archivos Luis

Nick Cave – Abbatoir Blues / The Lyre Of Orpheus

Publicado el martes 14 agosto 2018

Nick Cave & The Bad Seeds
Abbatoir Blues / The Lyre Of Orpheus
Mute 2005

No resulta fácil aproximarse a una figura como la de Nick Cave, su sombra siempre ha estado rondándome desde que compré hace años aquel “Your Funeral My Trial” que sin saber exactamente por qué arrinconé en un cajón sin apenas escuchar. Es difícil catalogar la obra y la trayectoria de uno de los tipos mas extraños y ariscos que ha dado la música rock moderna, un músico que lleva mas de veinte años ofreciendo obras extrañas y herméticas, su mezcla de géneros, de atmósferas y de registros siempre me ha infundido bastante respeto y me ha tenido un tanto alejado de sus canciones.
Hará como dos, quizás tres meses compré este último disco doble atraído por su estupenda presentación y por las efusivas recomendaciones que recibí de algunos de mis amigos, pero no ha sido hasta ahora cuando de verdad me he decidido a escucharlo.
El hilo por el cual empecé a entrar en “Abbatoir Blues” fue sin duda “Cannibals Hymmn”, un tema rocoso, aspero y vibrante que progresa con una singular crudeza y que resulta ciertamente incontestable, de hay llegué a “Hiding All Away” y quedé deslumbrado ante esos obsesivos y escalofriantes coros Gospel que acompañan la sangrante voz de Cave, es un disco difícil y extraño, que hay que escuchar desde las entrañas para empezar a disfrutar de verdad. Temas como “Nature Boy” o “Let The Ring Bells” comparten esa singular rugosidad que sirve para entender la enorme influencia que ha tenido la obra Nick Cave entre aquellos que buscan la belleza en el desierto, en la noche y en el alcohol.
Una vez pasado el mal trago, entrar en “The Lyre Of Orpheus” fue mucho mas sencillo, este segundo disco es bastante mas accesible y luminoso (en los términos de Nick Cave, por supuesto) y aquí encontramos el contrapunto acústico y romántico a la tormenta eléctrica de “Abbatoir Blues”, con temas delicados y sugerentes que siguen la tendencia iniciada en “Nocturama” aunque sin caer en esa cierta apatía que en cierta medida arruinó ese disco, temas como “Breathless”, “Easy Money”, “Spell” o “Carry Me” suenan rotundos y comprometidos con el particular universo de Nick Cave, y su retorcida y alegórica poesía que se apoya en sus obsesiones de siempre, la religión, la muerte, y de la que trasciende un cierto optimismo basado en sus mas íntimas e irrevocables creencias: el amor, la tierra, las raices…
Este majestuoso doble disco es sin duda uno de los mejores de la carrera de Cave, un disco rotundo e incontestable que sigue sin poner las cosas faciles a nadie y que se mantiene a años luz de cualquier tendencia medianamente comercial, un disco que queda ahí para quien se atreva a escucharlo.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Discos
Hacer un comentario



Grandaddy – Sumday

Publicado el lunes 13 agosto 2018

Grandaddy
Sumday
V2 2003

Grandaddy es uno de los grupos mas interesantes surgidos en los Estados Unidos en los últimos años, su sabia y descarada combinación de elementos Country, Psicodelia, Folk y Pop pusieron su debut “Under the western freeway” y sobre todo su continuación “The software slump” en unos niveles que no recordábamos desde aquel ya lejano “Slanted and Schanted” de Pavement.
Es precisamente con Pavement con quien mejor se puede emparentar a Grandaddy, aunque es evidente que su sonido e influencias son bien distintas se asemejan en su actitud despreocupada, Low-fi, en su ingenio desbordado rayando en bastantes ocasiones la sana locura.
Grandaddy ofrecen una revitalizante amalgama de Gram Parsons, Los Byrds del “fourth dimension”, Flaming lips, rock espacial y un acertado componente melódico emparentado con los mejores exponentes pop británicos.
Con estas credenciales eran altas las expectativas creadas con la salida de su tercer largo, publicado con el nombre de “Sumday”.
“Now it’s on” el primer corte, retoma el pulso dinámico y mas pop de su primer lp, ese mismo pulso se adivina en la mayoría de cortes siguientes, nos encontramos con magnificas canciones como “The go in the go for it”, “el caminos in the west”, “O.K with my decay”… temas muy pulidos, muy trabajados, muy redondos, con unas letras tremendamente ingeniosas entre el disparate y la reflexión lunática.
Aquí viene la primera objeción, por mas que los buscamos, no aparecen por ninguna parte esos extraños pasajes psicodélicos que quedaban tan bien en “The software slump”, todo parece aquí mucho mas calculado, deparando quizás mejores canciones pero restando de manera evidente frescura, espontaneidad y pegada al resultado final. Gran parte del encanto de Grandaddy radicaba en que muchas veces no sabían a donde les podía llevar una canción y aun así la llevaban adelante, ahora quizás saben mejor donde quieren llegar, pero el destino no es tan satisfactorio.
A pesar de estos peros “Sumday” es un magnifico disco, no cabe duda que el instinto melódico de Grandaddy crece y mejora con los años, esto debería ser mas que suficiente para el 95% de los grupos, pero ellos no se deberían conformar con tan poco.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Discos
Hacer un comentario



Perros

Publicado el jueves 9 agosto 2018

Tienes que estar loco, tienes que tener una necesidad real.
Tienes que dormir sobre los dedos de tus pies, y cuando estés en la calle,
Tienes que ser capaz de distinguir la carne fácil con los ojos cerrados.
Y entonces moviéndote en silencio, en la dirección del viento y fuera de toda señal,
Tienes que golpear en el momento preciso, sin pensar.

Y, pasado un tiempo, puedes intentar mejorar tu estilo.
Como una corbata elegante, o un firme apretón de manos,
Una certera mirada a los ojos y una sonrisa fácil.
Tienes que inspirar confianza en la gente a la que vas a engañar,
Así, cuando ellos te vuelvan la espalda,
Tendrás la ocasión de darles una puñalada.

Tienes que mantener un ojo mirando sobre tu espalda.
Sabes que se irá volviendo más duro y más duro y más duro a medida que envejezcas.
Y al final, empaquetarás tus cosas y volarás al sur,
Esconderás tu cabeza en la arena,
Simplemente otro triste viejo hombre,
Completamente solo y muriendo de cáncer.

Y cuando pierdas el control, recogerás la cosecha que has sembrado.
Y mientras el miedo crece, la mala sangre se hace más lenta y se vuelve piedra.
Y es demasiado tarde para alcanzar el peso que normalmente necesitabas para
desenvolverte a tu alrededor.
Así, ten un buen ahogo, mientras caes, solo,
Arrastrado por la piedra.

Tengo que admitir que me siento un poco confundido.
Algunas veces me parece como si simplemente estuviese siendo utilizado.
Tengo que estar despierto, tengo que intentar sacudirme este horripilante malestar.
Si no mantengo mi propio terreno, ¿Cómo encontraré mi propia salida de este laberinto?

Sordo, mudo y ciego, simplemente te empeñas en fingir
Que todo el mundo es prescindible y que nadie tiene un amigo real,
Y te parece que lo que hay que hacer es aislar al ganador.
Y todo esta hecho bajo el sol,
Y crees de corazón, que todo el mundo es un asesino.

Quién ha nacido en una casa llena de dolor.
Quién fue enseñado a no babear sobre el ventilador.
A quién le dijo el hombre lo que tenía que hacer.
Quién fue educado por personal especializado.
A quién sujetaron con un collar y una cadena.
A quién le dieron una palmada en la espalda.
Quién fue separado de la manada,
Quién fue solo un extraño en casa.
Quién fue finalmente oprimido.
Quién fue encontrado muerto sobre el teléfono.
Quién fue arrastrado por la piedra.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Letras
Hacer un comentario



Mogwai – Happy Songs For Happy People

Publicado el miércoles 8 agosto 2018

Mogwai
Happy songs for happy people
Matador 2003

“Happy songs for happy people” es un nuevo peldaño en la imparable carrera de Mogwai, un paso adelante pero también una reflexión sobre el pasado, sobre su impecable trayectoria, aplicando logros del pasado para escribir su propio presente, como en “Ratts of the capital” donde ofrecen la ansiada catarsis eléctrica que les hizo famosos y temidos.
Apenas hay nuevos elementos a añadir a su espectro sonoro, repiten los cellos y pianos de “Rock Action” (2001) aquí mas destinados a crear ambientes que a conformar melodías, “moses I amn’t” y “golden porche” son dos buenos ejemplos, estampas otoñales de soledad y tristeza.
“boring machines disturb sleep” remite a “Come on die young” (1999) por su tremendo tono opresivo, oscuro, insano.
También hay espacio aquí para temas luminosos y elegantes como “Hunted by a freak”, el tema que abre el disco, una composición acuosa y extraña.
Este es ya el quinto álbum de Mogwai, y siguen sonando tan extraños y fascinantes como con su primer disco, a pesar de que muchos creiamos ya conocerles.
El disco de 2003 de Mogwai es sin duda inferior a aquel magnifico “Rock Action”, aquel apostaba decididamente por las canciones y este “Happy songs for happy people” apuesta mas por la construcción de espacios sonoros trabajando por limpiar el sonido sin dejar de añadir matices, en un proceso que no parecen haber acabado aun, siguen estando muy por encima del resto, y su evolución sigue siendo imparable.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Discos
Hacer un comentario



Mercury Rev – The Secret Migration

Publicado el martes 7 agosto 2018

Mercury Rev
The Secret Migration
V2 2005

Quienes siguiesen de cerca la escena independiente norteamericana de los 90 convendrán conmigo en que un rasgo determinante de todos aquellos grupos era su marcado carácter amateur, carácter que sin duda fue fundamental para lograr la frescura y la originalidad que se alcanzó en aquellos mágicos años, pero que también sirvió de escusa para ignorar e infravalorar esta música en determinados momentos , en determinados círculos y en determinadas circunstancias.
Aunque Pavement, Sebadoh, Built To Spill y algunos otros entregaron obras de gran magnitud que hoy son consideradas auténticos clásicos en su momento se echó en falta alguna obra rotunda, inapelable, preciosista, a la altura de los grandes clásicos, con la intención de lograr esas metas se gesto “Desserter Songs” (1998), la obra cumbre de Mercury Rev y uno de los discos clave del rock moderno, un compendio meticuloso, vanguardista, atrevido y excitante de orfebrería sónica, una obra preciosista y rica en detalles con la que el grupo de Jonathan Donahue rompía definitivamente con la herencia de David Baker de ruido y caos.
Cuando se entrega una obra de tal magnitud es inevitable que todo lo que venga después tenga que pasar por un riguroso filtro, “All Is Dream” (2001) fue un disco a mi juicio infravalorado, un disco que ahondaba en las sendas abiertas y que ofrecía momentos de indudable belleza. Tres años mas tarde, este “The Secret Migration” seguramente no conseguirá cambiar el juicio de quienes les criticaron hace tres años pero no cabe ninguna duda de que ofrece momentos memorables a la altura de sus mejores creaciones.
Mercury Rev, junto a escogidos grupos como Flaming Lips o Spiritualized basan su discurso en la creación de atmósferas particulares a partir de la adición de múltiples y variados elementos sonoros. En el caso de Mercury Rev la estructura rock de las canciones nunca es dejada totalmente de lado, aunque a menudo se reinterpreta al servicio de su particular universo impregnado siempre de referencias oníricas, psicodélicas y psicóticas de libre interpretación.
En este “The Secret Migration” encontramos temas épicos y solemnes como la inicial “Secret For A Song” o la magnifica “Black Forest (Lorelei)”, llenas de matices que se van descubriendo en cada escucha, también hay momentos intimistas y delicados como “Across Yer Ocean” y verdaderas obras ciclópeas de ingeniería, rutilantes y salvajes con sonidos procedentes de quien sabe donde que deslumbran y seducen como “My Love” o “Arise” conformando el conjunto un disco realmente mágico y muy especial, similar en intenciones a sus anteriores trabajos aunque con resultados distintos, en ningún caso es un paso atrás en la carrera de un grupo que se mueve por unas sendas difíciles de transitar para el resto de los mortales.

Facebook Twitter
Publicado por Luis / Archivado en:Discos
Hacer un comentario



2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress