Gozu

domingo 24 junio 2018

Gozu
Gokudo Kyofu dai-gekijo: Gozu (2003)

Director: Takashi Miike
Interpretes: Hideki Sone, Sho Aikawa, Kimika Yoshino…

Audition era una pelicula extraña, violenta, desagradable, impactante y original, muy original, dirigida por un tal Takashi Miike fue la primera carta de presentación en Occidente para el gran público de este controvertido director japones, pero no era ni de lejos su primera película, ni siquiera la primera presentada fuera de Japón, ya que desde finales de los 80 ha estado implicado en una cantidad inaudita de proyectos de variadas temáticas y técnicas, Miike empezo en el cine a las ordenes de Shohei Imamura con el que trabajo en varias peliculas y del que aprendió las tecnicas cinematográficas antes de dirigir su primera cinta, Topu! Minipato Tai , editada unicamente en video, hasta 1996 no estrenaria su primera película para salas comerciales, titulada Shinjuku kuroshakai.
Miike no es un director al uso, realiza peliculas por encargo de marcado caracter comercial pero también realiza films insólitos tremendamente bizarros y personales, a pesar de lo cual no se considera un verdadero autor tal como lo entendemos.
El incesante ritmo de producción de este director y la escasa distribución de su obra fuera de Japon hace complicado establecer una visión general sobre este autor, pero a tenor de la comentada “Audition” y de “Gozu”, la pelicula que comentaremos ahora, sin duda merece la pena estar pendiente de sus movimientos.
“Gozu”, estrenada en el 2003, es en principio una película de Yakuzas, un relato mas o menos convencional sobre tensiones y venganzas dentro de un clan mafioso de Tokio, que pronto se va complicando con elementos inauditos e insólitos que convierten la película en algo totalmente inclasificable pero altamente recomendable.
Ozaki (Sho Aikawa) es un jefe local de Yakuzas que convoca al jefe del clan para advertirle sobre una supuesta amenaza, cuando todos se reunen en una cafetería Ozaki alerta a los presentes sobre la presencia en el exterior del local de un “Perro Yakuza”, un pequeño chiguagua que según él está adiestrado para matar yakuzas, ante el estupor de lo presentes Ozaki lo aniquila brutalmente, golpeandolo repetidamente contra el suelo.
Convencidos de que Ozaki ha perdido la cabeza, el clan acuerda un conveniente “retiro” para lo cual encomiendan a Minami (Hideki Sone) que se deshaga de él en Nagoya.
En el viaje a Nagoya Ozaki desaparece misteriosamente tras ser dado por muerto, lo que llevará a Minami a iniciar una busqueda con resultados sorprendentes.
Gozu es una pelicula extraña hasta lo insólito, rozando el surrealismo en varias ocasiones, cercana en concepcion a algunas de las obras mas alucinadas de David Lynch o David Cronnenberg, una película ciertamente inclasificable, con elementos de cine de horror, de comedia y de drama psicologico, una película ciertamente divertida y sorprendente, con algunas secuencias de una brillantez simplemente genial.
Gozu quizás no tenga para el espectador occidental la misma categoria de Audition que en principio parece un proyecto mas serio que este, un proyecto mas “exportable”, aunque intuyo que el verdadero Takashi Miike habrá que buscarlo mas bien en producciones atípicas y extrañas como ésta, cargadas de violencia y demencia, me pongo inmediatamente tras la pista de “Ichi The Killer” y la trilogia de “Dead Or Alive” esperando que se confirme la genialidad de este inclasificable personaje.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Cine
4 Comentarios

Ryan Adams – Cold Roses

sábado 23 junio 2018

Ryan Adams
Cold Roses
2005

A Ryan Adams se le suele acusar de publicar demasiados discos, de sacar demasiado material, también se le echa en cara su falta de modestia, su desorbitado ego, estas razones a menudo enturbian una escucha sosegada de sus canciones, algo que resulta definitivamente injusto.
Parece que el favor de la crítica se perdió con aquel “Rock and Roll” que sin ser un disco desastroso no convenció a practicamente nadie, un disco que contenía algunos temas ciertamente mediocres y que dañó bastante la credibilidad del músico de Jacksonville.
Tras el notable esfuerzo de limpiar su imagen que fue “Love Is Hell”, Ryan Adams vuelve en este 2005 con el anuncio de tres nuevos discos bajo el brazo, este “Cold Roses” es el primero de ellos, un disco doble grabado junto a The Cardinals en el que se nos presentan un total de 18 canciones en las que aparecen todas las facetas de Ryan Adams, su lado eléctrico y rockero en temas como “Beautiful Sorta”, “Let It Ride” o “Cold Roses”, su lado mas folk y acústico en canciones como “Meadowlake Street” o la espléndida “Mockingbird” y apuntes de Country, de Pop o de Blues en otro puñado de temas mas. Definitivamente este no es un disco para escépticos, analizado friamente contiene todos los lastres que siempre se le han achacado, aunque si nos dejamos guiar solo por las canciones encontraremos aquí buenas razones para seguir rindiéndonos a su música.
Mas que por sus composiciones, Ryan Adams destaca como interprete, sus canciones buscan sin disimulo la inspiración en modelos clásicos bien conocidos, de los Byrds a Gram Parsons pasando por los Rolling Stones o Bob Dylan, pero su forma de presentar sus canciones, de forma honesta, sin limitarse nunca a un solo género hacen sus discos siempre ciertamente disfrutables.
La presencia de The Cardinals, un grupo especialmente creado para la ocasión, no esta limitada unicamente a aparecer en los créditos, este “Cold Roses” es en muchos sentidos un disco de banda, un disco que precisamente por eso recuerda a esos primeros discos de Whiskeytown tan celebrados y recordados.
Ryan Adams se encuentra en una incomoda tierra de nadie, entre el mainstream y el público independiente, sin llegar a unos ni convencer plenamente a otros, quizás él lo sabe y quizás también sabe que la única forma de mirar hacia delante es seguir confiando en si mismo y en sus canciones, mientras los discos que saque sean como este “Cold Roses” por mi parte no habrá ningun problema en que adopte esa actitud, aunque otros le tachen de arrogante.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Discos
3 Comentarios

La sombra del vampiro

viernes 22 junio 2018

Shadow of the vampire (2000)

Director: Edmund Elias Merhige

Intérpretes: John Malkovich, Willem Dafoe, Udo Krier, Cary Elwess, Catherine McCormack

la.sombra.del.vampiro

¿Hasta qué punto estaría dispuesto un director de cine a jugarse todo con tal de rodar una obra maestra? ¿Hasta que punto sería capaz de arriesgar el cuello, literalmente, por convertir las áridas frases de un guión en poesía en movimiento?

Estamos en el año 1921. En medio de la delicadísima situación política y económica de la Alemania inmediatamente posterior a la Primera Guerra Mundial, hay sin embargo un hombre que no piensa ni en política ni en economía. Se trata de Friedrich Wilhelm Plumpe, más conocido como F.W. Murnau, uno de los mejores cineastas alemanes del momento. Enfrascado en pleno rodaje de su último proyecto, Nosferatu, una versión sin licencia del clásico de Bram Stoker Drácula, Murnau busca conseguir la mejor y más realista película de terror de todos los tiempos. Por ello no vacila en contratar los servicios de un enigmático individuo llamado Max Schreck para que interprete al Conde Orlock (Drácula). Schreck proviene del teatro y se ha forjado como actor bajo los auspicios del método Stanivslawski, que incita a los actores a vivir sus personajes más allá del escenario. Por ello nadie se extraña demasiado al verle paseándose por ahí caracterizado y comportándose como el malvado Orlock. Sin embargo, este oscuro personaje esconde un terrible secreto: Schreck es un vampiro de verdad, dispuesto a cobrarse el precio de su extraordinaria y realista interpretación en la sangre de los miembros del equipo de Murnau y especialmente de Greta, la bella y repelente protagonista femenina de la cinta.

La sombra del vampiro es una  mezcla de “biopic” y ficción que husmea en los hechos que rodearon la tortuosa génesis de Nosferatu, película que estuvo a punto de desaparecer bajo el dedo acusador de la iracunda viuda de Bram Stoker, la cual solicitó, a través de una orden judicial, que todas las copias del filme fuesen destruidas al haberse rodado sin adquirir los derechos de la novela en la que se inspira. Por fortuna la orden no fue respetada y Nosferatu sobrevivió, encumbrando a Murnau y convirtiéndose en una obra maestra del cine. La sombra del vampiro realiza un retrato de la atormentada personalidad de un genio como Murnau,  haciendo además una reflexión sobre la locura de la creación cinematográfica y la búsqueda de la perfección. Plantea de paso una curiosa pregunta: ¿y si Max Schreck hubiera sido en realidad un vampiro? El actor alemán era de hecho un ser bastante misterioso y cerrado en sí mismo, y no sería de extrañar que en más de una ocasión alguien del equipo de rodaje se plantease seriamente esa posibilidad, habida cuenta de su peculiar forma de ser.

La idea de realizar La sombra del vampiro partió del guionista Steven Katz, quién hasta ese momento solo tenia en sus créditos el guión de un episodio de la serie televisiva De la Tierra a la Luna. Presentado el susodicho guión al popular Nicholas Cage, gran aficionado al cine clásico, éste se decidió a producirlo. La película se rodó en localizaciones de Luxemburgo y con un presupuesto de unos escasos ocho millones de dólares USA. Ello no fue obstáculo para que una serie de grandes estrellas de Hollywood como Willem Dafoe o John Malkovich aceptasen participar en el rodaje.

La cinta que nos ocupa se sustenta sobre cuatro pilares básicos. Los dos primeros son las interpretaciones de los dos protagonistas principales. Malkovich, excelente como siempre, encarna a un Murnau colérico y enloquecido por el cine, drogadicto y sexualmente ambiguo. Willem Dafoe está casi genial en la piel de Schreck / Orlock, irreconocible gracias al excelente trabajo del equipo de maquilladores, que constituye el tercer pilar. El restante pertenece a la estupenda fotografía obra del novato Lou Bogue. Oscura y siniestra, roza la perfección durante las escenas filmadas en blanco y negro.

Con todo, La sombra del vampiro también tiene sus peros, y el mayor de todos es el final. Alocadísimo y pasado de rosca, arruina la película casi irremediablemente. Hasta entonces el invento se sostiene bien, queda majo y tiene algún momento notable. Pero ese final no hay por dónde cogerlo, oigan. Si a eso le unimos la peligrosa tendencia a sobreactuar del bueno de Willem Dafoe, el resultado puede ser de chiste. La tarde en que acudí a ver la película, recién estrenada entonces, el comentario casi unánime entre los que estábamos en la sala (a todo esto entre risas) era “parece Chiquito de La Calzada, ¡jarl”. A buen entendedor pocas palabras bastan.

De todas maneras, esto no impide considerar La sombra del vampiro como una cinta interesante. Todo un homenaje a un momento de la historia en el que el cine era una labor de pioneros, casi de titanes, mezcla de ciencia de bata blanca y arte. Una labor muy alejada del carácter de negocio que ahora tiene, casi siempre, nuestro amado séptimo arte.

Hacer una película es como intentar escribir “Guerra y Paz” en el coche de choque de un parque de atracciones (Stanley Kubrick).

Facebook Twitter

Publicado por Leo / Archivado en:Cine
1 Comentario

Mejor Estar Tranquilo Ahora

jueves 21 junio 2018

Desearía que me hubieses dado un número
Desearía poder llamarte hoy
Solo para oír una voz
Tengo un largo camino por delante
Me voy muy lejos.

Si no conociese la diferencia,
vivir solo probablemente estaría OK
No seria estar solo.
Tengo un largo camino por delante
Me voy muy lejos.

Ocupar un montón de horas era fácil
cuando aun no te conocía,
las cosas que tengo que olvidar…
Pero mejor estar tranquilo ahora,
Estoy cansado de malgastar mi aliento
cargando con esto, sintiéndome mal.

Quizás tenga un problema,
pero eso no es lo quería decir.
Prefiero no decir nada.
Tengo un largo camino por delante
Me voy muy lejos.

Tuve un sueño en el que era un soldado
con la orden de desfilar
pero un soldado enemigo
me grita en la cara

Pero mejor estar tranquilo ahora,
Estoy cansado de malgastar mi aliento
cargando con esto, sin superarlo aun.
Me gustaría saber que estas haciendo.
Y por que quieres hacerlo así.
Aun no puedo cubrir la distancia
Tengo un largo camino por delante
Me voy muy lejos.
Tengo un largo camino por delante
Me voy muy lejos.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Letras
Hacer un comentario

Por favor, permíteme lograr lo que quiero

miércoles 20 junio 2018

Buenos tiempos para un cambio
Mira, la suerte que he tenido
haría que un buen hombre
se volviese malo

Así que por favor, por favor, por favor
pérmíteme, permíteme, permíteme
permíteme lograr lo que quiero
por esta vez

No he tenido un sueño desde hace mucho tiempo
Mira, la vida que he tenido
haría que un hombre bueno se volviese malo

Así que por una vez en mi vida
permíteme lograr lo que quiero
Dios sabe que sería la primera vez
Dios sabe que sería la primera vez

Facebook Twitter

Publicado por jose / Archivado en:Letras
2 Comentarios

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress