Canciones Perfectas (VI): Mother

Jueves 21 septiembre 2017

Tras la separación de los Beatles en 1969, y tras algunos trabajos experimentales con su mujer Yoko Ono, John Lennon se embarcó en la grabación de los temas del que habría de ser su primer álbum en solitario, ese “John Lennon / Plastic Ono Band” que ya forma parte de la historia como uno de los discos mas estremecedores jamas grabados.
John Lennon arrastró toda su vida el trauma de la muerte de su madre Julia, atropellada por un policía borracho cuando el tenia 17 años, y en esta época, animado en parte por Yoko, inició una terapia psicológica con el doctor Arthur Janov. Una terapia llamada “Primal Therapy” consistente en llegar a la “realidad” del individuo a través de exteriorizar todos sus traumas, “desnudando” de esta forma al sujeto.

“Mother” es el estremecedor resultado de esa terapia, una canción donde John Lennon exorciza el peor de sus demonios: La muerte de su madre. El comienzo de la canción, con esa letanía de campanas, simboliza la disolución y muerte de su anterior banda y simboliza también la voluntad de romper definitivamente con el pasado. Lennon llegó a decir que su etapa con el doctor Janov era mas importante que todos los años pasados junto a los Beatles.
“Mother” se grabó en los estudios Abbey Road de Londres con Ringo Star a la batería y Klauss Voorman al bajo, se da la circunstancia de que Voorman, reconocido ilustrador, fue quien diseñó la portada del “Revolver” de los Beatles. El tema fue grabado de forma minimalista, con una instrumentación austera en la que destaca en un primer plano la voz de John Lennon desgranando esas desarmantes confesiones sobre la perdida de sus padres: “Madre, tu me tuviste, pero yo nunca te tuve a ti, te necesitaba pero tu nunca me necesitaste, así que tengo que decirte adiós”. La canción termina con esos estremecedores “Mama Don´t Go” que se van transformando en un grito desesperado hacia el final de la canción.

Conociendo el trasfondo psicológico y las circunstancias que rodearon esta grabación, “Mother” resulta aún mas impresionante en cuanto nos muestra a un hombre, desprovisto de cualquier disfraz o artificio, haciendo frente a sus monstruos.
Este “John Lennon / Plastic Ono Band” contenía aparte de este “Mother” otra buena colección de canciones en el mismo tono confesional y descarnado como “Isolation”, “Working Class Hero”, “Well Well Well” o “God”.
En definitiva, un tema que es una autentica obra maestra dentro de un disco ejemplar, el punto culminante de la carrera en solitario de John Lennon, una carrera cargada de altibajos.

Mother

(clock chiming)
Mother, you had me but I never had you,
I wanted you but you didn’t want me,
So I got to tell you,
Goodbye, goodbye.
Farther, you left me but I never left you,
I needed you but you didn’t need me,
So I got to tell you,
Goodbye, goodbye.
Children, don’t do what I have done,
I couldn’t walk and I tried to run,
So I got to tell you,
Goodbye, goodbye.
Mama don’t go,
Daddy come home.
Mama don’t go,
Daddy come home.
Mama don’t go,
Daddy come home.
Mama don’t go,
Daddy come home.
Mama don’t go,
Daddy come home.
Mama don’t go,
Daddy come home.
Mama don’t go,
Daddy come home…

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Canciones
1 Comentario

Confesiones de Leonard Cohen

Miércoles 20 septiembre 2017

-“…entonces lo que quería era ser un héroe tipo Superman o Capitán Trueno”.

-“El caso es que me dispuse a viajar a Nashville, pero en el camino pasé por Nueva York y entré en contacto con el movimiento que formaron Joan Baez, Bob Dylan y demás. Empecé a escribir mis canciones”.

-“Yo era al menos diez años mayor que toda aquella gente. ¿Rebelde? No, siempre tuve la sensación de que ninguna de aquellas causas era lo suficientemente radical. Me parecían limitadas a modelos establecidos, y yo luchaba contra cualquier modelo”.

-“…¿podían pensar los hippies que serían objeto de ridículo para una generación? ¿Con lo autoconscientes y orgullosos que estaban de haber dado pasos valerosos y seguros para encontrarse a sí mismos dentro de una sociedad inamovible? ¿Con los riesgos, las opciones, la marihuana que fumaron, el ácido que consumieron? ¿Pensaron alguna vez que se mofarían de ellos, como si fueran dibujos animados? No. Y así es, con cada generación. Hay un dicho: “Aquel que se casa con el espíritu de su generación será viudo en la siguiente””.

-“Creo que el ser humano debe defender sus creencias contra viento y marea. Cualquiera que sea la postura que él cree que debe adoptar debe hacerlo. Si cree que debe luchar debe hacerlo y si cree que debe esconderse también. Esa es mi postura política; pura cuestión de supervivencia”.

-“Hubo un momento, concretamente en la época que estuve en Cuba, en que declaré que estaba profundamente interesado por la violencia. Luego, cuando pude comprobar lo que era, decidí que quería evitarla a todo precio”.

-“Mucha gente dice que no sé cantar. Y he considerado estas opiniones muy seriamente. Hubo un tiempo en que llegué a la conclusión de que no sabía cantar, pero que sabía hacer otra cosa, llámalo cantar o como quieras, pero hay algo en la voz que es verdadero y que es auténtico. Y así continué”.

-“Tuve problemas con “The Partisan”en Madrid, se suponía que tenía que grabarla en un estudio de televisión. Llegué alli, y me encontré con que habían preparado un decorado y habían contratado cuatro muchachas en minifalda… tenían que cantar la canción y yo moverme entre el decorado… Le dije al productor que yo no podía trabajar bajo esas condiciones. No creía apropiado tener a esas muchachas.., que por otro lado eran preciosas, que les pedía disculpas, pero que no podía cantar de esa manera. El productor me dijo que “o cantaba en este decorado o que no cantaba”. Me fui y no canté”.

-“En nuestro tiempo, ciertos mecanismos espirituales que eran útiles se abandonaron y olvidaron. Redención, arrepentimiento, resurrección. Todas esas ideas se tiraron por el inodoro. La gente desconfía de la religión y de todos los mecanismos redentores que son útiles”.

–Sobre el disco “Death Of A Ladies’ Man”
-“No puedo soportar el oírlo. Lo odio. Pero hay algo sobre esto que no quiero reconocer. Quizás es bueno, pero no es algo que comprenda. Fue un experimento no sé ni como entré en esto… es decir… te encuentras en ciertas situaciones y para cuando te quieres dar cuenta no sabes cómo has llegado a ellas”.
–En una entrevista que te hicieron en “Rolling Stone”, tu decias sobre Phil que “él no quería ninguna otra sombra en su oscuridad”…
-“No lo he visto desde que salió el disco. No lo vi cuando se hicieron las mezclas. El se llevaba las cintas de cada sesión a su casa. Tuve la oportunidad de confiscar legalmente las cintas y poder remezclar todo de nuevo, pero tampoco lo podía hacer porque era su música de todas maneras. Nunca debí hablar con Phil, fue una equivocación”.

-“Mi voz empezó a cambiar hacia el ‘82. Se ha hecho más profunda con los años y parece que seguirá ese camino. Pensaba que era por los 50 mil cigarrillos y varias piletas de whisky. Pero dejé de fumar hace algunos años y se sigue profundizando”.

-“”If It Be Your Will” realmente es una plegaria. Y “Hallelujah” tiene ese sentimiento. Muchas otras: “Dance Me to the End of Love”, “Suzanne”. Me gusta la música de las iglesias, las sinagogas, las mezquitas”.

–Es difícil de creer que descarte versos…
-“La cuestión es que antes de descartarlo tengo que escribirlo. Los versos malos toman tanto tiempo de escritura como los buenos. Como se dijo alguna vez, es tan difícil escribir una mala novela como una buena novela. No puedo descartar un verso antes de escribirlo porque la escritura del verso produce las delicias o intereses o facetas que atraparán la luz”.

-“Creo que las canciones son, en primer lugar , para el cortejo. Para encontrar a tu compañero. Para cosas profundas. Para conjurar el amor, para curar noches rotas, y para ser el acompañamiento central en los retos de la vida”.

-“Las canciones siempre significan algo para alguien. La gente seduce, encuentra a sus esposas, tiene hijos, lava los platos; la gente vive el día a día, y los acompañan canciones que podemos encontrar insignificantes. Pero su significado se afirma por ellos. Siempre va a existir alguien que afirme la importancia de una canción al tomar una mujer entre sus brazos, o al pasar la noche. Eso dignifica a las canciones. Las canciones no dignifican la actividad humana. La actividad humana dignifica a las canciones”.

-“La respuesta más particular puede ser la más universal”.

-“Cuando todo te falla, cuando no encuentras una salida ni siquiera en la religión, el amor se convierte en un clavo ardiendo al que aferrarse”.

-” Simplemente me gano la vida, educo a mi hijo, trato de hacer mi trabajo lo más claro y mejor que puedo, trato de no hacer daño a nadie. Es lo que puedo hacer, yo no tengo una estrategia, o un plan para hacer las cosas mejor…”.

-“Aún espero cosas de la vida. Pero las espero de la misma manera que espero flotar cuando entro en el Océano. Si entras correctamente en el agua, no te hundirás. Lo mismo que en la vida, si entras correctamente… bueno, hay veces que tragas un poco de agua, pero hasta que mueres, el Océano te soporta perfectamente, y la vida te soporta perfectamente también”.

-“Entré en el monasterio después de publicar mi último disco, en 1993. Me acercaba a los 60 años y mi viejo profesor y gran amigo (el maestro Roshi) estaba a punto de cumplir los 90. Pensé que no le quedaba mucho tiempo, que tal vez a mí tampoco, y creí que era el momento de reforzar mi unión con él, de estudiar más a fondo sus enseñanzas. Entonces me hice monje. No fue porque estuviera buscando otra religión, no; yo estoy contento con mi propia religión. La vida allí arriba no es una vida religiosa, sino de trabajo duro y de estudio”.

-“No buscaba una elevación espiritual, sino una solución a la presión de mi vida, y me daba igual si eso pasaba por la religión, la cocina o la filosofía. Pero no conseguí entender el concepto budista, me canso intentándolo”.

-“Después de un cierto período, empecé a sentir que mis conocimientos habían llegado a un punto determinado y tuve una revelación: me di cuenta de que no tengo talento para los estudios de religión. No creas que me sentí contrariado, sino aliviado, relajado: ya no tenía que estudiar más”.

-“…Yo nunca he sabido realmente de dónde viene mi estado depresivo, pero tiene que ver con un alejamiento de mí mismo. Ha sido el motor, el mecanismo determinante que me ha hecho tomar toda actitud en la vida: he vivido tratando de evitarla, de escapar de ella, de entenderla, de manejarla”.

-“He buscado en todas partes, en la Cienciología, en el Zen, en el sexo, en las drogas, pero ninguna de esas actividades me proporcionaba el equilibrio que buscaba. Así, hasta que dejé de buscar”.

Al fin parece que encontró el equilibrio en su vida. Quizás no sea más que una parada en una tranquila estación del camino. Si el tren vuelve a ponerse en marcha siempre habrá pasajeros esperando para subir.

Facebook Twitter

Publicado por jose / Archivado en:Revisiones
Hacer un comentario

Magin Blanco – Ella

Martes 19 septiembre 2017

Magín Blanco
Ella
PAI-Casa de Tolos – 2006

Magín Blanco apenas es conocido fuera de Galicia, y en Galicia tampoco demasiado pero sí que tiene un grupo de fieles a los que ha conquistado con los anteriores discos como lider del grupo ‘La Rosa’ y sus actuaciones. Con esta formación ha editado cuatro discos, ‘La Rosa’ (1989), ‘Tren de Azucar’ (1990), ‘El sueño del camaleón’ (1992) y ‘En El Arco Iris’ (1994) y en todos ellos encontramos al menos tres o cuatro GRANDES canciones. Las influencias en su música van del folk-rock al pop o rythm&blues, Bob Dylan, Neil Young, Keith Richards o Lucinda Williams. El motivo de su falta de éxito tendríamos que buscarlo seguramente en la nula promoción de sus trabajos y en el descontento que ha ido acumulando por tropiezos continuos, malas producciones, falta de entendimiento con las casas de discos, en fin, una de tantas historias de gente con gran valía que no llega a conocerse, madera de gran calidad que se queda en la carpintería por falta de un ebanista que sepa trabajarla. Sigue viviendo en Rúa Petín (Ourense) como carpintero, aunque nunca ha dejado la música, y desde el último disco ha seguido colaborando con otros músicos, grabando diversas maquetas o actuado en el Felipop.
El motivo por el que vuelve a ser actualidad es la edición de un nuevo álbum, esta vez bajo su nombre. Comenta en una entrevista al ‘Ruta 66′ que lo ha hecho como regalo para ”Ella’. Y bendita sea esa Ella que lo ha inspirado y ha hecho que decida grabar un nuevo trabajo porque el regalo es también para nuestros oídos. Al fin cuenta con una producción que está a la altura que se merece, a cargo del ex-‘Siniestro Total’ Segundo Grandío. Destaca especialmente también, entre los músicos que participan, Pepe Losada, contribuyendo al mágico sonido con sus guitarras acústicas, lap steel, dobro y coros.
Este álbum está repleto de buenas canciones. Después de múltiples escuchas me gustan practicamente todas (saltando con frecuencia el último recitado), pero me suelo quedar con la primera impresión, y es esta la que quiero comentar: al empezar a escuchar el cd pensaba “esto está muy bien, pero para mi gusto tiene un sonido excesivamente limpio, demasiado cercano al pop comercial, muy buenos músicos, muy buenas canciones”, pero la personalidad se quedaba sólo en su voz, en las letras y algo más pero que no acababa de saber muy bien qué… hasta llegar a la quinta canción… ‘Ella’, por fin una canción en la que todo está en su sitio, sonido, instrumentos, producción, letra, melodía, perfecta, y que no cansa por más veces que la escuches. Y a partir de aquí todas las demás convencen por su exquisita sensibilidad, por encontrar el camino directo al corazón, con un estilo mucho más personal, original, cargadas de múltiples influencias pero que sirven para realzar la sencillez, crear y enriquecer un mundo propio que rebosa talento y respira genialidad. ‘Dolores’, ‘Cuando mi voz’ , ‘Vuela palomita’ (acompañado magistralmente por la ex-‘Vainica Doble’ Gloria Van Aersen) o ‘Veño ou vou?’ (en gallego, con la acertada participación de la cantante Uxía), todas ellas son canciones que convencen, cargadas de magia y encanto, canciones que duele que queden en el olvido y que hacen desear a su autor que siga con esta inspiración y que no tarde tanto tiempo en ofrecernos otra gran obra.

Facebook Twitter

Publicado por jose / Archivado en:Discos
Hacer un comentario

El Fin De La Radio

Lunes 18 septiembre 2017

¿Funciona esta cosa?
¿Puedes oírme ahora?
¿Estamos en el aire?
¿Funciona esta cosa?
test, test, test, test, test…
¿Puedes oírme ahora?

Mientras llegamos al cierre de nuestro día de emisión
esta es mi transmisión de despedida
firmada por
El señor y la señora América, y todos los barcos en el mar
cualquiera en el alcance del sonido de mi voz
tengo 50000 Vatios de poder
Quiero ionizar el aire
Este micrófono convierte el sonido en electricidad
¿Puedes oírme ahora?
Afuera en la ruta 128, la oscura y solitaria
Tengo mi radio encendida
¿Puedes oírme ahora?
¿Puedes oírme ahora?
¿Puedes oírme ahora?
¿Puedes oírme ahora?
Es el fin de la radio

Y ese tambor
ese redoble
significa que tenemos un ganador
si tu eres el quinto en llamar
o cualquiera que haya llamado…

Bienvenido a mi top ten
Quiero agradecer a nuestro patrocinador
pero… no tenemos patrocinador
no si tu fueses el ultimo hombre sobre la tierra
Ella estaba preparada para probarlo
esta va para una chica especial
pero… no hay chicas especiales

Es el fin de la radio
El ultimo comentarista pone el ultimo disco
El ultimo vatio abandona el transmisor
rodea el globo buscando un oyente
¿Puedes oírme ahora?
¿Puedes oírme ahora?
¿Puedes oírme ahora?

¿Es realmente una emisión si nadie recibe?
Es el fin de la radio
Mientras llegamos al cierre de nuestro día de emisión

Tengo mi radio encendida
¿Puedes oírme ahora?
¿Puedes oírme ahora?
¿Puedes oírme ahora?

Esta es la prueba
Si esto ha sido una emergencia real
hey, hey, esta es una jodida emergencia real

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Letras
1 Comentario

Lou Reed – Transformer

Domingo 17 septiembre 2017

Lou Reed
Transformer
RCA 1972

Cuando The Velvet Underground decidieron separarse aún no se tenía la perspectiva suficiente para ver hasta donde llegaría la influencia de la banda de Nueva York, hoy considerada uno de los pilares del rock moderno, y todos sus miembros iniciaron caminos paralelos sin detenerse demasiado a contemplar lo que habían hecho. Lou Reed fue el primero que inició su etapa en solitario, cosa poco extraña si consideramos que el peso compositivo en la Velvet recaía casi siempre sobre él.
Tras un primer disco bastante irregular titulado simplemente “Lou Reed” quedó bastante claro que las intenciones de Reed no pasaban por revivir la experimentación de vanguardia de su anterior banda, aunque con este disco tampoco se intuía claramente la dirección que deseaba imprimir a sus composiciones, si es que en realidad quería imprimir alguna (cosa que aún hoy es una incógnita).
El caso es que su segundo álbum en solitario, titulado “Transformer” si que iba a suponer un tremendo shock para todo aquel que creyese conocer al músico ya que supuso, nunca mejor dicho, una transformación casi total.
Mucho se ha escrito sobre la amistad entre Lou Reed, Iggy Pop y David Bowie, relaciones descritas muchas veces basandose mas en suposiciones que en las propias declaraciones de sus protagonistas, sin entrar aquí en estos detalles el hecho es que David Bowie participó activamente en la “transformacion” de Lou Reed, actuando como productor de este disco y prestando para la ocasión los servicios de su guitarrista de Marte, el señor Mick Ronson.
El toque de Bowie en “Transformer” es mas que evidente, son numerosas las referencias a los discos mas determinantes del músico britanico, principalmente marcadas por los incendiarios riffs de Ronson en temas como “Vicious”, “Andy’s chest” o “Hangin’ Around” aunque sería totalmente injusto otorgar todo el merito de un disco tan determinante como este a la colaboración de Bowie y Ronson.
“Transformer” contiene algunos de los temas mas populares y míticos de Reed, temas perfectamente reconocibles como “Satellite of Love”, “Perfect Day” o la archipopular “Walk on the Wild Side”, temas autenticamente únicos y legendarios que situan a este disco entre lo mejor del musico neoyorquino a pesar de que para la crítica este siempre ha sido un disco un peldaño por debajo de obras posteriores como “Berlin” (1973), “Coney Island Baby” (1976) o “The Blue Mask” (1980).
Lou Reed establecía aquí claramente sus señas distintivas como compositor, señas que irían siempre mas allá de cualquier mutación que pudiese sufrir su música a lo largo de los años, (que fueron muchas y muy drásticas), Reed trataba aquí ya temas como la drogadicción, la prostitución o la homosexualidad retratando estampas ultrarealistas de personajes y situaciones marginales de una forma que solo él ha podido canalizar, la forma tan peculiar de acercarse a estos temas y a otros igualmente espinosos es un rasgo que ha mantenido a lo largo de toda su carrera, completando una inigualable colección de estampas de su tiempo, Reed es sin duda, junto a Bob Dylan, el mejor retratista de su época, uno de los mejores compositores de la historia del rock.

Facebook Twitter

Publicado por Luis / Archivado en:Discos
1 Comentario

2003-2014 Computer Age. Blog powered by Wordpress