Categoria Discos

The Evens

Publicado el Lunes 14 agosto 2017

The Evens
The Evens
Dischord Records 2005

La separación (o parón técnico) de Fugazi en el 2003 no cogió realmente a nadie por sorpresa, Fugazi siempre han exhibido en todos sus actos una coherencia única para un grupo de rock y antes de permitirse desvirtuar su discurso cayendo en la repetición o en la apatía, males ya presentes en cierta forma en “The Argument” (2001), prefirieron finiquitar el asunto, así de simple.
Pero Dischord no es solo Fugazi, es mucho mas que Fugazi, y eso si que no tiene fin ni posibilidad de fracaso y Dischord ha seguido funcionando, implicando en diversos proyectos a todos los miembros de Fugazi, uno de esos proyectos es The Evens, un proyecto gestionado por Ian McKaye y Amy Farina de The Warmers.
El primer disco de The Evens, publicado el año pasado en los EEUU sigue la coherencia de la que antes hablábamos; ni es, ni pretende ser, una continuación de Fugazi, y es mas que probable que sorprenda profundamente a quien espere encontrar aquí rastros de ese afiladísimo Hard-core tan característico de la banda de Washington DC. Al tratar de definir la música de The Evens mas bien tendríamos que hablar de pop, en el sentido mas amplio y generoso del término, Pop con mayúsculas.
En principio sorprende la austeridad de la propuesta de The Evens, las canciones se construyen sobre la guitarra de McKaye y la batería de Farina, sin acompañamiento de ningún tipo, lo que da a las canciones una textura limpia, sencilla, casi minimalista.
A pesar de su aspecto en principio amable e inofensivo, el debut de The Evens encierra turbulentos mensajes cargados de intención política y social, las letras de McKaye son aquí incluso mas incisivas que en Fugazi, denunciando con furiosa vehemencia las contradicciones de la América de su tiempo, denuncias que suenan incluso mas poderosas al desvincularse del ruido y la furia.
Hay algo en el sonido de este disco verdaderamente emocionante, la desnudez y la vitalidad de canciones como “Around The Corner”, “Crude Bomb”, o “Mt. Pleasant Isn’t” hacen resaltar de forma magistral las excelentes melodías arropadas por las voces sorprendentemente dulces de Ian Mckaye y de Amy Farina.
Al lado de estos temas tan directos hay cortes bastante experimentales, con guitarras retorcidas y amenazantes envueltas en hipnóticos y extraños ritmos, temas como “Minding One’s Bussiness” o “On The Face Of It” están cercanos a referencias oscuras del catalogo Dischord como Embrace o Branch Manager.
“All This Governors”, con esos característicos cambios de ritmo, en la que McKaye vuelve a fruncir el ceño es el único tema que quizás podría haber entrado, con algunas guitarras mas, en alguno de los discos de Fugazi o de algún otro grupo del sello, aunque el resultado final del álbum queda bastante alejado de cualquier referencia del catálogo y desde luego completamente al margen de cualquier corriente estilística actual dentro del Rock o el Punk.
No se sabe demasiado sobre los planes de futuro de The Evens, no se sabe si habrá mas discos, si habrá giras o si éste será solo un proyecto aislado sin solución de continuidad, lo que si queda claro es que tanto Dischord como Ian McKaye tienen aún recursos mas que suficientes para seguir ofreciendo música emocionante, inteligente y comprometida.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Discos
Hacer un comentario

Centro-Matic – Operation Motorcide EP

Publicado el Miércoles 9 agosto 2017

Centro-matic
Operation Motorcide EP
Houston Party 2007

Operation MotorcideHaré una pequeña revisión antes de adentrarme en el comentario del último disco de Centro-matic, cuya piedra angular está representada por el prolífico y polifacético Will Johnson (Denton, Texas). En 1990, con 19 años, comienza su carrera musical en una banda junto a Peter Schmidt y Clark Vogeler. El nombre que ponen al grupo es Funland, y la música que practican es rock de los 70 mezclado con el incipiente grunge. Graban un EP sin éxito, “Swettness” (Arista, 1993) y un disco en 1995 que recoge las canciones más célebres de sus cinco años dando conciertos “The Funland Band” (Steve Records). Will es el responsable de la batería y percusión, poniendo también la voz en algún tema. Por esta época comienza a grabar en solitario, en plan casero, en un cuatro pistas, composiciones propias, tocando él mismo batería, bajo, guitarra y voz. Luego regala a sus amigos y allegados las cintas grabadas. “Tocar la batería es divertido, pero componer es lo realmente satisfactorio”, comentaba por esas fechas en las entrevistas. El grupo se disuelve, Will publica la primera cinta oficial como Centro-matic “No Directional Jetpack Race” (1995) y actúa por primera vez bajo este nombre en 1996. Algún que otro epé, single y casete, colaboraciones esporádicas de otros músicos, hasta la publicación del primer elepé en 1997 “Redo The Stacks” (Steve Records), grabado en el estudio de Matt Pence, quien se convertirá en el batería oficial del grupo, para luego lograr una estabilidad en la formación con la incorporación definitiva de los músicos Scott Danbom (bajo, teclados, violín) y Mark Hedman (bajo, guitarra). Compositor inquieto e incansable, Will Johnson, para dar rienda suelta a todas sus creaciones no duda en formar el proyecto paralelo South San Gabriel para sacar a la luz los temas más tranquilos y lentos, o plasmar en solitario desnudas y crudas confesiones, o juntarse con lumbreras como Mark Eitzel, Vic Chesnut y David Bazan que junto con Scott Danbom integran el combo The Undertow Orquestra, sin renunciar en ningún momento a ninguna de las formaciones, grabando y actuando bajo el nombre de una u otra dependiendo de las circunstancias.
“Operation Motorcide EP” es continuación del aclamado octavo disco de Centro-matic “Fort Recovery” (Misra-Houston Party, 2006), no sólo en el tiempo, sino también en el contenido, pues las canciones forman parte de las veintiocho grabadas en las sesiones del anterior álbum (en septiembre de 2005 en Denton, en el estudio de Matt Pence). Unas sesiones que pillaron al grupo en uno de sus más inspirados momentos a tenor de lo comprobado al escuchar las ocho canciones que ahora nos presentan. Cualquier duda que con lógica surge al saber que estos temas habían sido desechados para el álbum precedente queda totalmente disipada tras su escucha, y esto no deja de ser más que una demostración palpable de lo que las opciones suerte y casualidad juegan en el destino de cualquier ser o proyecto. Nos encontramos ante un trabajo al mismo nivel que el anterior, tan sólo menor en la duración (alrededor de 33’) pero para nada en la calidad. De nuevo nos ofrecen diferentes facetas, en esta ocasión el lado más acústico, mecido por guitara y piano (con suaves cuerdas, ensoñadores coros y adornos electrónicos) lo representan la inicial ‘All This Fresh Mutiny’ y la triste ‘A Celebrated Grime’; las melodías amargas con interesantes dosis de power pop ‘Atlanta’ o ‘74 Cuts, 74 Scars’, este último tema cierra el álbum con unos punteos de guitarra finales que sueltan el freno de tu cuello no pudiendo evitar el zarandeo craneal; y el lado más rock con distorsiones a lo ‘Crazy Horse’ lo protagonizan las más suaves y épicas ‘Operation Motorcide’ y ‘Daggers Sharp Enough’ o las más agresivas y sureñas ‘Blood on the Floor’ y ‘Circuits to Circuses’.
Para colocar pegado al ‘Fort Recovery’, como ratificación de su época de restablecimiento, y al lado de las voces ásperas con profunda carga emocional.

Facebook Twitter
Publicado por jose / Archivado en:Discos
Hacer un comentario

Badfinger – No Dice

Publicado el Lunes 7 agosto 2017

Badfinger
No Dice
Capitol 1970

La historia de Badfinger es la prueba de que la crónica del Rock es una crónica con muchas sombras, con muchos nombres que se quedaron en el camino.
A finales de los 60 unos Beatles a punto de disolverse idearon una compañía discográfica, Apple Records, en la que planeaban descubrir nuevos talentos y lanzarlos al estrellato implicándose personalmente con ellos, el proyecto, como otros tantos que idearon en aquellos años resultó siendo un fracaso comercial, demostrando que los cuatro magnificos de Liverpool eran mucho mejores músicos que empresarios.
Uno de los primeros grupos en firmar con Apple, y uno de los mas exitosos en la breve carrera de la compañía fue Badfinger, un grupo formado por Pete Ham en 1965 que, inicialmente como The Iveys, llamaron la atención de Paul McCartney quien les contrató para grabar un primer disco que recibiría el nombre de “Maybe Tomorrow”. El fracaso comercial de este primer disco llevó a varios cambios en la formación de la banda y a la adopción del definitivo nombre de Badfinger tomando una estrofa de “With A Little Help From My Friends” de los Beatles.
La formación clásica de Badfinger, con Pete Ham, Joey Molland, Tom Evans y Mike Gibbins era un combo curtido ya en multitud de bandas con unos gustos musicales que iban del Rock americano mas rítmico al elegante Pop de finales de los 60, con, por supuesto, los Beatles a la cabeza.
“No Dice” fue el segundo disco como Badfinger para Apple, publicado en 1970, supuso un notable éxito para la banda y una rentable fuente de ingresos para la compañía que ya mostraba sus primeras incongruencias financieras.
Aunque Pete Ham fue el compositor inicial y cantante de The Iveys, poco a poco el resto de miembros de Badfinger se fueron revelando también como excelentes compositores y músicos al tiempo que la banda ganaba día a día consitencia, curtiendose en múltiples proyectos paralelos con George Harrison o John Lennon.
“No Dice” es un inmejorable cocktail de Hard-rock y brillantísimas melodías pop, con al menos tres temas absolutamente redondos e incontestables: “I Can’t Take It”, “No Matter What” y “Without You” y acertadísimas canciones que oscilan entre el folk de “I Don’t Mind” y el country de “Blodwyn” completando un disco realmente brillante que confirmó a Badfinger como uno de los mejores grupos de su tiempo, recuperando la contundencia del Rock and Roll primigenio al servicio de las melodias Pop mas inspiradas.
Badfinger es un grupo en el que cientos de bandas se han reflejado, desde The Posies a Teenage Fanclub, pasando por Gigolo Aunts, Sloan o Fountains Of Wayne, instaurando las directrices de aquello que posteriormente se llamaría Power-pop.
Tras publicar varios brillantes discos en Apple, eclipsados casi siempre por la alargada sombra de los Beatles el grupo se vió sacudido por los problemas que ya empezaban a desmembrar la compañía discográfica y terminaron recalando en la Warner donde los problemas financieros, legales y personales continuaron, culminando con el suicidio en 1975 de Pete Ham y posteriormente con el de Tom Evans en 1981.
Por encima de la leyenda negra que envuelve a Badfinger quedarán siempre las vibrantes, poderosas, enérgicas y vitalistas canciones que el grupo compuso en su breve e intensa carrera, unas canciones y un legado que sigue estando plenamente vigente.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Discos
6 Comentarios

Jennifer Gentle – Valende

Publicado el Domingo 6 agosto 2017

Jennifer Gentle
Valende
Sub Pop 2005

Jennifer Gentle es el personaje de una antigua canción navideña, personaje que sin motivo evidente aparecía en “Lucifer Sam”, un enloquecido tema de Syd Barrett de sus tiempos junto a Pink Floyd, aunque el nombre ahora también sirve para referirse a este extraño grupo italiano formado por Marco Fasolo y Alessio Gastaldello.
Sin duda la referencia a Syd Barrett no es casual, en la música de Jennifer Gentle encontramos bastantes elementos de esa peculiar forma de composición, desquiciada y genial del británico, aunque en la música de los italianos hay muchos mas elementos interesantes, explorando con devoción todos los variados recovecos de la psicodelia.
Valende es el tercer trabajo de la banda, el primero para Sub Pop después de autoproducirse en Italia sus primeros discos, el mayor presupuesto ha dado la oportunidad al grupo para explorar nuevas posibilidades y nuevos límites, introduciendo toda clase de sonidos e instrumentos extravagantes y curiosos como sitares, globos de helio o glockenspiels.
Aunque el sonido del disco es bastante retorcido muchas canciones se construyen sobre sencillas y bucólicas guitarras acústicas, con melodías y coros que podrían recordar por momentos a los mejores Gorky’s Zygotic Mincy, aunque siempre esta presente esa voluntad casi enfermiza de contorsionar y desdibujar sus canciones, una voluntad inherente a la obra de otros destacados alquimistas como The Incredible String Band, Family o The Soft Machine, con los que Jennifer Gentle comparten mas de una obsesión.
“I Do Dream You” es el single nato del álbum, un enloquecido y genial tema que podría funcionar de maravilla en la MTV, con una vibrante melodía repetitiva y contagiosa; mas marciano aún es el tema que cierra el disco, “Nothing Makes Sense”, una delirante extravagancia cargada de encanto.
El resto de álbum se mueve por terrenos mas inseguros e incómodos, buscando definir retorcidas atmósferas mas turbias y oníricas, en temas como “Hessesopoa”, “Golden Drawings” o “Liquid Coffee” esta búsqueda alcanza sus mayores éxitos, Los temas mas abiertamente influidos por Barrett y los primeros Pink Floyd, como la inicial “Universal Daughter” o “Tiny Holes” suenan, dentro de esas similitudes, muy personales gracias sobre todo a la peculiar voz de Marco Fasolo.
Este “Valende” es un disco mas que notable, una revisión actualizada y acertada de la psicodelia mas lisérgica de los 60 que adquiere mayor dimensión si cabe al venir de Italia, un país en tan alejado en principio de los canales habituales y al que habrá que prestar mas atención a partir de ahora.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Discos
Hacer un comentario

Pavement – Slanted & Schanted

Publicado el Miércoles 2 agosto 2017

Pavement
Slanted & Schanted
Matador 1992

La tremenda explosión mediática que provocaron Nirvana con su “Nevermind” en 1991 generó todo un mundo de oportunidades para los avezados ejecutivos de las discográficas multinacionales que enseguida se apresuraron a aprovechar la moda de lo que se empezó a llamar “rock alternativo” con grupos que poco tenían de rock y menos aún de alternativos, si buscais nombres, no teneis mas que escuchar atentamente “Range Life” (Crooked Rain, Crooked Rain) de los mismos Pavement de quien vamos a hablar.
Pavement surgieron a principios de los 90 en Stockton, California, completamente ajenos a todo el movimiento de la industria y a toda esa tendencia que se empezó a multiplicar de grupos oscuros y deprimentes basados en el hard-rock de los 70, lo suyo era una música de aspecto engañosamente amateur y ligero, con claras influencias de Pixies, Sonic Youth y The Fall, con melodías imposibles pero terriblemente pegadizas y con desarrollos instrumentales extraños y muy originales que tocaban tangencialmente prácticamente todos los palos conocidos del rock.
La popularidad de Pavement creció rapidamente a espaldas de la industria, que aun tardaría años en buscar alternativa al Grunge, gracias a un circuito independiente que tras madurar en los 80 funcionaba ya a pleno rendimiento, con cientos de discográficas, fanzines y programas de radio que movilizaban ya a muchísima gente.
Tras una serie inicial de singles y conciertos, con los que el grupo adquirió una notable popularidad, en 1992 salió publicado su primer larga duración, “Slanted & Schanted”, quizás el disco mas influyente de los 90, un disco que dió una nueva definición a la palabra “cool” y que supuso en muchos aspectos una verdadera revolución.
Todas las peculiarísimas señas de identidad de Pavement que el mundo iría poco a poco conociendo e imitando posteriormente aparecían ya aquí, el disco se abre de forma caótica con “Summer babe”, un tema aparentemente simple construido sobre una tosca guitarra distorsionada y un ritmo casi de juguete con una de esas surrealistas y geniales letras de Stephen Malkmus: “Ice baby, I saw your girlfriend and she was eating her fingers like they’re just another meal”, convertida practicamente en un himno del absurdo. Tras la aparente simplicidad del disco se esconde un enrevesado entramado de canciones de tremenda complejidad, canciones dificilmente catalogables con melodías geniales y desarrollos que partiendo de lo experimental se adentran de lleno en la tradición de la música rock, o quizás al revés.
“Slanted & Schanted” es un disco muy variado y un tanto desconcertante en las primeras escuchas, temas como “Conduit For Sale”, “Two States” o “Fame Throwa” parecen en un primer momento simples bromas delirantes frente a temas aparentemente mas serios como “In The Mouth A Desert” o “Here”, envueltos todos ellos en una cascara de elemental y desquiciado rock amateur bastante engañosa que obliga a repetidas escuchas para entender el particular universo que Pavement planteaban en este disco, un disco sencillamente imprescindible y genial.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Discos
1 Comentario

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress