundidad, pero esas pocas canciones no sostienen ningun concierto por si mismas. Los momentos mas destacables de “Hold on Love” como “The drinks we drank last night” o “Sea of doubts” sonaron huecas, vacias, intrascendentes.
Uno tambien puede pensar que si, que las canciones eran bonitas, que ellas cantaban bien, que todo era perfecto, pero lo cierto es que cuando en un concierto no puedes reprimir tus bostezos es señal inequivoca de que algo no está funcionando.
De todas formas, tampoco hay que hacerme demasiado caso, ese día había trabajado por la mañana y quizás era simplemente que tenía sueño acumulado.

Facebook Twitter

Etiquetas: , ,


Publicado por Luis / Archivado en:Conciertos

Comentario

  1. Publicado por Sito @ 14 Oct 2009 17:19  

    Es evidente que tú no has estado en este concierto porque , no reseñar que estaba entre la gente Peter Buck , y Cristina Rosenvinge … Te habrás escuchado los cd’s , y ya está .


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress