La Casa de Las Dagas Voladoras

Martes 10 enero 2017

La Casa de las Dagas Voladoras
Shi Mian Mai Fu (2004)

Director: Zang Yimou
Interpretes: Takeshi Kaneshiro, Zhang Ziyi, Andy Lau Tak Wah

El cine oriental contemporáneo sigue dando muestras de una envidiable vitalidad y frescura, frescura que cada vez se echa mas en falta en el cine norteamericano, encerrado cada vez mas en la realización de secuelas de productos de cuestionable calidad, con notables excepciones, como no.
Uno de los directores chinos que ha adquirido mayor relevancia en los últimos años ha sido Zang Yimou, quien con una serie de películas delicadas, hermosas y profundas se ha convertido en todo un referente para su generación.
Un rasgo determinante del cine de Zang Yimou es la estremada atención al detalle que pone en todas sus creaciones, revistiendo cada escena, como ya vimos por ejemplo en Ju Dou o en Hero de variados elementos que otorgan a cada plano, combinando colores y texturas, una belleza inigualable.
La Casa de Las Dagas Voladoras, al igual que Hero, parte de una trama con trazos históricos (en este caso la China del siglo IX AC) para construir una aventura fantástica en la que el rigor de los hechos históricos queda en segundo plano.
La historia gira en torno a un grupo o clan rebelde (La Casa de Las Dagas Voladoras) que tiene en jaque la autoridad del decadente poder feudal establecido, eso a pesar de que el lider del clan fue ya capturado y asesinado. En estas circunstancias se plantea introducir un espia en el clan para desenmascarar al nuevo lider y acabar definitivamente con la amenaza del grupo.
Tras este hilo argumental subyace una preciosa historia de amor llena de matices que es en realidad el tronco central de la película, una historia nada convencional que introduce giros inesperados y sorprendentes.
Para esta película Jimou volvió a contar con actores que ya participaron en Hero, como Takeshi Kaneshiro y Zhang Ziyi, cada día mas bella e interesante, convertida en auténtica musa de los directores de su generación y presente en titulos clave del cine oriental contemporaneo como “Tigre y Dragon” (Ang Lee) , “2046” (Wong Kar-Wai) o “Musa” (Sung-su Kim).
La película cuenta con una serie de secuencias verdaderamente insuperables, de una plasticidad y belleza realmente memorables, como la persecución en el bosque de bambú o la batalla en la nieve en las que la imagen, la música y el movimiento se conjugan magistralmente en un espectáculo inaudito, delicado y verdaderamente hermoso.
La mayor crítica que se le ha hecho a esta película es, precisamente a causa del impresionante espectáculo visual, una cierta levedad en el fondo de la historia, aunque lo cierto es que la trama esta bien construida y realmente funciona.
“La Casa de Las Dagas Voladoras” es un nuevo ejemplo de la capacidad de Zang Yimou para construir historias siempre diferentes y siempre atractivas, prestando siempre una atención casi enfermiza a los detalles realizando una labor de auténtico artesano.

Facebook Twitter




Publicado por Luis / Archivado en:Cine

Comentario

  1. Publicado por rodrigo @ 21 Dic 2005 20:46  

    obra maestra


Deja un comentario

Nombre (requerido)
Mail (No sera publicado) (requerido)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress