archivos J.L.Ruiz

Carole King – Tapestry

Publicado el domingo 29 marzo 2015

Carole Kinkg
Tapestry
Ode 1971

tapestry.jpgCuando La Calidad Es Comercial

“Tapestry” fue un álbum que obtuvo a principios de los 70 un tremendo éxito. Vendió millones de discos, estuvo quince semanas en el número 1, duró más de seis años en las listas y ganó 4 premios grammy. Además, impuso el punto de vista femenino en un universo masculino como era el de la música pop (y sigue siéndolo, aunque en menor medida). Las mujeres se pudieron identificar con unas canciones tan honestas como sencillas que estaban escritas y cantadas con el corazón. La temática era universal: nostalgia, amistad, esperanza, amor/desamor… Carole King hizo fácil lo difícil. Logró conectar con la gente a través de canciones sinceras y que transmitían lo que sentimos con respecto a las cosas que (más) nos importan. Y no sólo en el aspecto lírico radicaba la clave del “boom” que supuso en 1971 la públicación de “Tapestry”. Músicalmente era rico por la variedad que ofrecía (soul blanco, folk, pop, aromas jazzísticos…). Era cálido y sonaba directo, sin vanos artificios. Tenía una funcional producción de Lou Adler. La personal voz de Carole King se hacía con el mando. Te confiaba pensamientos íntimos. Y lo hacía sin tapujos. Sonaba a verdad. Era su verdad emocional.

Carole King (09-02-42, Brooklyn, New York) no era precisamente una “songwriter” novel cuando dio a luz a “Tapestry”, su segundo álbum en estudio. En los 60 había formado un tándem infalible con el por aquel entonces su marido Gerry Goffin. En el contexto del famoso Brill Building, este dúo compuso temazos del calibre de “Will You Love Me Tomorrow”, “The Locomotion”, “One Fine Day” o “Up On The Roof”. Desde los Beatles pasando por Aretha Franklin, un sinfín de artistas grabaron sus canciones.

Con el tiempo intentó montarse una carrera en solitario. Y al final salió adelante. Carole King, que curiosamente era la protagonista del “Oh! Carol” de Neil Sedaka, alcanzó el estatus de superestrella buceando en su interior, creando un disco confesional en el que demostraba que dominaba con maestría el arte de componer grandes canciones. Porque “Tapestry” carece de puntos débiles. Para empezar recupera tres gloriosas perlas de su propio pasado: “You’ve Got A Friend” (que fue un “hit” para James Taylor, presente en el disco y apoyo emocional de Carole), “Will You Love Me Tomorrow?” (The Shirelles la bordaban) y “(You Make Me Feel Like) A Natural Woman” (Aretha Franklin la convirtió en pieza clave de su seminal “Lady Soul”). Y lo cierto es que la lectura que hace la compositora neoyorquina de ese trío de partituras es conmovedora.

Incombustibles son también los “hits” de nuevo cuño: “I Feel The Earth Move” y “It’s Too Late”. Y el resto del disco tampoco tiene desperdicio (“So Far Away”, “Where You Lead”, “Beautiful”…). En definitiva, representaba la quintaesencia de esa clase de discos que escuchas del tirón porque merece la pena de arriba abajo. Han pasado muchos años y sigue siendo un álbum imprescindible. “Tapestry” dignifica el concepto de comercial. Este disco se vendió y continúa vendiéndose porque contiene canciones inmortales. Es obvio que en multitud de ocasiones la calidad no tiene nada que ver con la comercialidad. Este es un caso en el que ambos términos casan. La clave radica en una colección de grandes partituras con un mensaje sincero y sencillo.

Lista de 25 discos esenciales de artistas femeninas:

Billie Holiday: The Quintessential Billie Holiday Volume 3 (1936)
Ella Fitzgerald: Sings The George And Ira Gershwin Song Book (59)
Patsy Cline: Showcase (61)
Nina Simone: Wild Is The Wind (66)
Nico: Chelsea Girl (67)
Aretha Franklin: Lady Soul (68)
Françoise Hardy: Comment Te Dire Adieu (68)
Margo Guryan: Take A Picture (68)
Dusty Springfield: Dusty In Memphis (69)
Janis Joplin: Pearl (71)
Carole King: Tapestry (71)
Joni Mitchell: Court And Spark (74)
Patti Smith: Horses (75)
Emmylou Harris: Pieces Of The Sky (75)
Rickie Lee Jones: Pirates (81)
Mary Margaret O Hara: Miss America (88)
PJ Harvey: Rid Of Me (93)
Bjork: Debut (93)
Kristin Hersh: Hips And Makers (94)
Lucinda Williams: Car Wheels On A Gravel Road (98)
Aimee Mann: Bachelor Nº 2 (00)
Sandy Denny: No More Sad Refrains (00)
Laura Cantrell: Not The Tremblin’ Kind (00)
Neko Case: Blacklisted (02)
Cat Power: You Are Free (03)

Escucha: Carole King – Beautiful

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Articulos relacionados:
-Review de “Tapestry” en El Trastero
-Otra revision en Hazme Gritar

Foros Computer Age:
-Carol King – Tapestry

Facebook Twitter
Publicado por J.L.Ruiz / Archivado en:Discos
4 Comentarios



Bruce Springsteen, Madrid (17/07/2008)

Publicado el sábado 19 julio 2008

Bruce Springsteen & The E Street Band
Estadio Santiago Bernabéu, Madrid
17 de Julio de 2008

El Jefe de todo esto

José Luis Ruiz

17 de julio de 2008. Santiago Bernabéu. Casi 60.000 personas. No es una noche de Champions League. Es una cita ineludible con el rock’n’roll. Hacía dos décadas que nadie tocaba en el estadio del Real Madrid. Y le tocó a Bruce Springsteen coger el testigo dejado por U2. Que iba a ser un gran concierto lo sabía hasta el más ignorante de los mortales. Springsteen es un seguro de vida. Es incapaz de ser mediocre. Su directo sigue siendo apabullante. De hecho, la primera vez que le vi fue cuando actuó por vez primera en la capital. Eso fue nada menos que el 2 de agosto de 1988. Y arrasó en el Vicente Calderón. Después le he visto muchas veces. Ninguna tan impresionante como aquella perdida de la ‘virginidad’, pero siempre he salido con buen sabor de boca de sus conciertos. El del pasado jueves alcanzó momentos sublimes. El ‘Boss’, a sus 58 años, ha demostrado que es, como diría Dylan, eternamente joven. Canta mejor que nunca, recorre el escenario como si fuera un chaval y después de tres largas horas de actuación da la impresión de que su reino no es de este mundo. Ha nacido para correr por los siglos de los siglos.

Acompañado de la insuperable E Street Band -con la inclusión de Charles Giordano por la defunción de Danny Federici-, Springsteen emuló uno vez más a sus admirados sacerdotes del soul. El Bernabéu fue su iglesia. Sus fieles cayeron rindieron pleitesía al sumo hacedor de la más infalible de las liturgias del rock. Nadie manda como este Jefe. Así da gusto seguir la cadena de mando. Este sí que es el Jefe de todo esto.

Esta vez no se centró en “Magic” como en la anterior gira. El concierto sirvió para repasar una trayectoria jalonada de himnos. De esos que la gente corea con la sonrisa esculpida en el rostro. La noche arrancó con “Night”. Y alcanzó momentos de clímax con clásicos tan incombustibles como “The Promised Land”, “Spirit In The Night”, “The River” o “Because The Night”. Springsteen sabe cómo estructurar un concierto. De hecho, se sabe todos los trucos. Es el número 1 en directo y como tal juega sus cartas. Así uno se sube a la atracción y, como en una montaña rusa, sube y baja. El prestigitador incluso se permite el lujo de atender peticiones. Le piden “Brilliant Disguise” y “Cover Me” y el genio de Freehold concede el deseo sin despeinarse. Y cuando parece que la cosa decae se saca de la manga “Badlands” y uno se deja el alma desgañitando un estribillo que rezuma vitalismo.

Los bises merecen una mención aparte. Sólo esa recta final justifica que uno vea hormigas en el escenario al estar en el fondo opuesto y que el sonido sea el propio de un campo de fútbol. Porque ese es el precio que hay que pagar por ver a Springsteen. Para los ‘gourmets’ del rock supone un serio contratiempo verle en estas condiciones. Pero es que el ‘Boss’ es el arquetípico concierto al que va toda la gente que no va a conciertos. Sea como fuere, con la monumental “Jungleland” se produce el desarme emocional. Y si eso ya no fuera suficiente encadena “Born To Run”, “Bobby Jean” y “Dancing In The Dark”. Después de ese brutal repasito a su discografía se marca la festiva “American Land” y de propina rinde homenaje a los clásicos del r’n’r con “Twist And Shout” (antes había interpretado el “Summertime Blues” del gran Eddie Cochran).

La muchedumbre sale del Bernabéu con cara de éxtasis. Hacía tiempo que no se veía un espectáculo así en el feudo madridista. Por lo menos desde que retiró Zidane o desde que un Ronaldinho en plenas facultades maravilló a la propia parroquia blanca. Esperemos que los rumores no sean ciertos y que Springsteen siga haciendo giras. En un mundo con tan pocas certidumbres a las que aferrarse es bueno saber que hay un tipo de New Jersey que nunca falla cuando encara a la multitud y desnuda su alma a base del mejor rock’n’roll. Una medicina que cura todos los males. Nuestra medicina.

Setlist

Night
Radio Nowhere
Lonesome Day
The Promised Land
Spirit In The Night
Summertime Blues
Brilliant Disguise
The River
Cover Me
Trapped
No Surrender
Out In The Street
Because The Night
Cadillac Ranch
Livin’ In The Future
Mary’s Place
Tunnel of Love
The Rising
Last To Die
Long Walk Home
Badlands

Jungleland
Seven Nights To Rock
Born To Run
Bobby Jean
Dancing In The Dark
American Land
Twist And Shout

Facebook Twitter
Publicado por J.L.Ruiz / Archivado en:Conciertos
3 Comentarios



Van Morrison – It’s Too Late To Stop Now

Publicado el martes 4 marzo 2008

Van Morrison
It’s Too Late To Stop Now
Warner 1974

morrison.jpgCuesta encontrar discos en directo que sean realmente esenciales. Normalmente son grabaciones que aportan poco o nada a la discografía de todo artista que acude a ese socorrido recurso. Sin embargo, “It’s Too Late To Stop Now” (1974) es una gloriosa excepción a esa regla. Es más, en el caso de incurrir en el pecado de no poseer ningún álbum de Van Morrison (Belfast, 31-8-45) podría bastar con adquirir este doble cd para poder saborear al irlandés en la cumbre de su carrera. Este es un doble disco que funciona porque es una actuación magnífica que rezuma “feeling” en la que el irlandés estaba acompañado de la soberbia Caledonia Soul Orchestra y, además, porque en él están compilados buena parte de los mejores temas de la cúspide de su lóngeva trayectoria.

Las actuaciones pertenecen a unas actuaciones realizadas en verano de 1973 en Londres y Los Angeles. Van Morrison venía de haber enlazado media docena de discazos: “Astral Weeks” (68), “Moondance” (70), “His Band And Street Choir” (70), “Tupelo Honey” (71), “Saint Dominic’s Preview” (72) y “Hard Nose The Highway” (73). La mera enumeración quita el hipo… Todos estos discos están representados en “It’s Too Late To Stop Now” salvo “Tupelo Honey”. Habría sido todo un acierto que Van Morrison hubiera incluido el infalible “Wild Night” en este directo. Un fallo al que hay que sumar el hecho de que se le va un poco la mano con las versiones. Los homenajes a Sonny Boy Williamson, Sam Cooke, Ray Charles y Willie Dixon ponen de manifiesto la deuda contraída por el león de Belfast con la música negra (soul, jazz, blues, gospel), pero implican que hay menos espacio para temas de su propia factura que se echan de menos (“Sweet Thing”, “And It Stoned Me” o “Redwood Tree” por poner un ejemplo).

Del primer disco cabe destacar la sublime “Into The Mystic”, quintaesencia de lo que es capaz Van Morrison cuando está inspirado, y la dinámica “Domino”. En el segundo cd hay una traca realmente espectacular. Aparte de ese repaso a lo que fue su estancia en Them con “Here Comes The Night” y la mítica “Gloria”, el gruñón irlandés se reserva para la recta final temazos del calibre de “Caravan” o “Cyprus Avenue”. Todos ellos interpretados con la pasión y el acierto de un Van Morrison que en ese momento vivía un idilio con las musas.

En la reedición que ha salido en 2008 se incluye como bonus track el infalible “Brown Eyed Girl”. Una manera perfecta de cerrar uno de los mejores discos en directo de la historia del rock. Uno de los pocos imprescindibles. Ojalá uno hubiera podido estar allí.

25 discos en directo imprescindibles (en orden cronológico):
“Live At The Apollo” (63) James Brown
“Live At The Harlem Square” (63) Sam Cooke
“Kick Out The Jams” (68) MC5
“At Folsom Prison” (68) Johnny Cash
“At San Quentin” (69) Johnny Cash
“Live At Leeds” (70) The Who
“Get Yer Ya-Ya’s Out!” (70) The Rolling Stones
“At Fillmore East” (71) The Allman Brothers Band
“Live:1969” (74) The Velvet Underground
“Rock And Roll Animal” (74) Lou Reed
“It’s Too Late To Stop Now” (74) Van Morrison
“The Last Waltz” (78) The Band
“It’s Alive” (79) The Ramones
“Live Rust” (79) Neil Young
“One For The Road” (80) The Kinks
“Dig The New Breed” (82) The Jam
“Ziggy Stardust: The Motion Picture” (82) David Bowie
“Live/1975-1985” (86) Bruce Springsteen
“Live At Sin-é” (93) Jeff Buckley
“Unplugged In New York” (93) Nirvana
“Live 1966: The Royal Albert Hall Concert”(98) Bob Dylan
“How The West Was Won” (03) Led Zeppelin
“Kicking Television: Live In Chicago” (05) Wilco
“Hammersmith Odeon, London 75” (06) Bruce Springsteen
“Live At Massey Hall 1971” (07) Neil Young

Escucha: Van Morrison – Into The Mystic

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Foros Computer Age:
Van Morrison – It’s Too Late To Stop Now

Facebook Twitter
Publicado por J.L.Ruiz / Archivado en:Discos
1 Comentario



2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress