Land Of Plenty

Jueves 5 febrero 2015

Tierra de Abundancia
Land Of Plenty (2005)

Director: Wim Wenders
Interpretes: John Diehl, Michelle Williams, Shaun Toub.

Wim Wenders es uno de los directores mas venerados de nuestro tiempo, un director que goza de un prestigio excepcional entre la crítica y entre el público mas intelectual. “Paris, Texas” (1985) es una obra maestra rotunda e incuestionable, aunque el resto de su filmografía, con puntuales excepciones, muestra demasiados elementos pretenciosos y artificiales como para poder pasarlos por alto.
“Land of Plenty” ha sido recibida casi unánimemente como el gran retorno del autor alemán a su cine mas personal y comprometido, abordando un tema delicado y doloroso como es la psicosis norteamericana tras el 11-S, Wenders aborda en la cinta esta temática construyendo una historia que gira alrededor de dos personajes contrapuestos, condenados a entenderse, por un lado tenemos a Paul, un veterano del Vietnam obsesionado con la amenaza del terrorismo que se ha convertido en un patrullero paramilitar a la caza de inmigrantes sospechosos, por otro lado tenemos a su sobrina Lana, una adolescente que ha crecido en Palestina y que vuelve a Estados Unidos con el deseo de identificarse con el país donde nació, descubriendo los brutales contrastes que determinan la realidad de los Estados Unidos.
Con el cruze de experiencias de estos dos personajes Wenders intenta construir una fiel instantánea del momento actual, poniendo de relieve las grandes paradojas que asolan a la nación mas poderosa del mundo, las insufribles contradicciones y mentiras que atenazan a los norteamericanos. El problema es que, quizás buscando abarcar demasiado, la cinta se queda en la superficie de los problemas, y ni siquiera, en el sentido mas puramente cinematográfico, consigue montar una historia convincente ni logra definir con profundidad la personalidad de los dos protagonistas, esbozada a base de clichés e imperdonables salidas de tono (Lana no posee mas que una mochila, pero en ella lleva un Ipod y un Imac).
La banda sonora, en este caso con canciones de Leonard Cohen, Travis o Thom, aunque digna, queda muy lejos también de aquella espeluznante música desértica que idease Ry Cooder para la, al parecer, irrepetible “Paris, Texas”.
No todo son malas noticias en este retorno de Wenders a la gran pantalla, el realizador sigue conservando un especial instinto para tratar las imágenes, Nueva York y Los Angeles aparecen en el film como ciudades fantasmas, oscuros y lúgubres escenarios de locura, consiguiendo planos de gran belleza y fuerza expresiva.
Land Of Plenty no es una mala película, es incluso una película necesaria, aunque no muestra argumentos suficientes para justificar esa supuesta reinvención de Wim Wenders.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Cine

Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress