archivos Edu

This Is Spinal Tap

Publicado el miércoles 27 diciembre 2017

This Is Spinal Tap (1984)

Director: Rob Reiner
Interpretes: Rob Reiner, Michael McKean, Christopher Guest

Si has estado en alguna banda no puedes dejar de ver esta película, la verdadera biblia del músico y del pipa. “Spinal Tap” es un rockumental acerca de las vicisitudes de una banda inglesa, Spinal Tap, durante su postrera gira por los U.S. de A. Nada mas empezar te llevas la grata sorpresa de que es un film americano protagonizado por los actores de “Saturday Night Live” de la era dorada, el famoso show de la NBC de donde han salido cómicos como Chevy Chase, Dan Ackroyd, Billy Crystal y demas. Los protagonistas de la película, Michael McKean, Christopher Guest y Harry Shearer no son tan famosos pero son mas que conocidos, raro es el dia en que no aparezcan en cualquier serie o película siestera de algun canal, y lo cuadran.
La cinta se enfoca en forma de falso documental, pero los actores son tan buenos que le hacen dudar a uno más de una vez sobre si Spinal Tap no existe de verdad. En realidad la banda, despues del exito de la película, se mantuvo e hizo alguna gala que otra gracias a las cualidades musicales de los protagonistas, verdaderos interpretes de las seis cuerdas y autores de las canciones. Los temas musicales se adaptan perfectamente a la temática de la película, las ejecuciones son perfectas y solo en las letras se ve que son composiciones cómicas que se burlan de canciones de grupos “hair metal” del momento. Entre los baterias del mundo la posición más peligrosa es sin duda estar detras del kit de esta banda, ninguno dura mas que unos pocos conciertos. Sirva como ejemplo hace que unos años pusieron un anuncio en una revista buscando batería, el texto era escueto y decía: “Batería muerto, se busca uno nuevo”.
Durante esta gira la banda se enfrenta a todo lo que puede ir mal, la gente no les conoce, se pierden de camino al escenario, situaciones a lo Yoko Ono, ser teloneros de los Teleñecos, baterias que perecen por combustión expontanea, etc. Ademas se burla de todos los artificios e invenciones de las bandas de rock como el maquillaje, guitarras estrambóticas (un bajo de dos mastiles, por dios), escenarios ridiculos, el spandex.
Al final es como juntar lo peor de KISS, Jefferson Airplane, Black Sabbath y otras bandas míticas. No he parado de reirme, y lo hubiera hecho más de no ser por la falta de subtítulos, y porque los protagonistas imitan a la perfección el acento ingles y las expresiones de ese pais. Por si fuera poco las canciones se dejan oir y los actores ponen los dedos en los trastes correctos.
Para el que quiera saber más de este grupo, Spinal Tap.

Facebook Twitter
Publicado por Edu / Archivado en:Cine
1 Comentario



Peace Love Death Metal

Publicado el jueves 21 diciembre 2017

Eagles of Death Metal
Peace Love Death Metal
Ant Acid Audio 2004

Josh Homme pasará a la historia como uno de los más grandes guitarristas de todos los tiempos y como el tio que se inventa los mejores nombres para sus bandas. Eagles of Death Metal es el último de sus side projects que edita un album. La banda surgio de la grabación de uno de los primeros discos de las “Desert Sessions” y desde ese momento los fans de Homme han estado suplicando por un album del grupo.
“Peace Love Death Metal” (sic), es el resultado de tanta súplica y lloro. La razón por la que Homme no pudo reunirse con su compañero de instituto Jesse “the Devil” Hughes antes fueron los años de intensas giras y grabaciones a los que Homme se ha visto abocado por el relativo exito comercial y gran reconocimiento musical cosechado por Queens of the Stone Age. Una vez terminada la última de las “Sesiones del Desierto” y habiendo despedido de QotSA a Nick Oliveri por sus famosos desfases ha podido tomarse el tiempo necesario, tres dias, para la grabación de las 17 canciones que componen este album.
Pero si Queens of the Stone Age ni eran reinas ni vivian en la edad de piedra, Eagles of Death Metal ni tienen plumas ni tocan riffs satánicos. “Peace Love Death Metal” es una pequeña joyita de r’n’r bien hecho, totalmente bailable, un tanto rarito y sincero. La primera sorpresa es no oir la tan personal voz de Homme ni su aun más personal guitarra, Joshua se pasa en este caso a las baquetas y a los coros. Es Hughes quien se encarga de proveer tanto la voz como los acordes de guitarra y quien hace que no se eche de menos a Homme en estas labores. La voz de Hughes resulta mucho más adecuada para el r’n’r y más versatil, si tenemos en cuenta que el estilo de las canciones van desde lo mas bailable y sexy de “I Only Want You” y “Speaking in Tonges”, al del rock sureño, a un cuasi-plagio del “Strutter” de KISS en “So Easy”, pasando por una versión del “Stuck in the Middle with You” de Stealers Wheel y a canciones que rozan el surf rock.
Josh Homme sale muy bien parado de su paso a la batería y aunque los ritmos parecen simples no lo son. Mucha pandereta, mucho cencerro y mucho ritmo.
Mueve tus caderas baby, las Aguilas del Metal Mortal ya estan aqui y quieren ver como te desnudas al ritmo de su música.

Facebook Twitter
Publicado por Edu / Archivado en:Discos
1 Comentario



When We Were Kings

Publicado el viernes 6 octubre 2017

When We Were Kings (1996)

Director: Leon Gast
Interpretes: Muhammad Ali, George Foreman, James Brown, BB King

En 1974 nadie le tosía a George Foreman. Despues de haber destrozado a Joe Frazier en 1973 (le tiro 6 veces a la lona y le knockeo en el segundo asalto) la corona de los pesados estaba firmemente plantada en su cabeza. ¿Quien se iba a atrever a enfrentarse a la mayor fuerza de la naturaleza que ha conocido el boxeo?.
En una de sus alocadas ideas a Don King se le ocurrio organizar una pelea entre el más grande, Muhammad Ali, por entonces en horas bajas y la máquina demoledora que era Foreman. Por diversos motivos la pelea se celebro en Zaire, bajo el auspicio del dictador Joseph-Désiré Mobutu, Mobutu Sese Seko, que buscaba proyección internacional para su país. Mobutu construyó un estadio y permitio de todo para que esta pelea saliera adelante.
Leon Gast filmó, no solo la pelea sino todos los preparativos y situaciones alrededor de esta. la película, “When We Were Kings”, tardo 22 años en poder exhibirse por diversos problemas legales pero en 1996 se pudo por fin ver en las pantallas siendo un gran éxito.
Lo mejor sin duda son los protagonistas, verdaderos actores, cada uno metido en su mundo y representando perfectamente su papel. Don King es un “entrepreneur” apasionado por la literatura inglesa que puede recitar de corrido a Hamlet pero que a su vez busca ser más grande que Ali y Malcom juntos. Foreman es el campeón del mundo, sobrio, insultante, callado y arrogante en su distancia. Por supuesto el mejor es Ali, quien no se vea arrastrado por la increible personalidad de este grande esta hecho de piedra. Ali arrasó en el Zaire y se convirtio en un dios ante los ojos de los africanos. Muhammad perdio todo merced a su afan diletante, entregarse tanto a una pasión no es bueno. La película se mantiene objetiva, dentro de la realidad y hace un uso extenso de entrevistas a testigos del evento.
“When We Were Kings” es apasionante, da lo mismo lo que a uno le guste u odie el boxeo, toda lo que significó esta pelea en el campo político, cultural, social y deportivo es presentado por el director para que sea el espectador quien saque sus conclusiones. Genial.

Facebook Twitter
Publicado por Edu / Archivado en:Cine
1 Comentario



The Roots – The Tipping Point

Publicado el sábado 17 junio 2017

The Roots
The Tipping Point
Geffen 2004

Jo, jo, jo, como me gusta este disco. Despues de un corto periodo de negación y rechazo por fin veo claro la intención de The Roots al grabar este discazo; dar una vuelta por estilos musicales asociados con el hip hop pero que “oficialmente” no son parte de este. “The Tipping Point” es un ejercicio de eclecticismo y autocontrol bastante opuesto a su entrega anterior, “Phrenology”, que pecaba de cierto descontrol tanto en la ejecución como en la dirección musical. The Roots escapan del neo-soul reinante en “Phrenology” entregandose a una visión menos comercial y más entretenida.
El álbum tiene un comienzo funky sobre el que Black Thought hace de verdadero maestro de ceremonias presentando al disco y a la banda y demostrando su flow. En “I don’t Care” la cosa se pone aun más funky si cabe con Black Thought rimando de nuevo. El tercer corte y primer single, “Don’t Say Nuthin'”, parece ser la primera incursión del grupo en bases programadas, muy moderno y efectista. En “Guns Are Drawn” el grupo entra en el terreno del reagge que combina perfectamente con el ligero toque del medio oriente reinante en “Stay Cool”, la siguiente pista, muy relajada y “laid back”.
“Web” y “Boom” son una vuelta al estilo old school de sus primeras grabaciones. El flow de BT tiene una velocidad y ligereza increibles que si no fuera por haberlo podido escuchar en directo diría que son imposibles. “Somebody’s Gotta Do It” vuelve a frenar el tempo del disco que se acelera de nuevo con “Duck Down”, un verdadero guiño al gansta rap. El final del disco repara sorpresas, sobre todo para el público europeo.
A destacar el duo en el que se han convertido The Roots, Questlove y Black Thought, sobre los que se articulan todos los temas y que llevan el peso compositivo e interpretativo del disco. El grupo demuestra su control total sobre todos los estilos y prima un intento de mantener la sencillez en la ejecución de las canciones, las primeras escuchas hacen que incluso parezca simple. No es un disco facil de digerir, y no llega a la genialidad demostrada en “Things Fall Apart”, sin duda su mejor trabajo, pero The Roots demuestran su intención de progresar y evolucionar musicalmente.

Facebook Twitter
Publicado por Edu / Archivado en:Discos
Hacer un comentario



Probot

Publicado el lunes 10 abril 2017

Probot
Probot
Southern Lord 2004

¿Cuantos años llevo esperando este bendito album?. Ni yo mismo lo sé.
Dave Grohl cuenta que era un chavalín de lo más normal hasta que a la tierna edad de 13 años una prima suya, metida en el mundillo punky, paso a visitarle durante un verano. A partir de entonces la vida de este joven se torcio para siempre, empezo a escuchar música heavy, hardcore, punk, rock de todo tipo y se convirtio en un freaky de lo underground.
20 años despues, convertido en un batería, vocalista y guitarrista de renombre y cargadito de millones tras su paso por Nirvana, por los Foo Fighters y más recientemente por Queens of the Stone Age, decidio que quería llevar adelante su sueño adolescente de tocar con los vocalistas de los grupos metal y hardcore que alegraron su juventud. Como ademas de rico Dave debe ser majete obtuvo una respuesta positiva de la gran mayoría de los cantantes, asi al final cantan Cronos, Mike Dean, King Diamond, Lee Dorrian, Lemmy, Snake, Wino, Eric Wagner, Kurt Brecht y Max Cavalera. Matt Sweeney y Kim Thayil (casi nada) tocan la guitarra y el bajo cada uno en una canción, pero el resto del disco es absolutamente Dave Grohl.
En sus propias palabras Dave pretendía hacer un “Supernatural” (por el disco de Santana) pero en metal. El disco es de lo mas interesante por varias razones, la primera es el impresionante reparto de voces, simplemente contar con las de Lee Dorrian, King Diamond, Lemmy, Max Cavalera, y Wino, por hablar de los que conozco, es un lujazo. Otra razón es poder reafirmarme en que Grohl es un fuera de serie, las partes de batería en todas las canciones son salvajes y muy lejanas de ser sencillas, ademas de adecuarse al estilo de cada uno de los vocalistas. La última razón que se me ocurre es lo gracioso que resulta observar la mezcla del estilo metal de estas canciones con la sapiencia pop que Grohl ha venido demostrando es los dos últimos albumes de los Foo Fighters, conviertiendo estas en un metal de lo más digerible. ¿Que no es un disco de metal? verdadero, pero es rock puro y duro con un toque “stoner” bastante marcado.
Del disco destacaría las canciónes de Max Cavalera, Lemmy, Wino y la de Snake “Dictatosaurus”, tremendamente parecida al estilo de los Smashing Pumpkins (Matt Sweeney, ex-Zwan toca la guitarra en esta). “My Tortured Soul”, con Eric Wagner tiene un sonido a lo Stone Temple Pilots que le deja a uno pensando donde ha oido antes ese riff de guitarra. Por supuesto King Diamond tambien brilla.
Pero el momento estelar llega con la pista escondida, “I am the Warlock”, en la que el vocalista es ¡¡¡¡ Jack Black !!!!, el actor y miembro de Tenacious D, para los que Grohl tocó guitarra y batería en su disco de debut.
Nunca me ha gustado el metal y lo más lejos que he llegado en este genero es al “Turbolover” de Judas Priest, pero Grohl consigue hacer entretenido el paseo que da por el género, sobre todo manteniendo la intensidad de principio a fin. Nada nuevo bajo el sol, pero el concepto es inteligente, esta bien producido y sirve de acercamiento al underground metalero de los 80 que no nos dejaban ver los teñidos pelos de las “hair bands”.

Facebook Twitter
Publicado por Edu / Archivado en:Discos
Hacer un comentario



2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress