Fin de siglo, la historia de Los Ramones

Domingo 30 abril 2017

End of the century, the story of The Ramones (2003)
Directores: Jim Fields, Michael Gramaglia
Intérpretes: The Ramones (Johnny, Dee Dee, Tommy, Joey, Marky, Richie & C.J. Ramone), Deborah Harry, Danny Fields, Joe Strummer, John Lydon, Glen Matlock

“Jamás volverá a haber un grupo de tarados que, como éste, sea capaz de sacar tanto partido de cuatro putos acordes”. Esta frase, leída hace siglos por el que suscribe en un fanzine de instituto, resume de forma bastante concisa la trayectoria de una de las bandas más legendarias en la historia de la música. Hablar de The Ramones (o Los Ramones, como prefieran) es referirse a un hito indiscutible del que casi todo buen aficionado a la música conoce algo, aunque en su momento no gozasen, curiosamente, del predicamento masivo que sí disfrutaron otras bandas de punk rock. Ni que decir tiene que resulta muy sencillo encontrar toneladas de información respecto a ellos, sobre todo gracias a la magia de Internet. Con tantas facilidades al alcance de un simple “clic” de ratón, podría decirse que un documental sobre una banda como esta carece de sentido o de interés, pero nada más lejos de la realidad.

End of the Century es ante todo una historia de marginalidad, y de cómo ésta puede forjar y destruir un mito de forma tan incomprensible como pasmosamente fácil. En semejanza a lo ocurrido con los Sex Pistols (este documental establece paralelismos ocasionales entre ambas bandas), la historia de los Ramones es la de cuatro gamberros vistos como escoria en potencia por los vecinos del barrio neoyorkino de clase baja en el que vivían, que terminaron subidos a un escenario por el simple hecho de querer divertirse, follar y arrearle una patada en los huevos a una sociedad mortecina que, tras la explosión musical de los 50 y 60, se definía por dos conceptos básicos: crisis y aburrimiento. Era una sociedad ciertamente parecida a la actual, amordazada por la incertidumbre, el miedo a lo políticamente incorrecto y atestada de música anodina procedente de grupos clonados unos de otros. En contraposición con el elegante rock progresivo (de moda por aquel entonces) y sus elaborados e interminables solos de veinte minutos, emergieron los Ramones como herederos directos de los Stooges o New York Dolls (por los que ellos sentían una gran admiración), con su repertorio de canciones cortas, contundentes y atronadoras en medio de una escenografía cochambrosa y pasada de rosca. Como se explica en el documental, era la misma puesta en escena que luego tomarían prestada muchas de las bandas más prominentes del punk británico como The Clash o los mismos Pistols, aunque estos últimos la llevarían hasta sus últimas consecuencias.

Estructurado parcialmente como homenaje a Joey Ramone, fallecido poco después de finalizarse el rodaje, End of the Century realiza un recorrido cronológico por la historia de una de las formaciones musicales más influyentes de las últimas décadas, partiendo desde las mismas raíces del punk rock. Como filme no tiene nada de revolucionario respecto a otros de su misma estirpe, y todo gira en base a las consabidas entrevistas a los miembros de la banda y a todos aquellos que tuvieron una relación importante con ellos. Nada nuevo bajo el sol, pero al menos está entretenido, no carece de ritmo y posee el atractivo añadido de poder ver grabaciones de conciertos y entrevistas del grupo, algunas de ellas inéditas. Además se trata de un filme nunca estrenado en España, aunque sí disponible en DVD (que en mi caso pillé en la biblioteca, en una edición importada de muy buena calidad, por cierto). En resumidas cuentas, una gran oportunidad para conocer a unos tíos para los que no saber tocar una mierda, lejos de ser un obstáculo, acabó por convertirse en seña de identidad en su carrera hacia la leyenda.

Facebook Twitter

Publicado por Leo / Archivado en:Cine
Hacer un comentario

El último Rey de Escocia

Sábado 29 abril 2017

El Ultimo Rey De Escocia
The Last King Of Scotland (2007)

Director: Kevin McDonald
Interpretes: Forest Whitaker, James McAvoy, Kerry Washington

El Ultimo Rey De EscociaConfieso que ir al cine me gusta cada vez menos; no sólo por el elevado precio de las entradas, que te desanima a arriesgar viendo cosas que lo mismo luego no te gustan nada, si no por el hecho de tener que aguantar no pocos imbéciles (el 99,99% de la población) y sus imbecilidades. Con los medios existentes hoy en día, capaces de convertir cualquier cuarto de casa en un cine en toda regla (con la ventaja añadida que es TU cine y es PARA TÍ solo), el acto de “ir al cine” tiene cada día menos sentido, al menos para mí.

No obstante, aún hay ocasiones en las que merece la pena acudir a la sala de cine “de toda la vida” para ver ciertas películas antes de que estén disponibles en DVD, y esta es una de ellas. El principal detalle por el que El último Rey de Escocia vale el precio de una entrada de cine tiene nombre propio y se llama Forest Whitaker. Me gustan las películas con actores capaces de todo en ellas hasta levantarlas por sí solos, por corrientitas que sean. Whitaker es uno de esos actores, y siempre me ha merecido mucho respeto. No solo es un actor cojonudo, si no que ha sabido labrarse una digna carrera en cine y TV (pese a algún zurullo de considerables proporciones). Y según cuentan quienes le han tratado, además es un tío amable y legal. Un tipo majo, vamos.

A estas alturas creo que no es necesario comentar que el amigo Forest está absolutamente fabuloso en esta historia, en la cual interpreta a un sátrapa que, de haber gobernado en algún país occidental en lugar de en la olvidada Uganda, hoy sería considerado sin duda como uno de los peores tiranos que el mundo ha conocido. Como en el caso de Jean Bédel Bokassa (otro “ilustre” olvidado en la galería de genocidas contemporaneos), en la afable y oronda figura de Idi Amin Dada la excentricidad (que no locura), la desmedida ambición de poder y la ausencia total de escrúpulos se unieron en una combinación explosiva que, como siempre, acabó pagando el pueblo. Aquí podremos acercarnos al autoproclamado “Último Rey de Escocia” a través del personaje de Nicholas Garrigan, un galeno recién licenciado (casualmente escocés) que llega a Uganda como cooperante y acaba convertido en médico personal del dictador tras una serie de rocambolescos sucesos.

El último Rey e Escocia es una más que interesante película. Insistimos en que lo mejor está en la genial interpretación de Forest Whitaker, clavada hasta en el acento que pone al hablar, y en la peculiar química que establece con su matasanos particular (James McAvoy, también bastante correcto). Pero afortunadamente la cosa no se queda ahí, y sin estar ante una obra maestra absoluta, el filme está rodado de forma muy aceptable y con un buen sentido del ritmo, hasta el punto de que las dos horas de metraje se pasan casi volando. El tinglado sólo flojea al principio, pero en seguida surge Idi Amin Whitaker para tomar las riendas con firmeza hasta el final. Ah, y si os gusta la música africana y los ritmos tribales, disfrutaréis de lo lindo con una banda sonora en la que, por cierto, Forest Whitaker también pone su granito de arena. Definitivamente este tío es un crack.

Coñe, y resulta que en la peli también sale ESTA SEÑORA. Y yo sin reconocerla…

Facebook Twitter

Publicado por Leo / Archivado en:Cine
Hacer un comentario

Segundo Premio

Viernes 28 abril 2017

Sentado esperando a que llames,
rezando por que des una señal,
los días cada vez van más despacio
y solamente puedo esperar.

Que vengas a explicar que todo ha terminado,
que tengas que decir que no me quieres ver.
Es imposible que hayas olvidado
lo que los dos podíamos hacer.

Y si esto que ha pasado
va a pasarnos otra vez,
y si todo ha sido en vano
no tienes que volver.

Mirando las paredes de este cuarto,
rezando por que vengas otra vez ,
y todo lo que habíamos hablado
es todo lo que vamos a perder.

Si nunca quise ser el único a tu lado,
si tuve miedo fue por que acabara así,
y todo el tiempo que he desperdiciado
se vuelve de nuevo contra mí.

Y si esto te hace daño,
si te puedo hacer sufrir,
ha servido para algo
al menos para mí.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Letras
Hacer un comentario

Desafinado

Jueves 27 abril 2017

Si usted dice que yo desafino, amor,
sepa que esto en mí provoca inmenso dolor.
Sólo los privilegiados tienen un oído igual al suyo;
yo poseo apenas lo que Dios me dio.
Si usted insiste en clasificar
mi comportamiento de antimusical,
yo, incluso mintiendo, puedo argumentar
que esto es “bossa nova”,
que esto es muy natural.
Lo que usted no sabe y ni siquiera presiente
es que los desafinados también tienen corazón.
Le fotografié con mi “Rolleiflex”
y se reveló su enorme ingratitud.
No podrá hablar así de mi amor,
es el mayor que usted puede encontrar, ¿lo oye?
Usted con su música olvidó lo principal
y es que en el pecho de los desafinados,
en el fondo del pecho late callado…
y es que en el pecho de los desafinados
¡también late un corazón!

Facebook Twitter

Publicado por jose / Archivado en:Letras
1 Comentario

El Amor Nos Destrozará

Miércoles 26 abril 2017

Cuando la rutina muerde fuerte
y las ambiciones son pocas
y el resentimiento pasea alto
Pero las emociones no crecen.
Y estuvimos cambiando nuestros caminos,
Tomando diferentes carreteras,
Entonces el amor, el amor nos destrozara de nuevo.

¿Porque esta el dormitorio tan frío
cuando me giro hacia tu lado?
¿Soy yo el que no está a la altura?
¿Se ha agotado nuestro respeto?
Aun hay ese atractivo
Que hemos mantenido a través de nuestras vidas,
El amor, el amor nos destrozará de nuevo.

¿Lloras cuando duermes?
¿se rebelan todos mis defectos?
Tengo un sabor en mi boca
mientras la desesperación me atrapa.
¿Es ésto algo tan bueno
Que simplemente ya no puede funcionar?
Cuando el amor, el amor nos destroce de nuevo

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Letras
1 Comentario

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress