Zatoichi

Sábado 22 noviembre 2014

Zatoichi (2003)

Director: Takeshi Kitano
Interpretes: Takeshi Kitano, Tadanobu Asano, Michiyo Okusa

Zatoichi es un personaje muy conocido en la cultura japonesa, las historias del samurai ciego han estado presentes en multitud de novelas, cómics, representaciones teatrales o series de televisión a lo largo de las últimas décadas en el país asiático, Takeshi Kitano aceptó por encargo realizar una reinterpretación del personaje atraído por la estética del Japón clásico, abordando una temática hasta ahora inédita en su ya extensa filmografía.
Takeshi Kitano es uno de los directores actuales mas originales y característicos, el rotundo ritmo de todas sus películas y su peculiar forma de abordar la violencia han hecho de el uno de los directores mas aclamados del cine actual, aunque su cine siga pasando practicamente desapercibido en su país.
El primer referente obvio de Zatoichi son las historias de samurais de Akira Kurosawa, en especial Yojimbo y Sanjuro, Kitano en ningun momento niega esa influencia e incluso homenajea al maestro en algunas secuencias, como la de la lucha bajo la lluvia.
La historia tampoco abandona los cánones del género, Zatoichi es un masajista ciego que llega a una ciudad donde un clan impone su ley, sometiendo a todos sus habitantes al pago de fortísimos impuestos y sembrando el terror en las calles, pronto se descubrirá que el recien llegado no es un simple masajista y el clan verá su autoridad amenazada.
Junto a Zatoichi confluyen en la ciudad una serie de extraños personajes: una pareja de hermanas en busca de venganza con un oculto secreto, un jugador de dados, un samurai sin trabajo con una mujer enferma, y toda una colección de secundarios curiosos y extraños.
El gran logro de Kitano en Zatoichi, como en la mayor parte de sus películas, es el carácter y la profundidad que imprime a todos esos personajes, aportando pequeños apuntes biográficos que se diluyen con naturalidad en la trama pero que aportan datos clave para entender las acciones de cada uno de ellos, acciones y personalidades que entran en inevitable conficto.
La realización, la puesta en escena, la fotografía y todo el apartado técnico en general es otra vez sobresaliente, Kitano maneja a la perfección todos los recursos del cine moderno, y Zatoichi es buena muestra de ello, visualmente es impecable, impactante y realmente bella. El peculiar tratamiento de la violencia, presente en muchas películas del cineasta, convierten tambien a Zatoichi en una película dura, cruda, a veces incomoda, pero siempre interesante e impactante.
Zatoichi es un proyecto extraño, casi una anomalía, una película planteada como obra menor que sin embargo tiene argumentos suficientes para figurar entre lo mejor de la obra de Takeshi Kitano, un director en su mejor momento que convierte en oro todo lo que toca.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Cine

Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress