Fotografias Tuyas

Jueves 26 marzo 2015

Llevo tanto tiempo mirando esas fotografías tuyas
Que casi creo que son reales
Llevo tanto tiempo viviendo con tus fotografías
Que casi creo que las fotografías son todo lo que puedo sentir

Te recuerdo de pie callada bajo la lluvia
Mientras corría hacia tu corazón para estar cerca
Y nos besamos hasta que el cielo se hundió abrazándote fuerte
Cómo te abracé siempre para alejar tus temores
Te recuerdo corriendo suave a través de la noche
Eras más grandiosa más resplandeciente
y más extensa que la nieve
Y gritaste frente a las mentiras
Gritaste al cielo
Y finalmente encontraste el valor de soltarlo todo

Te recuerdo caída en mis brazos
Llorando por la muerte de tu corazón
Estabas blanca como la cal tan delicada perdida en el frío
Estabas siempre tan perdida en la oscuridad
Te recuerdo tal y como solías ser dulce ahogada
Eras angelical mucho más que todo
Oh abrázame una última vez y márchate en silencio
Abro mis ojos pero nunca veo nada

Si al menos hubiera pensado en las palabras adecuadas
Podría haber retenido tu corazón
Si al menos hubiera pensado en las palabras adecuadas
No estaría rompiendo todas tus fotografías

Tanto tiempo mirando esas fotografías tuyas
Pero nunca consigo retener tu corazón
Tanto tiempo buscando las palabras para ser sincero
Pero siempre acabo rompiendo tus fotografías

No había nada en el mundo que deseara con más fuerza
Que sentirte en lo más profundo de mi corazón
No había nada en el mundo que deseara con más fuerza
Que no sentir nunca la ruptura
Todas tus fotografías

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Letras
3 Comentarios

Casiopea

Miércoles 25 marzo 2015

Como una gota fui de la marea
la playa me hizo grano de la arena.

Fui punto en multitud por donde fui
nadie me detectó y así aprendí.

Cuando creí colmada la tarea
volví mi corazón a Casiopea.

Cumplí celosamente nuestro plan:
por un millón de años esperar.

Hoy llevo el doble dando coordenadas
pero nadie contesta mi llamada.

¿Qué puede haber pasado a mi señal?
¿Será que me he quedado sin hogar?.

Hoy sobrevivo apenas a mi suerte
lejano de mi estrella de mi gente.

El trance me ha mostrado otra lección:
el mundo propio siempre es el mejor.

Me voy debilitando lentamente
Quizás ya no sea yo cuando me encuentren.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Letras
4 Comentarios

Guided By Voices – Earthquake Glue

Martes 24 marzo 2015

Guided By Voices
Earthquake Glue
Matador 2003

Eartquake Glue, el nuevo disco de Guided By Voices es exactamente lo que esperábamos los fans de esta fundamental banda: Otra generosa colección de canciones llenas de melodías redondas, ruido e inspiración, y es que Bob Pollard y los suyos siguen en un estado de gracia permanente, produciendo canciones como churros a razón de disco por año desde 1987.
Las canciones de este último disco son espléndidas, como ya lo eran las de los discos anteriores, no hay novedades de ningún tipo y es que Guided By Voices no las necesitan, manejan con soltura multitud de recursos desde sus inicios, pasan con una facilidad pasmosa del temazo Power-pop a la mas alocada extravagancia psicodélica, dejando entre medias jugosos pedazos de pop clásico, de hard rock, de folk o de lo que se les ponga por delante, complicándose poco la vida con arreglos y plasmando las ideas tal como surgen, fieles aún a la filosofía Lo-fi que otros compañeros de generación ya dejaron atrás hace tiempo.
Con esta forma de trabajar, incluyendo mas de 15 canciones por disco, siempre se cuelan temas menores que en ocasiones pueden enturbiar la valoración final del disco, no es el caso de Earthquake Glue que esta al nivel de los discos mas valorados de GbV: Alien Lanes y Bee Thousand, incluyendo una colección impecable de canciones.
El disco se abre con “My kind of soldier” , un enérgico y vitaminado tema power-pop que te planta una enorme sonrisa en la cara, una línea similar siguen la espléndida “She goes off at night”, “Useless inventions” o “Secret star”, en una línea mas psicodélica, experimental y extraña se sitúan temas como “My son, my secretary and my country” con ese aire a lo Syd Barrett, la extraña “Dirty Water” o la enigmática “Dead Cloud”; hay también pinceladas de Hard-rock como “Of mites and men”.
Los mejores temas del disco, no obstante son aquellos que no remiten sino a los propios GbV, canciones como “I´ll replace you with machines”, “Beat your wings” o “The best of Jill Hives” son pedazos de pop intemporal, dinámico y vibrante.
En resumen, un disco verdaderamente recomendable, los fans encontraran una nueva dosis de su medicina y los que aún no conozcan a esta banda descubrirán un álbum repleto de vibrantes canciones.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Discos
1 Comentario

Pixies – Surfer Rosa

Lunes 23 marzo 2015

Pixies
Surfer Rosa
4AD 1988

Ahora que los Pixies vuelven a estar de actualidad por su próxima reunion, merece la pena volver un poco la vista atrás para tratar de comprender lo que la banda de Boston supuso en su momento, para hacerlo, nada mejor que hablar de su primer disco, para muchos el que mejor resume lo que fueron los Pixies: “Surfer Rosa”.
En un tiempo éste saturado de propuestas de todo tipo esta bien recordar que a finales de los 80 no había nada, nada en absoluto, los manejos de la industria, de la moda y no se cuantos mas entramados ocultos habían reducido el panorama musical a la nada mas lamentable, si, habia bandas que hacían buena música, pero eran tan minoritarias y marginales que casi nadie las conocia, las emisoras de radio, las revistas y las televisiones estaban tomadas por medianias acarameladas que ofrecían lo mas infame de su repertorio, en fin, hacía falta alguien que recuperase para el gran público la esencia de la musica de los 60 y de los 70, la fiereza y naturalidad del punk, la autenticidad del pop y la magia del rock, muy a su pesar, los Pixies se convirtieron en esa banda que el mundo necesitaba. Aunque no se puede cerrar este párrafo sin citar, aunque solo sea de pasada a otros que tambien pusieron su grano de arena, como R.E.M, Husker Du, Replacements, Stiff Little Fingers, Sonic Youth o Minor Threat.
“Come On Pilgrin” el debut de Pixies para 4AD en formato E.P supuso un inmejorable comienzo, allí ya aparecian bien definidas las lineas que definirían la carrera del grupo de Boston: unas estructuras imposibles, unos textos surrealistas entre el esperpento y la demencia, una contundencia Hard-Core, un instinto melodico irrefrenable, una originalidad insultante y un talento incontestable, puede resultar una exageración, pero los Pixies en 1988 parecían una banda de otro planeta, de hecho, alcanzaron la popularidad tiempo despues de su separación, en aquel momento la realidad es que el mundo simplemente no estaba preparado para su música.
Tras aquel primer E.P grabado con algo de precipitación, los Pixies se encerraron en el estudio para gestar lo que sería su primera obra maestra, piedra angular del rock nortamericano, en muchos sentidos, el primer disco “moderno” de rock.
Steve Albini, por aquel entonces tocando aún en Big Black fue el elegido para producir el disco, no es casualidad que años mas tarde Nirvana reclamasen sus servicios, basicamente el proceso consistió en grabar lo mejor posible el material que ya tenían, un material tremendamente versatil que iba desde canciones de una fiereza aterradora como “Something Against You” o “I’m Amazed” a auténticas delicias pop como “Gigantic” o “Where’s my mind”, pasando por canciones como “Oh My Golly”, “Broken Face”, “Tony’s Theme” o “Vamos”, una auténtica amalgama de sonidos y referencias distintas. Temas marcados por la insustituible presencia de un Black Francis brutal vociferando como un poseido letras sobre sexo, superheroes, extraterrestres, sueños y pesadillas, y con un Joey Santiago sacando de su guitarra unos sonidos imposibles, balanceandose sobre las tremendas bases rítmicas creadas por David Lovering y Mrs John Murphy (Kim Deal), los Pixies eran quizás limitados técnicamente, pero su convicción y su personalidad les hacía sonar de una forma que aún hoy sigue resultando sorprendente.
Tras “Surfer Rosa”, el mundo del rock ya no volvería a ser nunca igual, los Pixies demostraron que con convicción, originalidad y talento aún se podía crear rock emocionante, y miles de grupos desde entonces copiaron su ejemplo para mostrarnos a todos que no se equivocaban.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Discos
1 Comentario

The Handsome Family – Last Days Of Wonder

Domingo 22 marzo 2015

The Handsome Family
Last Days Of Wonder
Carrot Top Records 2006

Brett Sparks y Rennie Sparks se conocieron en su época de estudiantes en Long Island (Nueva York). Luego Rennie tuvo que trasladarse a la Universidad de Michigan en Ann Arbor para seguir sus estudios, un año más tarde la siguió Brett, donde trabajó en una tienda de música e iría pasando por diferentes épocas en su afán por devorar música, tuvo una temporada en que sólo escuchaba música clásica y contemporánea, después de haber descubierto a Hank Williams, tocar en una banda de rockabilly que sólo interpretaba temas de Elvis de la época de Sun Records, o de conocer la ‘Antología de la música Folk de América’ (del sello Folkways, recopilada por Henry Smith) que actuaría como detonante para empezar a componer canciones country. Fue estando ya casados cuando un día se le ocurrió pedir ayuda a Rennie (quien había escrito varios relatos y novelas) para que revisara la letra de una nueva canción, ella la transformaría en algo mucho más original (se trataba de ‘Arlene’, del primer disco ‘Odessa’ -1995-), y en poco tiempo acabaría convirtiéndose en la autora de practicamente todas las letras y él en el compositor de las músicas. Se trasladaron a Chicago, donde grabaron sus siguientes discos, teniendo especial repercusión y acierto “Through the trees” (1998), en el 2000 “In the air” y “Twilight” en el 2001, año en que volvieron a mudarse, esta vez a Alburquerque (Nuevo México). Aquí Brett se encontraría mucho más a gusto al disponer de un garage convertido en estudio y poder disfrutar mucho más de su gran pasión: el estudio de grabación (asegura que le produce mayor placer que tocar o componer. En Chicago grababa en la sala de estar del piso). De este nuevo estudio salen en 2003 “Singing Bones”, que también obtuvo muy buenas y merecidas críticas y este año su último trabajo “Last days of wonder”. Brett es el cantante en la mayoría de los temas, con una voz abarítonada cercana a la de Jim Reeves y un estilo que les sitúa entre Johnny Cash, la época más joven de Leonard Cohen y Tom Waits, pero caminando por una senda propia y paralela. Asimismo hay que destacar como elemento distintivo de sus canciones las renovadas historias que cuentan, entre magia y surrealismo, tragedia y misterio, crudeza y poesía prodigiosamente personales, acompañádas de sonidos que sin dejar el country rozan sin miedo aires folk, tanto américanos como europeos (‘Tesla’s Hotel Room’. Aseguran haberse inspirado para las letras de esta canción y álbum en la vida del científico Nícola Tesla, autor del primer radiotransmisor, base para los aparatos de control a distancia, así como conocido enemigo de Edison al defender contra el parecer de este el mayor futuro de la corriente alterna), pasando por el bluegrass o las atmósferas de cabaret de Tom Waits (‘These Golden Jewels’, en el que suenan originales sonidos utilizando vasos de vino como instrumentos -ya usados anteriormente-). Más experimental en esta ocasión, empieza el álbum con una canción que nos avisa que el gran viaje ha comenzado (‘Your Great Journey’), aunque de modo un tanto cansino, indicándonos que el recorrido no va a ser de placer, sino por oscuros escenarios, entremezclándose realidad e imaginación, amor y tragedia, por habitaciones en penumbra, por bares de esperas eternas, por calles de almas escondidas, por ríos y mares de barcos abandonados, de caza y pesca, de muerte y supervivencia, viajes en coche, en tren y en avión, y la tragedia girando entre los sueños, por bosques de colores con ramas de árboles quebradas y flores de plástico adornando las tumbas, un viaje donde las imágenes agradables son utilizadas para dar mayor realce a las zonas de sombra, y los besos y bailes para suavizar los momentos de violencia, mientras un arma vigila que el amor no se escape de nuestro lado.
Instrumentalmente los sonidos de guitarra, piano, steel guitar, bajo y percusión se adornan con teclados que suavizan, dan calor y humanizan las historias, contando con colaboraciones especiales de banjo, melotrón (antiguo teclado y antecedente directo del sampler), ukelele, copas de vino o trombón que pasean sin llamar la atención, pero con orgullo, por el escenario musical.
Aunque quizás no alcance el nivel de anteriores obras contiene muy buenas canciones (‘Your Great Journey’, ‘Tesla’s Hotel Room’, ‘After We Shot The Grizzly’, ‘Flapping Your Broken Wings’, ‘Beautiful William’, ‘All The Time In Airports’, ”White Lights’, ‘Our Blue Sky’, ‘Somewhere Else To Be’); el tema que menos me convence es el único cantado por Rennie, de influencias medievales, en mi opinión su modo de interpretarlo hace que pierda mucha de la fuerza y belleza que aparentemente tiene.
Ante la multitud de discos que se publican, cada vez nos volvemos más exigentes y llegamos al punto en que no nos conformamos con buenas canciones, queremos discos perfectos; en ese sentido este no lo es, pero mientras disfruto con sus buenas canciones sigo esperando con ilusión el siguiente, porque sé que ellos pueden volver a lograrlo.

Facebook Twitter

Publicado por jose / Archivado en:Discos
Hacer un comentario

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress