En busca de la felicidad

viernes 24 marzo 2017

En Busca De La Felicidad
The Pursuit Of Happyness (2007)

Direccion: Gabriele Muccino
Interpretes: Will Smith, Thandie Newton, Jaden Smith

Este comentario podría resumirse con una sola frase: quien dude que Will Smith es capaz de salirse de su acostumbrado cliché de “negro graciosete”, que se vaya corriendo al cine más próximo donde proyecten En busca de la felicidad.

Admito que yo era uno de ellos: hace unos años, tuve la ocasión de acudir a sendos estrenos de La leyenda de Bagger Vance y Alí solo para constatar que, aparte de que las dos pelis eran un rollete, Will Smith era un “quiero y no puedo”. Hasta que el otro día ví esta Búsqueda de la felicidad más que nada por mi novia, que tenía muchas más ganas de pagar por verla que yo. Smith es el alma absoluta de esta cinta; el que la levanta, la sostiene y, en última instancia, el que hace que esto sea algo más que el típico telefilme mierdoso “basado en un hecho real”, con el que cadenas de water como Antruño 3 vienen a torturarnos de cuando en cuando.

En busca de la felicidad es la habitual historia de superación personal que tanto les gusta a los yankis, centrada esta vez en la figura de Chris Gardner, típico JASP (Joven, Aunque Sobradamente Puteado) de principios de los 80, que pasó de pordiosero a millonario gracias a su tesón y a una inquebrantable fé en sus posibilidades. Nada que no hayamos visto en el cine mil millones de veces. Pero afortunadamente ahí está para salvar los muebles un Will Smith absolutamente inmenso en esta ocasión, logrando que nos creamos a piés juntillas su personaje y haciéndonos plenamente partícipes de sus sentimientos. Y claro está, no podíamos dejar de lado al hijo de Chris, interpretado por el mismísimo hijo de Will Smith en la vida real. Lejos de tratarse de un simple ejercicio de enchufismo familiar, hay que reconocer que el niño actúa bien. Resulta muy natural, nada desmadrado, y con eso y la particular “sinergía” que establece con su padre ante la cámara logra caer decididamente simpático. Más en V.O. que en versión doblada, donde el habitual “doblaje de niño” le hace parecer a veces un poco cursi. Aun así nada que ver con los niños grimosos habituales en las pelis de, por ejemplo, Spielberg .

En busca de la felicidad no es una mala película y se puede recomendar perfectamente su visionado. Pero que nadie se lleve a engaño, porque el tinglado se sostiene gracias a sus carismáticos actores protagonistas y a su capacidad interpretativa. El que espere encontrar algo más se llevará un chasco: como la inmensa mayoría de “biopics” salidos de la factoría de Hollywood en los últimos años, este resulta demasiado amable y edulcorado, muy en la onda de lo políticamente correcto que infecta en la actualidad incluso al cine más (supuestamente) comprometido. Cierto que hay escenas bastante duras y que se nota un tono de crítica hacia el capitalismo y sus putadas, pero a la hora de la verdad la conclusión que sacamos es que el mismo sistema, pese a su dureza, acaba premiando al ciudadano trabajdor y honesto, algo totalmente alejado de la realidad la mayoría de las veces. Con una temática semejante a la de la cinta que nos ocupa, yo encuentro mucho más recomendable Wall Street, más ceñida a la realidad del sistema que acabó con los últimos restos del Sueño Americano.

Facebook Twitter




Publicado por Leo / Archivado en:Cine

Comentarios

  1. Publicado por josé @ 20 Feb 2007 15:16  

    Como ya he comentado alguna vez estoy todavía en la fase de acompañar a mi hija al cine (actividad que por otro lado estoy encantando de realizar y procuro que sea frecuente). Esta es una de las que tenemos pendientes de ver, después de tus comentarios, leo, creo que intentaré influir en su próxima decisión.;-)

  2. Publicado por Leo @ 21 Feb 2007 2:41  

    JOSÉ: Pues al precio que van as entradas de cine últimamente, y como a tu hija le mole el rollo de las palomitas, ya puedes ir preparando una pastizarra si quieres que ir al cine con ella sea “una actividad frecuente”… :p.

    Ya en serio, es de agradecer encontrarse con gente que todavía cree en la utilidad del cine como herramienta educacional y de diversión, a todos los niveles. A ver si la cartelera nos corresponde adecuadamente (de momento “cartas desde Iwo Jima” y “El último rey de Escocia” tienen muy buena pinta).

  3. Publicado por josé @ 21 Feb 2007 11:46  

    ¡Que razón tienes Leo! A ver a que niño le impides hoy entrar sin chucherias… La verdad es que cada vez te ponen más difícil lo de aficionarte al cine, pero a mi me sigue seduciendo de modo especial, y compruebo que a mi hija le sucede lo mismo, así que intento arreglármelas lo mejor que puedo: coger bonos con descuentos,llevarse las palomitas y la bebida del supermercado…

  4. Publicado por Lielca @ 20 Mar 2007 14:11  

    Aunque muchas personas piensen que el drama de esta película es solo ficción yo podría decir que no que pasa cada día en un rincón del mundo y que cuando una persona que ha luchado como en mi caso 15 años por darle a mi hijo una vida digna nos encontramos en el cine con nuestro “niño” al lado viendo como ha sido difícil llegar a lo que somos hoy no podemos dejar de llorar un solo instante toca demasiadas realidades que algunas personas no son lo suficientemente humildes para aceptarlas como una realidad, me encanto ver a Will Smith en esta vertiente de la actuación porque demuestra una vez mas que es un actor polifacético y que logra arrancarnos no solo risas en un cine sino la mas profunda emoción que brota del corazón convertida en una lagrima. Gracias por tan maravillosa experiencia yo por mi parte continuo en busca de la felicidad talvez con mucho menos limitaciones que antes pero con todo el deseo de encontrarla y mas que mi felicidad la de mi hijo. Finalmente me gustaría que las personas entiendan que vamos al cine para poder disfrutar realmente de una trama debemos ir con una mente abierta y no buscando un final que nos explique lo que paso, sino un final que nos permita imaginar que todo en la vida sigue su curso.

  5. Publicado por Luis @ 09 Feb 2008 22:28  

    Pues hoy he tenido al fin ocasión de ver esta película y la verdad es que me ha decepcionado profundamente, bueno, decepcionado no porque en realidad no esperaba gran cosa. La palabra es cabreado, y lo resumiré en tres puntos (contiene “spoilers”)

    -A) No es creíble: ¿Porque no se busca un trabajito por horas (vender hamburguesas, por ejemplo) y tira las putas maquinas esas (Hay que ser gilipollas para meterse a vender esa mierda) a la basura?. Quizás así no hubiese pasado tantas penurias con el cursillo ese.

    -B) Ahonda en el típico “Sueño americano” tan manido en el cine yanqui y que sobre todo se fundamenta en una mentira: Cuanto mas dinero tienes, mas feliz eres.

    -C) No me creo a Will Smith, lo siento, lo he intentado, pero no me lo creo.

  6. Publicado por Leo @ 13 Feb 2008 13:44  

    LUIS:
    – Las maquinítas no las manda a la mierda porque, al parecer, le costaron un pastón: como no es cuestión de perder el dinero invertido en ellas, no le queda más remedio que intentar endilgarlas como sea. Es lógico, o al menos así lo veo yo. En todo caso habría que cercionarse si eso fue así de verdad o, como suele ser habitual, la película se pasa la historia auténtica por el forro de los cojones.

    – Will Smith no será Lawrence Olivier, pero reconozcámoslo: en esta su actuación está mucho más lograda que en “Alí”, por poner un sólo ejemplo. Que Smith resulte tragable o no creo que es ya cuestión de gustos, porque en esta película, insisto, el chico no lo hace tan mal.

    Por lo demás estoy de acuerdo contigo, y la cinta tiene ese tono amable y edulcorado del que adolecen los “biopics” en la actualidad, todo como muy de acuerdo con el sistema, no vaya a ser que nos apliquen la USA Patriot y nos envíen a Guantánamo. Se notan los tiempos oscuros en que estamos inmersos, y dentro del cine comercial, insisto en recomendar Wall Street mucho antes que la que nos ocupa.

  7. Publicado por BETO @ 01 Sep 2008 8:25  

    Y en la vida real que ha pasado con el hijo de Chris Gardner??


Deja un comentario

Nombre (required)
Mail (No sera publicado) (required)
Website

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress