Beck – Que Onda Güero!!

Miércoles 29 marzo 2017

Beck
Que Onda Güero!!
Interscope 2005

No resulta fácil analizar la figura de Beck, uno de los músicos mas populares y controvertidos de nuestra época, desde que se presentó hace ya una eternidad con aquel himno generacional que fue “Loser” el artista estadounidense ha ido generando uno de los catálogos mas heterogéneos y personales de los últimos tiempos.
Realmente no me empecé a interesar en serio por Beck hasta “Sea Change”, su anterior disco del 2003, que fue recibido por la crítica con opiniones diametralmente opuestas, obra maestra absoluta para algunos, aburridísimo bodrio infumable para otros, a mi “Sea Change” me pareció una sublime exhibición de sensibilidad, sensibilidad que siempre habia sido precisamente lo que mas había echado en falta en su obra.
Parece que a medida que Beck ha ido creciendo, sobre todo despues del disco comentado, ha ido perdiendo ese aura de autor estrafalario, freak y marciano, perdiendo esa originalidad que le hizo famoso en sus inicios pero ganando mayor profundidad en su discurso, cosa que no ha sido siempre bien recibida por críticos y fans, parece que este “Guero” del 2005 busca en cierto sentido recuperar ese tono alocado, experimental y desenfadado que tuvo la música de Beck en sus inicios, volviendo a retomar sus recursos basados en el Rock y el Hip-hop para generar canciones de efecto inmediato.
Aunque el resultado parece que no convence a casi nadie, “Que Onda Guero” es un buen disco que contiene algunas canciones realmente potentes. A priori “Girl” debería ser el tema estrella del disco, un tema verdaderamente adictivo y dinámico, aunque es quizás en otros cortes como “Brazilica”, con esos extraños ritmos de Samba, o en “Black Tambourine” donde encontramos los mejores momentos y la verdadera miga del disco. Es cierto que la calidad del álbum no es homogenea y hay temas que no mantienen el nivel (“Guero”, “Chain Reaction”, “Rental Car”) aunque la nota final se eleva con los interesantes experimentos de “Scarecrow” o “Nazarene”, donde Beck explora texturas difíciles y poco habituales.
En definitiva este “Que Onda Guero” no es el mejor disco de Beck, pero si un disco bastante notable que demuestra la facilidad del artista norteamericano para resultar siempre imprevisible.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Discos
Hacer un comentario

Sebadoh – Bakesale

Martes 28 marzo 2017

Sebadoh
Bakesale
Sub Pop 1994

Los primeros discos de Sebadoh eran bastante caóticos, Lou Barlow, Jason Loewenstein y Eric Gaffney compartían labores compositivas y el resultado era ciertamente disperso y desigual, Barlow ya empezaba a entregar composiciones bellísimas cargadas de emoción que no encajaban demasiado con los alocados experimentos hard-core de Gaffney y las tímidas canciones rockeras de Loewenstein, no obstante discos como “Sebadoh III” o “Bubble And Scraple” funcionaron bastante bien y contribuyeron definitivamente a definir el carácter único de Sebadoh, una banda ciertamente inclasificable.
La salida de Gaffney en el 94 despojó a Sebadoh de esa faceta marcadamente “arty”, experimental y salvaje, pero sirvió para añadir consistencia al sonido del grupo y para que las composiciones de Barlow y Loewenstein ganasen en profundidad y emotividad.
Sebadoh surgió casi como un juego, como un proyecto paralelo cuando Barlow aún estaba en Dinosaur Jr. y aunque los anteriores álbumes estaban repletos de grandes canciones no fue hasta este “Bakesale” cuando la banda en verdad explotó todo su potencial, renunciando definitivamente al tono amateur sin perder sus señas de identidad definidas principalmente por su forma de grabar, urgente y artesanal y por un sonido muy influenciado por el noise y el hard-core de finales de los 80 al que, de forma ya definitiva en este disco, se le añadió un importante componente emocional.
Bakesale es un disco muy oscuro, las canciones de Barlow, autobiográficas, continúan el tono de confesión emocional anunciado en los temas maestros de “Bubble and Scraple”, confirmándose definitivamente como uno de los mejores compositores de su tiempo en canciones hermosas y estremecedoras como “Not a Friend”, “Skull” o “Together or Alone” y en fantásticos temas pop como “Rebound” o “Magnet’s Coil”, pero quizás lo mas determinante es la eclosión como compositor de Jason Loewenstein, quien finalmente fue capaz de vencer sus terribles temores entregando toda una colección (la mitad del disco) de temas impecables y demoledores, empezando por la monumental “Careful” y siguiendo por temas de la talla de “Not to Amused”, “Got It” o “S. Soup”.
Aunque “Bakesale” sigue mostrando esa faceta lo-fi, descuidada e improvisada tan característica de Sebadoh, muestra una coherencia que no tiene ninguno de sus otros discos, no hay altibajos ni temas de relleno en un álbum verdaderamente impecable que inmediatamente se situó como punto referencial del rock independiente estadounidense.
Ver en directo a Sebadoh en aquella época era todo un espectáculo, cambiando constantemente de instrumentos, introduciendo incomprensibles parones, al borde siempre del caos, pero entregando algunas de las mejores canciones que se pudieron escuchar en los 90 con una intensidad dificilmente descriptible.
Desde este humilde homenaje a Sebadoh, solo queda desear que Jason Loewenstein y Lou Barlow vuelvan a coincidir para entregarnos otro puñado de grandes canciones.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Discos
1 Comentario

Canciones Perfectas (I): Old Man

Lunes 27 marzo 2017

oldman.jpg“Old Man” , grabada por Neil Young en 1972 apareció en su aclamado disco “Harvest”, disco grabado en Nashville con reconocidos músicos de sesión de la ciudad. Parece claro que la experiencia de Bob Dylan al contar con músicos procedentes del Country para grabar su “Nashville Skyline” fue determinante para que Young se decidiese a probar fortuna allí.
Tras “Everybody Knows This Is Nowhere” (1969), su primer disco con Crazy Horse, la situación de Neil Young y de su grupo era un tanto incierta, había serios problemas de drogas en el seno de la banda y cuando Young llamó a Danny Whitten para la grabación de su próximo disco vió claramente que no podría contar con él y lo mandó para casa. Whitten moriría poco tiempo mas tarde de sobredosis.
“Old Man” fue el segundo single extraido de “Harvest” aunque no alcanzó ni de lejos el éxito comercial de “Heart Of Gold”, el tema mas reconocible de este disco y quizás de toda la discografia de Neil Young. “Old Man” trata sobre, o mas bien va dirigida al viejo guardián del rancho que compró Young por aquella época, un rancho que le sirvió para aislarse del entorno mediático generado a su alrededor y para replantear su carrera tras el éxito de Buffalo Springfield y de sus primeras incursiones en solitario.
“Old Man” y “Heart Of Gold” se grabaron en el mismo fin de semana en unas primeras sesiones en las que se consiguió reunir un grupo compuesto por Tim Drummond en el bajo, Kenny Buttrey a la bateria y Ben Keith en el pedal steel, aunque Young tambien llamó para las primeras tomas a Linda Rondstadt y a James Taylor, al que se le asignó un banjo de seis cuerdas que no había tocado nunca, con ambos músicos coincidió en el programa de Johnny Cash.
“Old Man” se grabó prácticamente a la primera, con todos los músicos tocando en directo, el tema comienza con una peculiar y característica intro acústica de Young, con ese rasgéo tosco y delicado a la vez, casi golpeando las cuerdas, con una sencilla progresión de acordes que tras la primera estrofa da paso al banjo y al pedal steel ofreciendo las notas justas para que la canción levante el vuelo hacia esa perfecta entrada del estribillo.
Esta canción resume mejor que cualquier otra el lado “amable” de Neil Young, su faceta acústica, cercana siempre al folk y al country, es una canción tremendamente cálida, perfecta en su sencillez y en la precisión con la que encajan todas las piezas, un tema que huele a hierba y a madera. Un tema sencillamente perfecto.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Canciones
4 Comentarios

Era Un Desconocido

Domingo 26 marzo 2017

Era un desconocido
Cuando llegue a la ciudad
Apenas ayer.
Era un desconocido.
No llegan muchos forasteros.

Asi que, ¿por qué?
¿Por qué creíste
cada palabra que te dije?
Creíste a un desconocido
un desconocido

Y ¿Por qué, mujeres de esta ciudad,
dejasteis que os mirase tan descaradamente?
Cuando habíais visto lo que fui
en la ultima ciudad,
en la ultima ciudad.
Deberíais haber visto lo que fui
Si era un desconocido
Era peor que un desconocido
Era famoso.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Letras
2 Comentarios

Mystic River

Sábado 25 marzo 2017

Mystic River (2003)

Director: Clint Eastwood
Interpretes: Sean Penn, Tim Robbin, Kevin Bacon, Marcia Gay Harden, Laura Linney

La faceta de Clint Eastwood como director quizás es mas desconocida para el gran público que su amplia carrera como actor, pero desde luego no es una faceta nueva, Eastwood lleva dirigiendo películas desde los 70, y lleva ya unos cuantos años ganándose la merecida acreditación de ser un gran director, quizás de los mas grandes del cine actual.
Mystic River, basada en la novela de Dennis Lehane, donde Eastwood, además de dirigir aporta la (magnifica) banda sonora, es una muestra mas del talento del director estadounidense detrás de las cámaras, abordando un tenebroso drama urbano con una solvencia que no deja de asombrar.
Jimmy Markum (Sean Penn), Sean Devine (Kevin Bacon) y Dave Boyle (Tim Robbins) son tres amigos que de niños fueron marcados por un terrible acontecimiento, cuando jugaban en la calle, Dave fue secuestrado y violado por unos desconocidos, la vida ya no sería igual para ninguno de los tres, sobre todo para Dave.
Años mas tarde, perdida casi por completo la relación entre los tres sus vidas se volverán a cruzar por otro suceso trágico: Katie, la hija de Jimmy desaparece y es encontrada asesinada, Sean, que es ahora policía, se encarga de la investigación, Dave, perseguido aún por los fantasmas del pasado se perfila rápidamente ante todos como el principal sospechoso, Jimmy busca venganza, Sean justicia y Dave se busca aún a si mismo.
Mystic River es una pelicula larga, mas allá de las dos horas, pero sabe mantener la atención durante toda la proyección, sin duda gracias al buen hacer de Eastwood que construye una película de una factura muy clásica provista de una irresistible carga emocional y dramática, sin duda la banda sonora, compuesta por el propio director contribuye a acentuar ese dramatismo. El argumento peca quizás de ser un tanto previsible lo que no empaña el resultado final, mas centrado en el desarrollo de las vidas de esos personajes marcados por el destino y la tragedia.
La película profundiza en la idea de la perdida de la inocencia, en la inefabilidad del destino, en la búsqueda del amor y la amistad, en un relato Dramático, sombrío, emocionante.
Destaca el trío protagonista, Sean Penn está sublime en su papel de padre destrozado, anhelando la venganza pero temeroso de perder a su familia, Tim Robbins resulta conmovedor encarnando a una persona a la que se le escapó la vida años atrás, y Kevin Bacon firma una gran interpretación dando vida a ese policía hundido tras las separación de su esposa.
Una película inapelable, rotunda, dura, de una belleza deslumbrante y de una perfección exquisita.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Cine
Hacer un comentario

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress