Salvador (Puig Antich)

domingo 19 noviembre 2017

Salvador (Puig Antich) (2006)

Director: Manuel Huerga
Interpretes: Daniel Brühl, Tristan Ulloa, Leonardo Saraglia, Leonor Watling, Ingrid Rubio

Salvador Puig Antich fue el ultimo ejecutado por el régimen franquista en España. Un joven militante anarquista que se convirtió en chivo expiatorio por el magnicidio de Carrero Blanco a manos de ETA en 1974 y que terminaría convirtiéndose en símbolo para mucha gente del fin de la dictadura y de la llegada de la democracia a nuestro país.
Que Salvador Puig fue y sigue siendo un personaje controvertido lo demuestra la cantidad y variedad de opiniones que resultan tras introducir su nombre en Google, opiniones encontradas que proyectan y magnifican aun mas la sombra de un personaje ajusticiado ahora hace 33 años.
Es por esto que el proyecto del director Manuel Huerga de retratar en una película sus últimos años encontró desde el principio igual numero de partidarios como de detractores. Afortunadamente creo que el resultado final, aunque sin duda no acallara las criticas, sin duda merece la pena.
Salvador es una película ciertamente brillante, redonda y cuidada hasta los últimos detalles.
Hemos de empezar hablando de una factura técnica verdaderamente magnifica, con una fotografía oscura, certera y precisa que traslada al espectador a la incertidumbre y el pánico de aquellos años tan trascendentales, y con una musica contundente y evocadora que se ajusta perfectamente a la narración.
La película tiene dos partes bien diferenciadas, por un lado la narración que hace el propio Salvador a su abogado de los acontecimientos que llevaron a su detención y por otra parte el agónico proceso judicial que termina con su ejecución en una celda de la cárcel Modelo de Barcelona, ambas partes mantienen en todo momento una importante carga dramática que va in crescendo a medida que avanza el metraje.
Cabe destacar el excelente trabajo de los actores protagonistas, en especial el del joven Daniel Brühl encarnando al propio Salvador, quien refleja acertadamente varias de las contradicciones que rodearon al polémico personaje.
Con todo, creo que la mayor virtud del film y de Manuel Huerga es haber sabido aislarse de la innegable carga política de este episodio clave centrándose en realizar verdadero cine, cine con mayúsculas, aquel que cuenta historias sin preocuparse de las consecuencias.
Salvador es una película rotunda, impecable y emocionante, y dados los tiempos que corren, absolutamente necesaria.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Cine
3 Comentarios

El Buen Ladron

sábado 18 noviembre 2017

El Buen ladrón
The Good Thief (2003)

Director: Neil Jordan
Interpretes: Nick Nolte, Tcheky Karyo, Nutsa Kukhianidze, Ralph Fiennes

El Buen Ladrón parecía a primera vista un típico thriller de atracos a lo “Ocean´s Eleven” aunque la dirección de Neil Jordan, la procedencia europea del film y sobre todo la presencia de Nick Nolte hacia pensar en algo un poco mas trabajado.
Nick Nolte encarna a Bob, un maduro atracador americano que pasa sus días enganchado a la heroína y al juego en los bajos fondos de la ciudad de Niza, la aparición de Anne (Nutsa Kukhianidze), una joven prostituta, hará que Bob desee volver a atracar para dar un gran y último golpe, la oportunidad surge en un casino de Montecarlo, donde están expuestos valiosisimos cuadros de pintores ilustres. Bob es seguido de cerca por el jefe de policía (Tcheky Karyo) que espera desde hace años descubrirlo y detenerlo Se iniciara entonces la planificación del atraco, Bob deja la heroína y el juego y reúne a su equipo al mas puro estilo Frank Sinatra.
El Buen Ladrón es una coproducción europea y toda la película esta rodada en Niza y Montecarlo, excepto Nolte y Ralph Fiennes el reparto esta compuesto por actores semidesconocidos que representan unos roles excesivamente estereotipados, en realidad, las buenas sensaciones que transmite sobre todo un espléndido Nick Nolte se diluyen rápidamente ante lo previsible y tópica que es la historia y lo plano de la interpretación de los secundarios.
Lo mejor sin duda la interpretación de Nolte, soberbio en la primera parte del film en su papel de tipo amargado enganchado a la heroína, luego su papel, como el resto de la película va perdiendo interés hasta completar un desenlace que solo se puede calificar como ridículo.
He de admitir que la película es ciertamente entretenida si se perdonan todos sus clichés aunque la sensación final es un tanto decepcionante porque quizás la historia no daba para mucho mas, pero al personaje de Bob se le podría haber sacado bastante mas jugo.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Cine
Hacer un comentario

My Morning Jacket – Z

viernes 17 noviembre 2017

My Morning Jacket
Z
Ato 2005

Desde que descubrí a My Morning Jacket hace ya un par de años, he esperado con impaciencia la publicación de este nuevo disco, tenía ganas de poder expresar por fin en un artículo todo lo que el grupo de Jim James es capaz de transmitirme con su música, sensaciones realmente intensas cada vez mas difíciles de encontrar en el panorama actual.
La formula de My Morning Jacket no tiene ningún misterio, basicamente se trata de rock con fuertes raices setenteras con canciones basadas siempre en la presencia de las guitarras y sobre todo en la magnífica, sobrehumana, insultante voz de James, una voz tratada siempre de manera muy peculiar, con un procesamiento de reverb que hace que venga como de muy atrás, de muy lejos, para instalarse en lo mas profundo del corazón. no hay mas, el secreto tiene que residir donde casi siempre: en la calidad de las canciones.
Para los fans confesos de la banda, este nuevo disco puede suponer una sorpresa e incluso una decepción inicial, por momentos el álbum se aleja de ese emocionante rock para meterese en terrenos mas pop hasta ahora practicamente inéditos, el corte que abre el álbum “Wordless Chorus” es un buen ejemplo, un atmosférico tema de ritmos programados que tras repetidas escuchas sigue sin convencerme del todo, mas convincentes resultan otros temas igualmente peculiares pero que consiguen enganchar, temas soprendentemente alegres y saltarines bien articulados que sorprenden primero y deslumbran después, temas como “What A Wonderful Man” o “Off The Record” estarían entre estos últimos. Quien unicamente busque las emociones que inundaban aquel soberbio “At Dawn” (2001) deberá buscar en tres temas incontestables como “It Beats For You”, “Gideon” y “Anytime” cargados de esa intensidad rock tan característica de la banda. Hay mas, mucho mas en este “Z”, cortes de todo tipo que el oyente tendrá que ir escuchando y evaluando poco a poco, en un disco que sin duda supone un valiente paso evolutivo para la banda, empeñada en desembarazarse de cualquier etiqueta.
Falta ahora que tengamos la ocasión pronto en nuestro pais de ver a la banda en directo, y que el directo despeje las dudas que pueda aún haber sobre estas nuevas canciones, estoy seguro que pronto este disco diferente y enigmático tendrá su lugar de honor para los fans de MMJ.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Discos
1 Comentario

The Magnetic Fields – Distortion

jueves 16 noviembre 2017

The Magnetic Fields
Distortion
(Nonesuch 2008)

A Stephen Merritt siempre le ha gustado jugar con los sonidos de diferentes épocas y estilos, aprovecharse descaradamente de lo que otros músicos han hecho y comentarlo sin el menor rubor, porque en el fondo sabe que todo el mundo lo hace aunque no lo diga (o no lo sepa), sabe que muy pocos son capaces de realizarlo con la maestría con que él lo hace y sabe que nadie inventa nada que no esté basado en lo que otros ya han hecho. No intenta engañar a nadie, con lo cual no se engaña a sí mismo, a partir de ahí el camino de fabricar obras sinceras y personales está allanado.
En esta ocasión ha vuelto a mezclar melodías de los 50 con coros o punteos surf de los 60, feedback y reberb de los 70 con ritmos, acoples o distorsiones de los 80, lo ha metido en la túrmix, le ha añadido un chorro de Phil Spector de alta graduación, una botella de Pop reserva especial, lo revolvió con teclas, guitarras, chelo, banjo y acordeón manejados por sus compañeros habituales (Sam Davol, Claudia Gonson, John Woo, y la colaboración de Daniel Handler al acordeón) hasta que la mezcla quedó a su gusto. Esta vez han querido presentarlo incluyendo el sonido de la batidora. Por supuesto que Merritt sabe que ya otros lo han hecho antes, no ha parado de repetir que Jesus & Mary Chain han sido la base de esta idea, cuando vas por la segunda o tercera canción y ves que el ruído de fondo es una constante en todas ellas es lo primero que te viene a la cabeza (por cierto y aunque los resultados no tengan mucho que ver, esto me ha recordado también a los primeros Penelope Trip cuando grabaron con una aspiradora funcionando como base musical). Pero hay diferencias claras entre ambos trabajos, este es un disco Magnetic Fields por los cuatro costados. Si en el Psychocandy de J&MC el cuerpo era el ruído y la melodía los adornos, en Distortion la melodía es el cuerpo y el ruido un complemento decorativo. En este sentido ha resultado ser mucho más rompedor el trabajo de J&MC. The Magnetics Fields tienen que conformarse con hacer canciones pop impecables y sublimes. La voz de Merritt sigue destacando y encandilando, personalmente me convence más que la de Shirley Simms, quien ya había cantado en el genial “69 Lovesongs”, poniendo la voz para este trabajo en la mitad de las canciones.
“Distortion” es el octavo disco con The Magnetic Fields, y el segundo para el sello Nonesuch Records. Todos los instrumentos han sido grabados con efectos de retroalimentación o feedback (colocando los amplificadores de cada instrumento lo suficientemente cerca hasta conseguir acoples), excepto la batería. Según palabras de S.Merritt para satisfacer a sus fans más rockeros. Empieza el álbum con dos temas surf en toda regla, un logrado instrumental y el “California Girls”, en el que aprovechan para aportar un toque de provocación declarando que odian a las chicas de California. Con bases muy sencillas de bajo y batería, como en la práctica totalidad del disco, nos cuentan en el lento “Old Fools” que los viejos también pueden bailar, cantar y enamorarse. En “Xavier Says” un diálogo de desprecio entre Zsa-Zsa y Xavier es el argumento. Canciones breves, de formato pop clásico, con melodías y punteos sin complicaciones pero maravillosamente encajados, altamente atractivos y adictivos, envueltas en capas y capas de sonido. En “Mr. Mistletoe” Stephen Merritt nos canta una triste canción de navidad con voz de crooner galáctico mecido por tímidos coros doo-wop de ángeles escondidos entre los arboles y la nieve. Con “Please Stop Dancing”, cantada a medias entre Stephen Merritt y Shirley Simms, comienza la serie de canciones más rock y al mismo tiempo más pegadizas y comerciales, junto a “Drive On, Driver”, que me recuerda a los Eurythmics, y a la maravillosa “Too Drunk To Dream”, convencida apología a la borrachera. En “Zombie Boy”, hacen vudú a la luz de la luna en Haití, mientras siguen soñando en noches solitarias en “I’ll Dream Alone”. Shirley Simms vuelve a convencer plenamente en la contagiosa “The Nun’s Litany” cuando canta que quiere ser un conejo de playboy, una modelo de artistas o una actriz porno (aunque para esto esperará a que su madre muera), así como en la que cierra el disco, hablándonos de la vida de las prostitutas, “Courtesans”.
Y es que The Magnetic Fields cantan al amor como nadie sabe hacerlo, desde puntos de vista originales, irónicos y llenos de doble sentido, buscando sorprender en todo momento. Como cualquier obra que no es perfecta (y esta, por mucho que me guste, no lo es), tiene sus defectos. En este caso yo los achacaría al abuso y repetición del motivo ó concepto con que han querido vestir el disco: la base ruido-acoples-distorsión, aunque original, se acaba convirtiendo en ligeramente monótono y previsible, saliendo a flote sin problemas gracias a las excelentes canciones que lo sostienen. Recomendado 100% a los amantes del POP y a los que la perfección se la suda.

Facebook Twitter

Publicado por jose / Archivado en:Discos
3 Comentarios

The Black Crowes – The Southern Harmony…

miércoles 15 noviembre 2017

The Black Crowes
The Southern Harmony And Musical Companion
Def American 1992

Surgidos en plena explosión Grunge, The Black Crowes fueron (y afortunadamente siguen siendo) una banda atípica. Anclados temporalmente en algún punto entre el 67 y el 72 su música nunca ha salido de los márgenes de sus tres influencias principales: The Rolling Stones, The Faces,y Lynyrd Skynyrd, y aquí radica precisamente la virtud de esta banda, nunca han engañado a nadie, y con tan pocos “mimbres” han conseguido construir una carrera mas que sólida y con momentos de auténtica altura.
Este “The Southern Harmony And Musical Companion” (bonito nombre) fue su segundo disco, un disco que tenía que confirmar el éxito mediático que significó esa magnífica versión del “Hard to Handle” de Otis Reading incluida en su primer disco y que finalmente supuso uno de los puntos culminantes de la banda, el primer trabajo que mostraba su sorprendente habilidad para manejarse tanto en temas cañeros y rockeros (“Sting Me”, “Remedy”, “Hotel Illness”), como en bellísimas y efectivas baladas (“Thorn In My Pride”, “Bad Luck Blue Eyes Goodbye”) o en rugosos temas de blues pantanoso (“Black Moon Creeping”).
El sonido de The Black Crowes se basa en la magnifica voz de Chris Robinson (Muy influenciada por el Rod Stewart de los 70) y en los precisos “riffs” de su hermano Rich y del, por aquel entonces, segundo guitarra de la banda Marc Ford.
Este disco destila aires de clásico en cada corte, todas las canciones sugieren esa atemporalidad que transmiten los grandes temas de la historia del rock, y sorprende constatar la vigencia de este disco, 16 años mas tarde de su publicación.
“The Southern Harmony and Musical Companion” consolidó a The Black Crowes como una de las bandas mas importantes de su tiempo, una auténtica banda de Rock and Roll sin máscaras de ningún tipo que superando sus mas que evidentes limitaciones ha ofrecido algunos de los temas mas calientes y emocionantes de los últimos años a base de honestidad y buen hacer.
Realmente cuesta encontrar bandas con esta actitud en estos tiempos locos y artificiales que vivimos. Quizás sean Drive-By Truckers quienes mejor han sabido leer esa forma de hacer música.
The Black Crowes, tras una carrera con ciertos altibajos, han llegado hasta nuestros días entregando en este 2008 ese “Warpaint” que los ha vuelto a poner de plena actualidad.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Discos
Hacer un comentario

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress