Categoria Conciertos

Shearwater, Barcelona (07/03/2010)

Publicado el lunes 15 marzo 2010

Shearwater
Domingo 7 de Marzo, 2010
Barcelona – sala 2 Apolo

Domingo tarde lloviendo, sorteando charcos a traves del Paralelo para al fin acceder a la sala Apolo, envolvente con su media luz y un escenario al alcance de las manos, sin masificaciones y con un publico dulce.

De camino a la barra, entre la oscuridad y mi emoción por encontrar un sitio donde colocarme (cuando hay tanto para elegir, te entran las ansias) casi me choco con un hombrecillo que tocaba un instrumento de viento (por determinar) y que formaba parte de la actuación de los teloneros, el grupo liderado por David Thomas Broughton.
Este cantante llama la atención, especialmente por su particular forma de intercalar sonidos de objetos y propios (ingerir bebida, toquecitos varios, bostezos, restregones de manos en los ojos) en su repertorio musical.

La aparición del conjunto de Shearwater sucede de forma gradual. Poco a poco los componentes se van añadiendo a la banda de Thomas Broughton y van interpretando. A las 20:25 h empieza el concierto y es en cuestion de momentos que la voz de Johnattan Meiburg se filtra por cada poro de la sala y, conforme entona, vas notando como te domina el alma hasta dejarte a su merced.

A partir de aquí, el repertorio lo inician con los temas del nuevo álbum; con un Meridian arrebatador, pasando por Black Eyes cantado con una fuerza desbordante y de pronto te plantan un suave “Runners of the sun” ” que te desmonta en blandos pedacitos.

Pero antes de que puedas recomponerte bebiendote otra Coca Cola, y tras dedicar el tema a las aves, ya están sonando los acordes de Rooks, tema especialmente deseado por el público, y siguen con: Century Eyes, I was a cloud, the hunter´s star, seventy-four seventy-five,… Y alguno más que no recuerdo.

Cuando el espectáculo llega a su fin, uno tras uno, desaparecen por la puertecita lateral del escenario, con sus camisitas cow-boy, de rallitas o esa melena con tupé del batería que desafía a las mechas de más calidad. La gente empieza a aplaudir y a silbar y los componentes reaparecen.
El cantante, pregunta en un castellano muy gracioso: “¿Qué quieres?”Poco a poco, la gente se anima y se escuchan vocecillas que claman por escuchar una canción en concreto. Yo, que sigo atronada por los altavoces, no entiendo ningún título, y me parece que el cantante tampoco, así que se anima a cantar lo que le apetece.
Genial, 2 canciones más disfrutando y ahora sí el espectáculo termina entre hurras y vítores.
Fuera llueve mas fuerte. Toca saltar charcos, mas hondos, pero esta vez con ritmillo en los talones”.

Facebook Twitter
Publicado por teresa / Archivado en:Conciertos
Hacer un comentario

Metallica, Madrid (13/07/2009)

Publicado el domingo 19 julio 2009

Metallica
Lunes 13 de Julio 2009
Palacio de los Deportes (Madrid)

US-METALLICA-KICNunca he sido un fan del Heavy Metal, siempre he observado con recelo a esos personajes de camiseta negra, greñas y “yumas”, pero siempre he intentado ampliar mis horizontes musicales añadiendo nuevos grupos a mi catalogo, y desde que Internet entró en nuestra vida es algo mucho mas fácil, que duda cabe.
El disco que me hizo entrar en el universo de Metallica fue “Master of Puppets”, y es que ese inicio, enlazando “Battery” y “Master of Puppets” deja sin argumentos hasta al poppy mas recalcitrante, una auténtica locomotora imparable.
La banda se presentaba en Madrid tras la publicación de su notable último disco, “Death Magnetic”, un disco rocoso y sólido que dejaba atrás los titubeos de trabajos anteriores, y el concierto se basó principalmente en los temas de este disco, recuperando al tiempo clásicos del grupo del calibre de “One”, “Fight Fire With Fire” o esa tremebunda “Seek and Destroy” de su primer disco que utilizan de cierre en esta gira.
La puesta en escena, con los cuatro músicos situados en un ring montado en el centro de la pista del Palacio de los deportes, con Ataudes que bajaban, llamas y rayos laser, acompañaba a la perfección la contundencia del sonido de Metallica, y es que parece mentira que estos tipos tengan la edad que tienen, ya que James Hetfield y los suyos demostraron una vitalidad y una fortaleza realmente arrolladoras.
En definitiva, un verdadero espectáculo y una delicia de concierto. Ningún aficionado al buen rock and roll debería dejar la oportunidad de ver a Metallica en directo. Yo desde el lunes solo puedo decir una cosa: “Master, master!!!!!!”.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Conciertos
Hacer un comentario

Azkena Rock Festival 2008

Publicado el jueves 18 septiembre 2008

Viernes 5

No pretende este articulo ser una crónica festivalera al uso, ya que por diversas cuestiones (la principal, la edad) solo pude asistir a unos pocos conciertos del total de programados en esta edición del Azkena Rock Festival.
Llegue al recinto el Viernes a eso de las 19:30, con tiempo para ver los últimos temas del concierto de The Sonics, y lo que pude ver me gustó bastante, y es que clásicos como “The Witch”, “Strychnine” o “Psycho” no han perdido vigencia con los años. Se agradece comprobar también como Gerry Roslie es capaz aun de emitir esos alaridos tan característicos. Este es uno de los típicos conciertos que ofrece el ARF, reuniones de grupos extintos hace tiempo que, aun sin nada nuevo que ofrecer, pueden resultar interesantes según el caso, y este lo fue.
El peso pesado del Viernes era no obstante Ray Davies, y es que volver a disfrutar del líder de los Kinks encima de un escenario era un momento mas que esperado. Sorprende la naturalidad y la humildad con la que esta leyenda se desenvuelve, arengando constantemente al publico, saltando, bailando continuamente, como si ser el líder de la mejor banda de rock de la historia fuese la cosa mas natural del mundo, presentando, como si de meros divertimentos se tratase, temas de la talla de “You Really Got Me”, “I´m Not Like Everybody Else”, “Where Have All The Good Times Gone” o “All Day And All The Night”. Davies intercaló entre los clásicos de los Kinks temas de sus últimos discos en solitario que demuestran que el talento compositivo del genio británico no ha decaído. Ante recitales como este solo queda hacer reverencias hasta que se rompa el espinazo.
Davies, muy comunicativo, añadió entre sus numerosos comentarios constantes referencias a su hermano Dave, quien al parecer tiene algunos problemas de salud, y todos volvimos a soñar con esa reunión que siempre se rumorea pero que no se acaba de confirmar.

Tras la exhibición del ex-Kink llegaba el turno de otro revival, esta vez un tanto mas innecesario e insustancial, y es que ver a los Sex Pistols en el 2008 no creo que llame la atención ya a nadie. No obstante, los de Johnny Rotten se vieron beneficiados de un buen sonido, y temas resultones de aquel “Never Mind The Bollocks” (1978) como “Holidays In The Sun” o “No Feelings” sonaron convincentes. Poco mas que decir.

Sabado 6

El Sábado a priori presentaba un cartel mas compensado y en lineas generales mas interesante. Por cuestiones de horarios no pude asistir al concierto de John Cale (tocaba a las 17:30) aunque si tuve tiempo de ver el final del concierto de Duff McKagan´s Loaded, bastante irregular y mediocre pero que casi al final recuperaron con solvencia un “It´s So Easy” de aquel primer disco de Guns N Roses que me hizo recordar que los Guns fueron muy grandes en su día.

Quería un buen sitio para ver a los Jayhwaks, así que irremediablemente tuve que prescindir de ver el set de The Gutter Twins, aunque lo que pude ver a través de las pantallas resultaba ciertamente hipnótico. No he seguido de cerca esta colaboración entre Greg Dully y Mark Lanegan pero prometo hacer los deberes y ofrecer una crónica en condiciones para la próxima.
Este concierto de The Jayhawks sin duda era el plato fuerte del festival, y es que Mark Olson volvía a la banda que el mismo creo para ofrecer un único concierto. Sobre el escenario la formación que entregó aquel legendario “Tomorrow The Green Grass” (1995), es decir, Mark Olson, Gary Louris, Mark Pearlman, Karen Grotberg y Tim O´Reagan y sobre el papel un concierto para revisar los temas clásicos de la banda.
El set empezó con “Wichita”, uno de aquellos temas del “Hollywood Town Hall” (1992) que ya nos mostró el potencial de esta reunión. Las voces de Olson y Louris se compenetraban a la perfección y se palpaba una tremenda complicidad entre todos los miembros de la banda. El concierto discurrió según lo previsto, brillando la banda a gran altura con temas inconmensurables como “Blue”, “I´d Run Away”, “Two Hearts”, “Real Light” o “Nothing Left To Borrow”. Un concierto memorable.

No había visto a Dinosaur Jr. en directo desde que Lou Barlow volvió a la formación, por lo que el concierto de la banda en el Azkena era también otro momento muy esperado, y parece que esta reunión funciona, ya que con Barlow en el bajo y con Murph en la batería las composiciones de J Mascis recuperan la contundente esencia noise-rock de sus inicios. Temas como “The Wagon”, “Freak Scene” o los que integran “Beyond” (2007), el último trabajo de la formación, sonaron ciertamente atronadores.

Y eso fue todo para nosotros, tras este concierto volvimos al hotel con la sensación de que el Azkena Rock Festival se ha consolidado como uno de los festivales mas importantes del pais.

Videos:
-Ray Davies interpretando David Watts:

-Dinosaur Jr. a traves de las pantallas gigantes:

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Conciertos
2 Comentarios

Azkena Rock Festival 2008

Publicado el jueves 7 agosto 2008

De todos los grandes festivales veraniegos que se celebran en nuestro pais año tras año, quizás sea el Azkena Rock Festival el que muestre un cartel mas interesante y compensado, y desde luego el que casa mas con los gustos y la filosofía de esta pagina.
Los organizadores del ARF tratan siempre de conjugar nombres clásicos del rock con las mejores apuestas actuales, logrando un balance mas que interesante.

Por cuestiones de fechas, no he podido acudir a este festival tanto como hubiese querido, pero aun recuerdo la memorable edición del 2004 que ya comentamos aqui

En la edición de este año destacan sobre todo dos nombres: El gran Ray Davies que ofrecerá este único concierto en nuestro pais dentro de una gira basada sobre todo en temas clásicos de The Kinks (etapa Village Green). Podéis ver los setlists de esta gira aqui
Por otro lado, el otro momento realmente importante sera ver a la formación original de The Jayhawks (si, Mark Olson y Gary Louris juntos de nuevo) interpretando íntegramente su mejor disco, ese “Tomorrow The Green Grass” del que ya hablamos en esta pagina.

Para completar un cartel realmente jugoso, se han añadido nombres como los de The Sex Pistols, Lemonheads, Dinosaur Jr, The Sonics, Blues Explosion y un largo etc.

No se vosotros, pero yo no me lo quiero perder.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Conciertos
Hacer un comentario

Leonard Cohen, Lisboa (19/07/2008)

Publicado el jueves 24 julio 2008

(Passeio Marítimo de Algés, 19 de julio de 2008)

(Aviso: la primera parte -en gris- son rollos personales, para leer la crónica del concierto empezar directamente en la letra negra)

El 19 de julio, recién estrenadas las vacaciones en Galicia, me desperté recordando que ese día actuaba Leonard Cohen en Lisboa. No había hecho ningún plan para ir al concierto, sin embargo me levanté con la idea de que tenía que aprovechar la ocasión, no tenía problemas familiares ni de trabajo que me impidieran acudir a verlo. Eran muchos kilómetros y muchas horas de viaje, pero no podía desaprovechar esa oportunidad “¿por qué no?, ahora o nunca”. El concierto del Benicássim lo había descartado, quería un concierto dedicado exclusivamente a él. Decidí ir sin saber si quedarían entradas, pero algo me decía que no habría problemas, el mayor inconveniente sería encontrar el sitio y llegar a tiempo. Más de cinco horas en el coche dan para pensar muchas cosas, entre ellas juzgar mi modo de actuar. Habría preferido tener todo planeado con semanas de antelación, haber disfrutado de la preparación de una cita tan importante, ir acompañado y pasar el fin de semana con mi mujer también habría sido buena idea, sin embargo ahí me encontraba solo, a la aventura, como si la juventud no hubiera pasado por mi vida hace muchos años, con una cámara que había cogido a última hora y no había podido comprobar si estaba cargada. Llegué, gracias a que en Portugal tienen una hora de retraso respecto a España, 50 minutos antes del concierto. Cuando me dijeron que “SÍ” había entradas un enorme peso dejó de aplastarme. No me daba tiempo a comer nada, quería estar delante, verlo de cerca, una coca-cola para espabilar un poco, y ya habría tiempo después del concierto para volver a la vida terrenal.
Últimamente esta página parece el Olimpo de los dioses del rock (Neil Young, Bruce Springsteen…), yo quiero añadir uno más a este templo politeista, pues lo que allí se vivió fue un verdadero acto de comunión y adoración. En Lisboa tuvimos la suerte de encontrar el paraíso por un día, escuchamos apasionados las palabras de nuestro Dios, a su lado seis apóstoles nos hicieron levitar con el sonido de sus instrumentos, alcanzando el éxtasis mecidos por los coros de tres ángeles que cantaban el mensaje divino: do dowm dowm dowm da do dowm dowm (“no paréis”, les pedía L. Cohen).

Según pude leer en la prensa acudimos entre 8 y 9 mil personas, de diferentes países, idiomas y edades. Aunque en principio el que fuera al aire libre pudiera parecer un inconveniente, el entorno se convirtió mágicamente en el decorado perfecto, logrando momentos de intimidad y silencio difíciles de imaginar en un concierto de estas características. Leonard Cohen salió puntual al escenario tras los componentes de la banda, todos con traje oscuro, ellos con camisa clara y sombrero. La primera impresión, además de verlo más delgado y pálido de lo que imaginaba, fue confirmar lo que ya sabía: “caramba, si que se le ve muy mayor”, pero tantos años interiorizando su música y sus libros hicieron que mi mente estuviera viendo en el escenario no algo externo sino el reflejo de una parte muy importante de mi vida. Nada más empezar a cantar su edad desapareció, sorprendiéndome el buen estado de su voz, igual de seductora que siempre y mucho menos cascada de lo que me esperaba (tan sólo se le quebró en contados momentos de gran intensidad). Cada gesto que realizó, cada palabra que pronunció eran seguidos unánimemente por risas, gritos o aplausos del público, no faltando en varias ocasiones el lanzamiento de claveles rojos, tan significativos en un país como Portugal. Vimos a un hombre que irradiaba magia y misticismo, con una suave sonrisa cargada de humildad y un ilimitado poder de atracción. Emoción, alegría, coros, silencio, desgarro… nos tuvo por completo en sus manos, como olas en una bañera que él formaba y agitaba a su sabio antojo. Incluso la temperatura y la luna frente el escenario, a la que señaló cuando alguna estrofa hacía alusión a ella, se aliaron para que todo fuera perfecto. La esencia del concierto fue un espectáculo de rock, pero llevado al límite de lo personal, con influencias de jazz, country, blues, pop o flamenco, pero liderado en todo momento por la elegancia y el respeto a la inteligencia, al oído (¡que sonido tan perfecto!), al individuo como conjunto físico y psicológico. El repertorio estuvo basado sobre todo en sus numerosos éxitos, haciendo un recorrido por la mayoría de sus discos, con especial protagonismo seguramente del “I’m your man”. Empezó con el “Dance me to the end of love”, arrodillándose ante el virtuoso Javier Mas (guitarra acústica, laúd, bandurria…). En multitud de ocasiones aprovechó los “solos” de los miembros de la banda para presentarlos y sacarse el sombrero ante ellos (¡que bien sonaba el antiguo órgano -¿Hammond?- en manos de Neil Larsen!, ¡y qué sensibilidad la de Dino Soldo a la armónica, así como a la flauta y saxo eléctricos!), descubriéndose la cabeza también ante el público agradeciendo cada aplauso, dando a entender que allí todos eran (éramos) parte fundamental del viaje. Entre los temas más conocidos sonaron (perdonad que no recuerde el orden) “Who by fire”, “Everybody Knows”, “Closing Time”, “Bird on the wire” (“como un pequeño pájaro” cambiaría la letra), “Tower of Song” (con el solo de teclado tan simple como característico y que al ser aplaudido, consciente de su poca destreza a las teclas, reconoció que éramos demasiado amables… más risas), “First we take Manhattan”, una bella versión de “Suzanne” con sólo voz y guitarra (el río Tajo al lado del escenario venía al pelo), las maravillosas “Hey, that’s no way to say goodbye”, “The gipsy’s wife”, “I’m your man” coreada a todo pulmón por el público al llegar el estribillo, “Democracy” (creo que fue antes de empezar este tema cuando dijo: “es una suerte poder tener momentos maravillosos como estos cuando hay tanto caos, oscuridad y tristeza en el mundo”), “In my secret life”, la conocidísima “So long Marianne”, un inolvidable “Hallelujah” (añadiendo “no he venido a Lisboa para engañaros”), “Take this waltz” antes de la recta final hizo que todos intentáramos bailar lo mejor que podíamos, y muchas más igual de maravillosas que nos acompañaron durante casi 3 horas, con un descanso de 15 minutos y varios bises de los que salió y volvió bailando, dando simpáticos saltos cada vez más enérgicos, cual Rey haciendo las labores de bufón, cual niño feliz en traje de anciano, como si cada canción fuese una dosis del elixir de la juventud.
Sería injusto no mencionar, por su gran labor y genialidad, al resto de músicos: Bob Metzger (guitarras, steel guitar), Roscoe Beck (bajo, contrabajo) y Rafael Gayol (batería y percusiones). Los ángeles que hacían coros tuvieron también momentos estelares: Sharon Robinson en la canción “Boogie Street” y las Webb Sisters con la interpretación a dúo de la emocionante “If it be your will” (Hattie Webb arpa y voz, Charley Webb guitarra y voz). Para finalizar cantaron todos a coro la despedida mientras Leonard Cohen nos daba las gracias por una noche tan memorable.
Cuando me enteré que en España sólo había actuado 1 hora me alegré doblemente de haber tomado la decisión de acudir a Portugal.

“Suzanne te lleva a su sitio junto al río,
puedes oír los barcos navegar,
puedes pasar la noche a su lado.
Tú sabes que ella está medio loca
pero es por eso por lo que quieres estar allí”

(Suzanne)

Facebook Twitter
Publicado por jose / Archivado en:Conciertos
10 Comentarios

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress