archivos jose

Mazzy Star – She Hangs Brightly

Publicado el martes 17 julio 2018

Mazzy Star
She Hangs Brightly
Rough Trade – Capitol Records 1990

Para hablar de Mazzy Star es necesario mencionar a David Roback, al movimiento Paisley Underground (surgido a principios de los ’80 en California e influenciado sobre todo por los sonidos psicodélicos de los ’60) y al grupo Rain Parade, del que formó parte hasta que sacaron el primer LP. A mediados de los ’80 deja la banda para formar primero Clay Allison y luego Opal, en compañía de la bajista Kendra Smith (ex-Dream Syndicate), además de formar parte del proyecto Rainy Day (superbanda formada por músicos de The Dream Syndicate, The Rain Parade, The Bangles o Three o’clock que sacaron un disco de versiones de VU, Big Star, Beach Boys, Byrds, Buffalo Springfield…). Kendra Smith abandona el grupo Opal en plena gira y es sustituida por Hope Sandoval, a quien había conocido y producido un disco cuando esta formaba parte del dúo Going Home, junto con Sylvia Gomez. Al finalizar las actuaciones previstas por América y Europa decide disolver Opal y resurgir como Mazzy Star, formación que aunque cuenta con colaboraciones interesantes, se sustenta básicamente en el trabajo de David Roback y Hope Sandoval, autores de la mayoría del material que interpretan.
Debutan discograficamente en 1990 con este magnífico álbum “She Hangs Brightly”, caracterizado por un sonido embriagador y una suavidad tensa, predominantemente acústico con utilización de distorsiones desestabilizadoras que te obligan a mantener un vuelo emocional raso. Flota, pero cargado de raíces, desde el blues o el folk hasta el country, el rock vía Velvet Underground o la psicodelia, logrando impregnarlas de nuevos aromas y creando un espacio personal y especial.
Como presentación un tema que marca en sus melodías y tratamiento sonoro el camino a seguir en posteriores discos, “Halah”, hechizándonos con la sencillez y magia de la guitarra D. Roback y con la seductora voz, mezcla de ausencia, chulería escondida, y candor, H. Sandoval. El siguiente tema, “Blue Flower”, de los pocos no compuestos por ellos, nos muestra la cara más eléctrica del grupo, es el más velvetiano del disco, punteando al final descaradamente (sin duda como homenaje) el “I’ll be your mirror” de VU. “Ride it on” es una de las más simples instrumentalmente, pero de las más pegadizas por su frescura. La canción que da título al álbum, “She Hangs Brightly”, muestra su faceta más psicodélica y experimental, siguiendo el camino iniciado con Rain Parade. “I’m Sailing” acude a las raíces del blues con influencias country, se trata de una excelente versión de un tema de la pionera, gran cantante y guitarrista de blues, Memphis Minnie McCoy. “Ghost highway” bebe de los sonidos más potentes de los setenta y los riffs distorsionados, conduciendo facilmente a la imaginación hacia un viaje en coche por largas carreteras típicas de las ‘road movies’. Los demás temas siguen seduciendo sin excepciones, exponiendo sensaciones personales y problemas de relación entre los aromas musicales ya definidos, con predominio de guitarra acústica, bajo profundo, teclados ocasionales, punteos eléctricos y de steel guitar, percusiones simples pero efectivas y la pandereta que siempre va unida en las actuaciones a la timidez de Hope Sandoval. Seguirán desarrollando el estilo en sus siguientes discos, escasos y espaciados, sin prisas, con ligeras variaciones, pero siempre con excelentes resultados. En medio, publicaciones de trabajos por separado, colaboraciones múltiples y comentarios de disolución o separación profesional (la personal hace tiempo que se produjo). Después de 10 años de la publicación de su tercer y último álbum oficial, vuelve a comentarse que están preparando un nuevo disco juntos y que saldrá este año o el próximo. Entre silencios y secretos se sienten cómodos. Esperamos poder desvelar pronto los misterios de la larga espera.

Facebook Twitter
Publicado por jose / Archivado en:Discos
Hacer un comentario



Magin Blanco – Ella

Publicado el viernes 29 junio 2018

Magín Blanco
Ella
PAI-Casa de Tolos – 2006

Magín Blanco apenas es conocido fuera de Galicia, y en Galicia tampoco demasiado pero sí que tiene un grupo de fieles a los que ha conquistado con los anteriores discos como lider del grupo ‘La Rosa’ y sus actuaciones. Con esta formación ha editado cuatro discos, ‘La Rosa’ (1989), ‘Tren de Azucar’ (1990), ‘El sueño del camaleón’ (1992) y ‘En El Arco Iris’ (1994) y en todos ellos encontramos al menos tres o cuatro GRANDES canciones. Las influencias en su música van del folk-rock al pop o rythm&blues, Bob Dylan, Neil Young, Keith Richards o Lucinda Williams. El motivo de su falta de éxito tendríamos que buscarlo seguramente en la nula promoción de sus trabajos y en el descontento que ha ido acumulando por tropiezos continuos, malas producciones, falta de entendimiento con las casas de discos, en fin, una de tantas historias de gente con gran valía que no llega a conocerse, madera de gran calidad que se queda en la carpintería por falta de un ebanista que sepa trabajarla. Sigue viviendo en Rúa Petín (Ourense) como carpintero, aunque nunca ha dejado la música, y desde el último disco ha seguido colaborando con otros músicos, grabando diversas maquetas o actuado en el Felipop.
El motivo por el que vuelve a ser actualidad es la edición de un nuevo álbum, esta vez bajo su nombre. Comenta en una entrevista al ‘Ruta 66′ que lo ha hecho como regalo para ”Ella’. Y bendita sea esa Ella que lo ha inspirado y ha hecho que decida grabar un nuevo trabajo porque el regalo es también para nuestros oídos. Al fin cuenta con una producción que está a la altura que se merece, a cargo del ex-‘Siniestro Total’ Segundo Grandío. Destaca especialmente también, entre los músicos que participan, Pepe Losada, contribuyendo al mágico sonido con sus guitarras acústicas, lap steel, dobro y coros.
Este álbum está repleto de buenas canciones. Después de múltiples escuchas me gustan practicamente todas (saltando con frecuencia el último recitado), pero me suelo quedar con la primera impresión, y es esta la que quiero comentar: al empezar a escuchar el cd pensaba “esto está muy bien, pero para mi gusto tiene un sonido excesivamente limpio, demasiado cercano al pop comercial, muy buenos músicos, muy buenas canciones”, pero la personalidad se quedaba sólo en su voz, en las letras y algo más pero que no acababa de saber muy bien qué… hasta llegar a la quinta canción… ‘Ella’, por fin una canción en la que todo está en su sitio, sonido, instrumentos, producción, letra, melodía, perfecta, y que no cansa por más veces que la escuches. Y a partir de aquí todas las demás convencen por su exquisita sensibilidad, por encontrar el camino directo al corazón, con un estilo mucho más personal, original, cargadas de múltiples influencias pero que sirven para realzar la sencillez, crear y enriquecer un mundo propio que rebosa talento y respira genialidad. ‘Dolores’, ‘Cuando mi voz’ , ‘Vuela palomita’ (acompañado magistralmente por la ex-‘Vainica Doble’ Gloria Van Aersen) o ‘Veño ou vou?’ (en gallego, con la acertada participación de la cantante Uxía), todas ellas son canciones que convencen, cargadas de magia y encanto, canciones que duele que queden en el olvido y que hacen desear a su autor que siga con esta inspiración y que no tarde tanto tiempo en ofrecernos otra gran obra.

Facebook Twitter
Publicado por jose / Archivado en:Discos
Hacer un comentario



Mr. Bojangles

Publicado el miércoles 27 junio 2018

Conocí a un hombre, Bojangles, que bailaba para vosotros,
con zapatos desgastados.
Tenía el pelo plateado, una camisa andrajosa y pantalones holgados,
Bailaba el viejo “soft shoe”.
Saltaba muy alto, muy alto,
y luego suavemente se posaba.

Mr. Bojangles, Mr. Bojangles,
Mr. Bojangles, baile.

Lo encontré en una celda en Nueva Orleans,
yo era pobre.
Me miró con ojos envejecidos
y habló sin rodeos.
Habló de la vida, habló de la vida,
se reía y daba palmadas a ritmo en su pierna.

Dijo su nombre, Bojangles, bailó a través de la celda.
Agarró sus pantalones, se colocó adecuadamente y saltó muy alto,
juntó ambos talones,
se echó a reir, se echó a reir,
sacudiendo su ropa alrededor.

Mr. Bojangles, Mr. Bojangles,
Mr. Bojangles, baile.

Bailó en espectáculos callejeros y verbenas viajando por todo el sur.
Habló con lágrimas, de los quince años que habían pasado viajando él y su perro.
Su perro había muerto, había muerto,
Después de veinte años todavía llora su pena.

Dijo: “Ahora bailo siempre que puedo en ‘honky tonks’ por un trago y una propina.
Pero la mayor parte del tiempo me lo paso detrás de estas distinguidas barras
porque bebo un poco”.
Sacudió su cabeza y cuando sacudió su cabeza, escuché que alguien le pedía por favor

Mr. Bojangles, Mr. Bojangles,
Mr. Bojangles, baile.

Facebook Twitter
Publicado por jose / Archivado en:Letras
6 Comentarios



Por favor, permíteme lograr lo que quiero

Publicado el miércoles 20 junio 2018

Buenos tiempos para un cambio
Mira, la suerte que he tenido
haría que un buen hombre
se volviese malo

Así que por favor, por favor, por favor
pérmíteme, permíteme, permíteme
permíteme lograr lo que quiero
por esta vez

No he tenido un sueño desde hace mucho tiempo
Mira, la vida que he tenido
haría que un hombre bueno se volviese malo

Así que por una vez en mi vida
permíteme lograr lo que quiero
Dios sabe que sería la primera vez
Dios sabe que sería la primera vez

Facebook Twitter
Publicado por jose / Archivado en:Letras
2 Comentarios



Pete Dello, Modestia y Talento

Publicado el lunes 18 junio 2018

Pete Dello (Peter Blumson) nació en 1943 en Oxfordshire, Inglaterra. Aprendió a tocar el piano admirando a Fats Domino o Harry Champion, y la guitarra a Scotty Moore, Cliff Gallup o Chet Atkins. Los primeros pasos musicales a nivel profesional los dio en el sello Apollo Music (Decca Records), trabajando sobre todo como arreglista para Lionel Bart (autor del musical “Oliver!” o del tema principal de la película de James Bond “Desde Rusia con amor”). Tocó como guitarra solista entre otros grupos con Red Tallis & The Tallismen. Mas tarde en Grant Tracy & The Sunsets, con los que grabó varios singles que no tuvieron repercusión. Aquí coincidió con Ray Cane (de nombre Raymond Byart, había tocado el bajo con The Outlaws). Al disolverse el grupo ambos se unieron al intérprete de soul Steve Darbishire para formar The Steve Darbyshire Band, luego Steve Darbyshare & Yum Yum Band con la incorporación de Terry Noone a la batería (había tocado con los Them de Van Morrison y con Gene Vincent). Grabaron cinco singles, la mayoría con canciones de Dello y Cane; alcanzaron un importante éxito sobre todo a nivel de actuaciones, llegando a tocar como teloneros de Wilson Pickett o Frogman Henry, enfrascándose en numerosas giras. Al mismo tiempo Dello y Cane componían, arreglaban y producían para otros grupos (The Applejacks, The Roulettes… La canción que tuvo mayor repercusión fue “I Don’t Want You” grabada por The Anteeeks). En 1966 Pete sufrió un colapso pulmonar que le obligó a abandonar las actuaciones. Mientras estuvo ingresado en el hospital reflexionó sobre todo lo que había vivido y sobre lo que le interesaba seguir haciendo. Aprovechó para componer el tipo de canciones que realmente deseaba y se centró en el aprendizaje de arreglos orquestales. Harto de las giras, en 1967 le comentó a Cane el deseo de empezar un nuevo proyecto basado principalmente en las grabaciones de estudio y olvidarse del directo. Un día mientras tomaban un café a Cane se le ocurrió el nombre del nuevo grupo al ver pasar un bus: Honeybus. Con la colaboración de músicos de The Roulettes, grabaron un primer single, con dos canciones de Dello (“Delighted To See You” / “The Breaking Up Scene”), que pasó sin pena ni gloria. Para el segundo reclutaron a Peter Kircher como batería y a Colin Hare (antes en Honeycombs, había colaborado puntualmente con David Bowie y había grabado un par de canciones con George Martin barajándose la idea de un lanzamiento en solitario, idea que no prosperó) tocando bajo, guitarra y voz. En la cara A del segundo single grabaron de nuevo una canción de Dello, en esta ocasión firmada con su apellido real, Blumson, “(Do I Figure) In Your Life”, que si bien en un pricipio no alcanzó el éxito deseado, con el tiempo fue considerada como una de las mejores de su repertorio, haciéndose popular gracias a versiones de múltiples artistas. Fue con el tercer single con el que les llegó su mayor éxito, “I Can’t Let Maggie Go” se coló en el top 10 de las listas de radio y cosechó excelentes críticas musicales. Ello conllevó el que la casa de discos intensificara su promoción con actuaciones en TV y una gira incluida. Dello se negó a volver a la carretera y abandonó la banda. Siguió componiendo, produciendo, estudiando música y aprendiendo a tocar el violín, editando en 1969 la canción “I’m A Gambler” bajo el nombre de Lace, y el single “Taking The Heart Out Of Love” / “Uptight Basil”, esta vez con el seudónimo de Magic Valley. Como acompañantes contó con los miembros de Honeybus y músicos de sesión. Con ellos grabó también el disco editado en 1971 por el sello Nephenta, “Into Your Ears”, esta vez publicado bajo el nombre de Pete Dello & Friends. Se trata de una grabación entrañable, con sonido predominantemente acústico, arreglos (a cargo de Ray Cane) de cuerda y viento cálidos con acercamientos puntuales tanto al vodevil como a la psicodelia, armonías muy cuidadas y una voz frágil, con problemas en ese momento, que lejos de disminuir su capacidad para emocionar aporta a las canciones cercanía y humanidad, potenciadas por la producción, con percusiones muy suaves y la voz en primer plano, natural y sin efectos que distraigan. Una de las obras cumbre del pop de cámara. La primera edición contiene 12 canciones, varias de ellas publicadas o interpretadas en directo previamente en sus distintos proyectos, aunque en diferentes versiones. La portada la realizó Roger Dean (conocido por sus diseños para Yes, Asia o el logo del sello Virgin), basándose en la cuarta canción, “Harry The Earwig” cuyo inicio aparece escrito en la carátula (“Harry el tijereta / era un insecto muy extraño / Llevaba una espada / y cabalgaba sobre una oruga…”). La buena acogida por parte de la crítica animó a los componentes de Honeybus a volver a grabar con la formación y nombre originales, pero eso sí, como proyecto de estudio. Grabaron varios singles y un disco que no llegó a publicarse (“Recital”), dando por finalizado definitivamente el proyecto en 1973. En 1989, ya descatalogado el disco de Pete Dello y siendo muy buscado por coleccionistas, el sello See For Miles Records publicó una nueva edición “”Into Your Ears… Plus”, refiriéndose el plus a la adición de las dos canciones del single de 1969 bajo el nombre de Magic Valley, más dos inéditas de 1972, la maravillosa “Here Me Only” y la bella balada “Madame Chairman Of The Committee” que cierra este disco (aparecieron también incluídas en el completo recopilatorio de Honeybus “She Flies Like A Bird”, en 1982).
Convencido de que “I’m A Gambler” era una gran canción y siguiendo son su juego particular volvió a reeditarla en 1973 bajo el seudónimo de Red Harring y en 1975 como Magenta. En 1976 una nueva versión realizada por Dello del éxito “I Can’t Let Maggie Go” se utilizó para un anuncio de TV sobre una marca de pan. Finalmente decidió retirarse comercialmente de la música y dedicarse a la enseñanza.
En 2002 los responsables del festival Felipop invitaron a Pete Dello a participar en la edición de ese año, a quien se le unió su compañero Colin Hare (otro en la lista de ilustres a reivindicar). Tuvieron una gran acogida por parte del público, y fue el inició de una colaboración con los responsables del exquisito sello Hanky Panky Records que dio como resultado el lanzamiento en 2005 de una nueva edición del disco, con el título original pero con una presentación de lujo y diez temas como bonus tracks, entre ellos los singles editados bajo seudónimos, más tres canciones totalmente inéditas: “Texas Candy”, “Hold Up, Fold Up” y la maqueta original de la cara A del primer single de Honeybus, “Delighted To See You”. En 2006 sacaron para los amantes del vinilo una edición limitada en doble LP (aplausos y felicitaciones por el cariño y la calidad con que realizan sus ediciones).
Para finalizar, una declaración del propio Pete Dello que aporta unas pinceladas para comprender mejor su actitud ante la fama, con una última frase que me gusta especialmente: “Nunca pensé en ser famoso, no tengo madera de estrella. Tenía más preocupaciones que subirme al altar de la fama“.

I’m A Gambler”

Páginas que visité con mayor frecuencia para esta reseña (¿weblografía?):

SonicWave
Alohapoprock
Honeybus home page
En busca del vinilo perdido

Facebook Twitter
Publicado por jose / Archivado en:Revisiones
Hacer un comentario



2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress